Alerta sobre el ébola del olivo

Olivos secos

Una bacteria está arrasando cultivos en Italia y Francia, donde se han visto obligados a proceder a la quema de los ejemplares afectados, pues hasta el momento se desconoce un remedio eficaz contra la enfermedad. La llaman el ébola del olivo y es de origen americano, muy contagiosa. No se descarta que llegue a España en los próximos años a menos que se impida.

Sigue leyendo para saber más.

Hojas secas en olivo

La Xylella fastidiosa, un apellido que le viene como anillo al dedo si se me permite decirlo, se transmite a través de insectos vectores, es decir, de aquellos insectos que portan en su organismo la bacteria, la cual invade el xilema -vasos leñosos que transportan líquidos de una parte a otra- de la planta y se reproduce en su interior obstruyendo el flujo de la savia bruta -que es una mezcla de agua con sales minerales, la cual debe llegar a las hojas para alimentarlas-. Los síntomas son de estrés hídrico, decaimiento, marchitez y secado de las hojas, y finalmente la muerte del ejemplar.

Andalucía fue la primera en dar la alarma al resto del país sobre los efectos nocivos de este problema, pues es un territorio donde podemos encontrar millones de hectáreas de olivos. Sin embargo, en Baleares por ejemplo, se mantienen las medidas rutinarias de control de plagas.

Ébola en roble

Además de los olivos, también pueden verse afectadas otras especies como almendros, cítricos, adelfas o robles. Es muy importante que, a menor síntoma de enfermedad, se tale el árbol y se proceda a la quema del mismo, ya que es la única manera de evitar que los demás ejemplares se contagien.

La llegada de la Xylella fastidiosa a nuestro país sería un duro golpe para el sector olivarero, pues sólo en la isla de Mallorca (archipiélago balear) se producen 327.932 litros de aceite al año. En países como Francia la bacteria llegó mediante la importación de árboles infectados, es por ello que tanto agricultores como ingenieros agrónomos esperan que se tomen las medidas necesarias para que el ébola del olivo no llegue ni a la península ibérica ni a las islas.


Escribe un comentario