¿Cómo cuidar las zinnias en maceta?

zinnias en maceta

Las zinnias, o flores de papel, son una de las plantas anuales más populares y fáciles de cultivar. Sus alegres florecitas, parecidas a las dalias, son perfectas para cultivar en macetas y jardines. Muchas personas se preguntan si los cuidados de las zinnias en maceta cambian con respecto al suelo.

Por ello, vamos a dedicar este artículo a contarte cuáles son los cuidados de las zinnias en maceta y qué aspectos debes tener en cuenta para que crezcan correctamente.

Cuidados de las zinnias en maceta

cuidados de la flor de papel

En primer lugar, lo más interesante de las zinnias son sus flores, por lo que hay que saber que florecen en primavera hasta que empiezan los meses más fríos. Por lo tanto, las zinnias son las mejores plantas para ambientes cálidos. Debes buscar zonas luminosas del jardín que estén resguardadas del viento. Por supuesto, si bien requieren mucha luz, no deben exponerse directamente.

En cuanto al sustrato, se puede utilizar uno universal, pero se recomienda uno específico para plantas con flores. Además, use un fertilizante hecho específicamente para plantas con flores para ayudar con la floración.

Un aspecto clave de su cultivo es la exposición a la luz solar. Es una planta a la que le gusta la luz y las temperaturas cálidas. El rango de temperatura ideal para las zinnias está entre 15ºC y 25ºC. Aunque soporta semisombra, necesita estar expuesta a la luz directa del sol durante al menos 6 a 8 horas.

Riego y fertilización

cuidados de las zinnias en maceta

En cuanto a la tierra, necesitan un sustrato ligero. El riego variará dependiendo de si es en macetas, que debe ser continuo cada 2-3 días, o en el suelo, que puede ser más espaciado en el tiempo. Una señal que puede indicar que una planta necesita más agua es que empieza a perder las hojas.

Si hace mucho calor, agradecerá un riego extra, pero no demasiado. Si la maceta se sumerge, puede provocar la pudrición de la raíz y provocar la muerte de la planta. La forma adecuada de regar una zinnia es evitar mojar sus hojas y flores, ya que esto puede hacer que se marchiten prematuramente. Cuando comiencen a hacer esto, tendrán que ser eliminados.

Durante la época de floración se debe aplicar un abono especial para plantas con flores cada 15 días.

Las zinnias son fáciles de propagar por semilla en primavera. Las semillas se cosechan una vez que las flores comienzan a pudrirse, debes esperar hasta que los pétalos estén completamente secos antes de quitar las semillas. Verás como adquieren un tono oscurecido. Puede almacenarlos durante 2 años en la oscuridad y sin humedad.

Cultivo de las zinnias en maceta

flor de papel en maceta

Si deseas sembrar zinnias, debes hacerlo a principios de la primavera. Para ello, humedece el sustrato del semillero y espolvorea las semillas sobre él. Luego, cubres con más sustrato y agua. Estos germinarán en unos 8 a 12 días, dependiendo de la temperatura ambiente. Ese será el momento perfecto para trasplantarlas a su ubicación definitiva, ya sea en macetas, macetas, o en el jardín.

Las zinnias no necesitan macetas muy grandes, aunque variará en función de la variedad elegida. Cultivar variedades enanas no es lo mismo que cultivar zinnias gigantes de California.

Lo primero que debes hacer al plantar zinnias es preparar las macetas y tapar los agujeros con algunas tejas rotas para evitar la pérdida de tierra. Así también nos aseguraremos de que el sustrato que pongamos en la maceta drene bien. Puedes cultivar diferentes variedades juntas para crear composiciones muy coloridas.

Plagas y enfermedades

Las zinnias son susceptibles a diversas enfermedades fúngicas y, una vez que ocurren, no existe cura para la planta infectada. Un suelo bien drenado en el que crecen las plantas es la mejor medida preventiva. Tampoco las plantes amontonadas entre sí, pero deja espacio entre ellas para que el aire pueda circular libremente entre el follaje. Nunca riegues las zinnias mojando las partes aéreas, use un gotero si es posible, y si no, riega de manera que el agua caiga directamente sobre la base de la planta.

Si tienes que eliminar una planta enferma, ni siquiera pienses en tirarla al contenedor de compost. El compostaje de plantas enfermas puede propagar enfermedades. Los especímenes enfermos deben desecharse.

Las zinnias no son inmunes a ciertos ataques de insectos: algunos de ellos son mineros, pulgones, ácaros o escarabajos.

Características y aspectos a tener en cuenta

Son una de las especies más coloridas y hermosas. Se pueden cultivar en el jardín o incluso dentro de la casa en áreas bien iluminadas. Es una planta originaria de México, y si bien suele cultivarse como anual, lo cierto es que es una perenne que puede durar varias temporadas en climas libres de heladas. Nuestra protagonista tiene otros nombres dependiendo de la ubicación, es posible que la hayas escuchado como Flor de papel o Rosa misteriosa.

Las plantas no son muy grandes, e incluso en las mejores circunstancias es normal que no lleguen a los 90 cm de altura. Las hojas son ovaladas, de color verde oscuro y ásperas al tacto. Pero incluso como planta enana, sus hermosas flores la convierten en la favorita de muchos jardineros. Especialmente porque son de colores tan brillantes, traen alegría al jardín desde finales del verano hasta el otoño.

Las zinnias florecen desde la primavera hasta el otoño. Durante este tiempo, son omnipresentes en los mostradores de las guarderías y llaman la atención por sus intensos tonos de amarillo, rojo, rosa e incluso blanco. Si necesitas una planta para decorar el interior de tu hogar para una ocasión especial, las zinnias son una elección perfecta. No te olvides de sacarlo al aire libre después de unos días porque en realidad es mejor allí.

En el jardín tienes muchas posibilidades. Si no tienes suficiente espacio, una sola muestra será el centro de atención del otoño. Pero si cuentas con mayor espacio, puedes plantar un grupo grande en un macizo de flores.

Puedes comprar tus primeras zinnias en un vivero, luego recolectar las semillas y guardarlas para otra temporada, ya que son fáciles de propagar a partir de semillas. Generalmente son plantas de bajo mantenimiento, aunque son susceptibles a ciertas enfermedades y problemas de plagas, como hemos visto anteriormente.

Las zinnias crecen y prosperan a pleno sol y prosperan en muchos tipos de suelo siempre que drene bien. Si el suelo es arcilloso, pesado y húmedo, las raíces se pudrirán fácilmente. Si siembra semillas de zinnia, hazlo en un suelo arcilloso y arenoso cuando ya no sea probable que se produzcan heladas.

En regiones más cálidas como el Mediterráneo, donde las heladas no son un problema, las semillas de zinnia se siembran una vez que las temperaturas nocturnas superan los 10ºC. Otra opción es sembrar semillas de zinnia en el interior para una protección adicional contra accidentes en caso de que haga frío o heladas una noche.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre los cuidados de las zinnias en maceta y sus necesidades.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.