Diseño de un jardín paso a paso (XV) – Cómo reciclar una carretilla

Carretilla

¿Tienes una carretilla vieja y no sabes qué hacer con ella? Si es así, nosotros te proponemos que le des un cambio de look, y la conviertas en una jardinera. Es muy fácil, y muy divertido.

Sigue este paso a paso y descubrirás cómo reciclar una carretilla.

Me gustan mucho las dimorfotecas, pero el problema que tengo es que el clima que tenemos aquí les favorece demasiado, haciendo que crezcan … y crezcan… y terminen invadiéndolo todo. Así que pensé en darle una oportunidad, pero en la carretilla que usaba mi padre antaño y que se ha ido deteriorando con los años.

¿Qué material necesitamos?

Dimorfoteca

Como siempre, es mucho mejor preparar todo el material que vamos a utilizar para que la tarea nos sea mucho más amena. En este caso, es:

  • Plantas
  • Martillo
  • Escarpara
  • Pintura blanca, y de otros colores que nos guste (yo he usado pintura para pared, pero también es válida en spray)
  • Brocha
  • Regadera con agua
  • Sustrato: consulta nuestra guía para saber cuál usar según la planta que escojas

Paso a paso

Ahora que ya lo tenemos todo, comencemos.

Primer paso – Quitar restos de hormigón

Martillo

Con la ayuda del martillo, le iremos dando golpes allá donde haya hormigón. Una vez terminado, con la ayuda añadida de la escarpara, haremos algunos agujeros que servirán para drenar el agua. Dependiendo de las dimensiones que tenga, serán necesarios un mínimo de 8 agujeros pequeños.

Carretilla limpia

Es posible que tengas que dar golpes en ambas caras del interior de la carretilla para conseguir hacer el agujero. Pero con paciencia y firmeza, lo lograrás.

Segundo paso – Pintar

Pintar

Esta es la tarea más entretenida, y la más relajante también. Con la brocha, le damos una primera mano de pintura blanca.

Carretilla pintada

Primero una parte…

Carretilla blanca

…y luego la otra.

Ahora, la dejamos secar al sol durante una media hora, y a continuación, le damos color.

Pintar carretilla

No está quedando mal, ¿verdad?

Tercer paso – Plantar las plantas

Nuestra carretilla está pintada, pero… ¡vacía! Toca poner plantas. En este caso, unas dimorfotecas.

Dimorfoteca sacada de la maceta

Las sacamos de la jardinera.

Regar dimorfoteca

Las plantamos como si fuese un trasplante a maceta normal, y le damos un buen riego.

(OPCIONAL) Cuarto paso – Proteger la carretilla

Si tienes perros saltarines como yo 🙂 , quizás tengas la necesidad de proteger la carretilla, al menos hasta que las plantas la ocupen toda.

Carretilla protegida

Si es así, es muy recomendable el uso de tela metálica, con la cual se envuelve completamente.

Flor de dimorfoteca

Y listo. Ahora tienes una carretilla nueva que queda estupenda en tu jardín.

¿Necesitas más ayuda? Echa un vistazo a estos otros diseños:

Carretilla con suculentas

Carretilla con plantas

Carretilla con plantas

Carretilla

¿Qué te han parecido?


Categorías

Jardinería

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, en el cual llevo desde el año 2006. El verde tiene un ''no sé qué'' capaz de enseñarnos muchas cosas... Ver perfil ›

Escribe un comentario