Cómo trasplantar plantas de interior

Traplante plantas de interior

A diferencia de las plantas que crecen en tierra, las plantas en macetas deben trasplantarse para que puedan lograr un buen desarrollo.

¿Pero cómo nos damos cuenta de qué es el momento indicado para realizar el trasplante de macetas? Las plantas de interior tienen que trasplantarse en cuanto les resulta pequeña la maceta. Los signos que delatan este momento son: escaso o nulo crecimiento, hojas anormalmente pequeñas, pálidas o amarillentas, o la aparición de raíces por la base de la maceta.

Para hacer el trasplante, saca la planta de la maceta y examina las raíces. Si están muy enredadas formando una espiral, o densamente entrelazadas, si llegan hasta la superficie de la tierra, o si empiezan a salir nuevos brotes por arriba, ha llegado el momento de transplantarla.

La mejor época es en primavera o a principios del verano. A las plantas jóvenes suele convenirles cambiar de maceta una vez al año, mientras que a las viejas con una vez cada dos o tres años les basta.

Cuando la planta dispone ya del tamaño máximo de maceta que le conviene, o ha alcanzado su tamaño adulto, cambie la capa superior de tierra cada uno o dos años procurando no dejar las raíces principales al aire. Luego debes rellenar con tierra nueva para plantas de interior.

Si tienes cactus, tan de moda por estos días, debes saber que también necesitan cambiar de maceta y requieren algunos cuidados específicos.

Más información – Cómo trasplantar cactus

Foto – Planta y flor

 


Escribe un comentario