Cultivo y cuidados de la Areca

Hojas_areca

En Madagascar podemos encontrar una de las palmeras más bellas que habitan en el planeta: la Dypsis lutescens, o más conocida como Areca o Palmera amarilla. Es una palmera que desde hace muchos años vemos en jardines tropicales, y también en numerosos hogares. Tiene un crecimiento rápido, pero se adapta bien a vivir en macetas, pudiendo vivir en ellas durante mucho tiempo.

Sus hojas son muy largas, de hasta un metro de longitud, arqueadas. Tiene tendencia a sacar retoños basales, formando así una mata preciosa de hojas de palmera, creciendo hasta una altura aproximada de 6 metros.

Dypsis lutescens

La areca se verá estupenda decorando cualquier jardín que goce de un clima cálido todo el año, o resguardada en el caso de que en invierno haga un poco de frío. Debido a su origen, no resiste heladas, es por ello que deberemos tenerla en el interior del hogar durante los meses de invierno, en una habitación muy luminosa y lejos de las corrientes de aire.

Se reproduce por semillas, las cuales deberán de estar 24h en agua antes de ser sembradas en semillero. También es posible la reproducción por división de matas, pero es complicado.

Dypsis_lutescens

Si tienes la suerte de tener tu jardín en un clima tropical, puedes tener a la areca en un rincón sombreado, pues no soporta el sol directo a menos que sea un ejemplar adulto y que ya lleve algunos años en periodo de aclimatación. Igualmente si está en maceta también deberá de estar protegida de los rayos solares.

El riego de esta palmera deberá de ser frecuente. Como norma general unas 2-3 veces por semana dependiendo del clima que tengamos y de la humedad misma del sustrato. Recordemos que es preferible regar poco, que regar demasiado, ya que una planta que ha sufrido exceso de riego es difícil que se salve.

Por lo demás, suele ser resistente a plagas, por lo que, si tiene las condiciones adecuadas, se verá muy hermosa todo el año.


Categorías

Palmeras

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, en el cual llevo desde el año 2006. El verde tiene un ''no sé qué'' capaz de enseñarnos muchas cosas... Ver perfil ›

2 comentarios

  1.   Paula dijo

    Muchísimas gracias. Mi madre me acaba de regalar una de éstas, muy pequeñita y a pesar de venir con el nombre escrito en la maceta, he dudado si realmente era, ya que solo tiene dos hojas largas por tallo. Supongo que le irán saliendo más confirme vaya creciendo. Un saludo y lo dicho, muchas gracias.

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Paula.
      Sí, no te preocupes. Irá sacando de nuevas poco a poco.
      Un saludo, y enhorabuena por el regalo 🙂 .

Escribe un comentario