3 insecticidas ecológicos para tu huerto

Para el ámbito de la jardinería y la agricultura y, en general, para el cuidado de las plantas a veces son necesarios los insecticidas para evitar las posibles plagas que las ataquen. Existen muchos tipos de insecticidas en el mundo, sin embargo, los insecticidas son potentes contaminantes del agua cuando se filtran y también pueden dañar a la planta si su concentración es excesiva.

Para evitar este tipo de problemas y dañar al medioambiente, existen insecticidas ecológicos. Estos se caracterizan por tener un efecto más neutro sobre el medioambiente y no contaminar las aguas. ¿Quieres saber cuáles son estos insecticidas ecológicos y que características y funciones tienen?

Insecticidas ecológicos

Como he mencionado antes, los insecticidas ecológicos son menos contaminantes y no dañan al medioambiente puesto que su origen es natural. Cuando hablamos de huertos ecológicos o agricultura ecológica siempre nos referimos a la práctica y producción de frutas, verduras y plantas ornamentales de una manera no ofensiva con el medioambiente. Es por eso que empleamos los insecticidas ecológicos.

¿Qué tipos de insecticidas hay? Pues bien, existen numerosos insecticidas ecológicos y otros que nosotros mismo podemos crear a partir de objetos o productos caseros.

Aceite de verano

aceite de verano

El primero es el aceite de verano. Se trata de un formulado que contiene únicamente aceites parafínicos que son totalmente respetuosos con el medioambiente. Además, tiene la ventaja de que, al tener gran pureza, es totalmente compatible con otros productos, exceptuando los sulfurados.

Este insecticida actúa formando una capa impermeable sobre el insecto o en zonas donde se encuentra protegido que le impide respirar. Hay que tener en cuenta que este insecticida es de contacto, por lo que tenemos que insistir en aplicarlo directamente sobre la plaga que haya o el insecto en cuestión. Por otro lado tiene un efecto coadyuvante combinado con otros productos al aumentar la adherencia de los mismos. Es muy eficiente contra la cochinilla, la mosca blanca, el pulgón y los ácaros como la araña roja. Si después de aplicar este insecticida queremos emplear algún producto con azufre, deberemos esperar más de 40 días.

Ajo

ajo insecticida

El ajo puede ser un perfecto insecticida ecológico. Se obtiene mediante la maceración y el prensado de los bulbos de ajo esterilizado para poder prolongar la vida del mismo. El ajo también sirve como fungicida y bactericida. Sus propiedades son más extensas. Afectan a especies de insectos como los chupadores, pulgones, larvas masticadoras, etc.

Actúa por ingestión, causando ciertos trastornos digestivos y el insecto deja de alimentarse. En algunos casos causa cierta irritación en la piel de las orugas. También sirve para repeler a algunos pájaros que puedan comerse nuestro cultivo o nuestras plantas. Uno de los inconvenientes es el cambio de olor que provoca a la planta. Viene bien para evitar a las plagas, pero un jardín que apeste a ajo no es muy bonito.

Los ámbitos de acción del ajo son:

  • Cultivos: Flores, ornamentales, frutales, gramíneas, legumbres, hortícolas y viñedos.
  • Pre-cosecha: controla problemas de plagas de insectos de diversas especies, especialmente para control preventivo en minadores, chupadores, barrenadores y masticadores.
  • Plagas afectadas: áfidos, gusano del manzano, pulgones, escarabajo de la patata, gorgojos, gusano de alambre, lagarto cogollero, mariposa pequeña de la col, etc.

Apisan

Abejas parasitadas por los ácaros

Abejas parasitadas por los ácaros

Es el último insecticida ecológico que vamos a ver hoy. Se trata de un insecticida que se emplea para controlar la Varroasis. Se compone de sales potásicas de ácidos grasos vegetales, Citrus Paradisi, Thymus Vulgaris y Extracto de Neem.

La Varroasis es una parasitosis externa que afecta a la abeja de la miel en todos sus estadios de desarrollo. Es producida por el ácaro “Varroa Jacobsoni Oudemans” y está produciendo gran tasa de mortalidad de las abejas. Las hembras de estos ácaros son las que parasitan a las abejas, sobre todo a los zánganos que van y vienen y se alejan más de la colmena.

Con estos insecticidas podremos tener nuestro huerto ecológico mucho mejor cuidado y sin dañar el medioambiente ni el agua.
 

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *