Cultivo, usos y propiedades del hipérico

Hypericum calycinum

Hypericum calycinum

El hipérico, cuyo género botánico es Hypericum, es una planta normalmente herbácea muy utilizada tanto como planta ornamental debido a sus bellas flores amarillas, como por sus interesantes propiedades medicinales.

Puede crecer una altura desde 5cm hasta los 12 metros, dependiendo de la especie. Pero, independientemente de su tamaño, es una planta muy decorativa, ideal para tener en el jardín o incluso en maceta.

Características del hipérico

Hypericum canariensis

Hypericum canariensis

Hipérico o Hierba de San Juan son los nombres que se les da a unas 400 especies las cuales pertenecen a la familia botánica Clusiaceae. Éstas pueden ser hierbas de ciclo anual o perenne, arbustos o árboles. Las hojas son opuestas, ovadas simples, y miden de entre 1 y 8cm de longitud, caducas o perennes. Las flores son amarillas, pero el tono varía de un amarillo pálido a un amarillo intenso, y tienen un diámetro de entre 0,5 y 6cm, con 4-5 pétalos. El fruto es una cápsula seca fracturada para dejar salir a las semillas, las cuales son pequeñas.

Hay que decir que hay algunas especies que son utilizadas por las larvas de las polillas Aplocera plagiata o de las Hemithea aestivaria.

¿Cómo se cultiva?

Hypericum olympicum

Hypericum olympicum

¿Quieres decorar tu jardín o patio con uno o varios hipéricos? Toma nota:

  • Ubicación: exterior, a pleno sol.
  • Riego: frecuente, sobretodo en verano durante el cual pueden ser necesarios 3-4 riegos por semana. El resto del año, es conveniente disminuir la frecuencia de riego para evitar que el sistema radicular se pudra. Si le tienes puesto un plato debajo, quítaselo a los 15-20 minutos después de haber regado.
  • Suelo o sustrato: No es exigente, pero ha de tener buen drenaje.
  • Abonado: durante toda la temporada de crecimiento, esto es, en primavera, verano pudiendo terminar en otoño si el clima es suave, es muy recomendable abonar con abonos orgánicos, especialmente si se pretende usar como planta medicinal. Un abono de eficacia rápida es el guano en forma líquida, pero debes seguir las indicaciones especificadas en el envase.
  • Poda: es conveniente cortar las puntas de las ramas después de la floración y al finalizar el invierno. Con esto se consigue que la planta produzca nuevos brotes. También se deben de quitar las ramas secas, débiles o dañadas.
  • Problemas: puede infenctarle la roya. Los síntomas son: manchas amarillentas en el haz, manchas de color naranja en el envés y en los tallos. Se combate con fungicidas cuya materia activa sea la Oxicarboxina.
  • Multiplicación: por semillas en primavera sembrándolas directamente en semillero, o por esquejes de madera suave hacia el final del verano.
  • Rusticidad: soporta el frío y las heladas de hasta los -3ºC.

¿Para qué se usa el hipérico?

Hypericum androsaemum

Hypericum androsaemum

El hipérico se usa como planta ornamental. Es muy decorativa y muy fácil de cuidar al no requerir un gran mantenimiento. Además, se puede plantar en el jardín o tener en maceta ya que tolera bastante bien la poda. ¿Qué más se puede pedir? 🙂

Pero cabe decir que se utiliza sobretodo como planta medicinal, concretamente la especie Hypericum perforatum, que es, por así decirlo, la Hierba de San Juan por excelencia. Esta preciosa planta herbácea originaria de Europa ha conquistado los jardines templados y templados-cálidos de muchas partes del mundo, como China, América o Australia. ¿Por qué? Porque no sólo es bonita, sino que también tiene propiedades antidepresivas y ansiolíticas.

Otra especie también muy interesante es la Hypericum grandifolium, la cual es nativa de Canarias. Según un estudio realizado con ratones, alivia los dolores del sistema nervioso central y del sistema nervioso periférico.

¿Dónde comprar hipérico?

Hypericum perforatum

Hypericum perforatum

Si te interesa tener una planta de hipérico la podrás conseguir en cualquier vivero, tienda de jardinería, y, probablemente, en el mercado local (durante la primavera y el verano). Su precio es de 2-3 euros un ejemplar adulto.

Pero si lo que quieres es adquirir cápsulas, deberás ir a un herbolario. El precio es de unos 3-4 euros. Eso sí, antes de empezar cualquier tratamiento es muy, muy importante que pidas consejo a tu médico, que será el quien te indique la dosis en caso de que lo necesites. Aunque sea un producto natural, nunca hay que jugar con la salud.

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *