Vitex agnus-castus, el arbusto medicinal más decorativo

Si hay un arbusto o pequeño árbol que produzca una gran cantidad de flores sin necesidad de recibir muchos cuidados ese es el Vitex agnus-castus. Con una altura máxima de cinco metros, es perfecto para utilizar como seto, ejemplar aislado o incluso para cultivarlo en maceta.

Queda de maravilla en cualquier rincón, y eso… eso es asombroso 🙂 . ¿Te apetece conocerlo más en profundidad?

Características del Vitex agnus-castus

Nuestro protagonista es un arbusto o pequeño árbol nativo del Mediterráneo conocido por los nombres comunes vitex, árbol casto, pimiento de los monjes, sauzgatillo o sauce gatillo, y por el científico Vitex agnus-castus, Crece de forma natural a orillas de los ríos, llegando a alcanzar una altura de 5 metros.

Su copa está muy ramificada y es muy densa, formada por hojas digitadas compuestas por 5-7 foliolos lanceolados, de color verde. Las flores aparecen en racimos terminales, y son de color azul o rosa. Una vez son polinizadas, comienza a madurar el fruto, que es pequeño, con forma redondeada y de color negro.

¿Cómo se cuida?

Si te apetece tener un ejemplar en tu hogar, apunta estos consejos:

Ubicación

El Vitex agnus-castus tiene que colocarse en el exterior, a pleno sol. Puede estar también en semisombra, pero es importante que la zona donde se ubique sea luminosa, ya que no crece bien en lugares sombríos.

Suelo o sustrato

Es indiferente, pero es importante que tenga buen drenaje, sobretodo si se quiere cultivar en maceta. En el caso de que no lo sea, se puede mezclar con perlita, bolas de arcilla, arena de río, o similares para minimizar el riesgo de pudrición radicular.

Riego

La frecuencia de riego variará dependiendo de si está en el suelo o en maceta y del clima, pero por lo general se debe regar 2-3 veces por semana en verano y 2/semana el resto del año.

Abonado

Desde primavera hasta finales de verano es muy recomendable abonar con abonos orgánicos, como guano o humus de lombriz. En el caso de estar en tierra, se podrán usar abonos en polvo, pero si está en maceta será mejor usar los líquidos para no dificultar el drenaje del agua.

Si vives en una zona con clima suave, sin heladas o muy suaves (de hasta los -2ºC), puedes abonar también en otoño.

Época de plantación o trasplante

La mejor época para pasarlo al jardín o a una maceta mayor es a finales de invierno, cuando las temperaturas empiezan a subir de los 15ºC.

Poda

Se tiene que podar en primavera, eliminando las ramas secas, enfermas o débiles y aquellas que hayan crecido demasiado.

Multiplicación

Si quieres tener nuevos ejemplares, puedes sembrar sus semillas directamente en semillero con fibra de coco en primavera. El tiempo de germinación es de mes-mes y medio.

Plagas y enfermedades

Es muy resistente. El único problema que podría tener es que sus raíces se pudrieran por el exceso de humedad.

Rusticidad

Soporta el frío hasta los -4ºC.

Usos y propiedades del Vitex agnus-castus

Esta preciosa planta tiene muchos y muy variados usos, que son:

Ornamental

Como comentábamos antes, es una muy interesante planta de jardín que también se puede usar para decorar patios, terrazas e incluso balcones si se la va podando regularmente. Sus bellas y olorosas flores son muy decorativas, así como la forma de sus hojas, tan poco comunes.

Medicinal

Al hablar del Vitex agnus-castus tenemos que hablar, obviamente, de sus propiedades medicinales. Las mujeres con trastornos del síndrome premenstrual pueden tenerla como aliada para reducir el dolor y las molestias que acompañan a este problema.

Si bien no se conoce bien cómo funciona, sí se ha podido averiguar que disminuye la hormona conocida como prolactina, lo cual influye en los niveles del estrógeno en las mujeres, y también en los de la testosterona en los hombres.

Así pues, se puede usar en cualquiera de estos casos:

  • Síndrome ovárico poliquístico (SOP)
  • Síndrome premenstrual
  • Fibroide uterino
  • Menopausia
  • Infertilidad

Sus propiedades son:

  • Hojas: aromáticas, vermífugas, analgésicas, antiparasitarias.
  • Raíces: tónicas, febrífugas, expectorantes, diuréticas.
  • Frutos: son emenagogos, es decir, estimulan el flujo sanguíneo en el área de la pelvis y el útero.

¿Cómo se usa?

Para poder aprovecharla hay que cortar los últimos diez centímetros de las hojas y tallos superiores, o las flores y semillas maduras. Luego, puedes decocerlas, preparar tinturas, jarabes, elixires o, simplemente, puedes consumirlos directamente.

¿Tiene alguna contraindicación?

No se recomienda seguir un tratamiento con esta planta durante el embarazo, ya que podrían surgir complicaciones. También se podría experimentar, aunque no suele ser lo común, dolor o malestar gastrointestinal y erupciones cutáneas leves con picazón.

Además, siempre, en caso de duda, hay que consultar con un médico, pues aunque se trate de una planta inofensiva, no tóxica, cada cuerpo es un mundo y lo que a ti te puede funcionar, a otra persona puede sentarle mal.

Y con esto terminamos. ¿Qué te ha parecido esta planta? ¿Te animas a tener alguna en tu patio o jardín?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *