Plantando rosales en jardineras

Rosales plantados

Esta mañana me he ido al mercado de mi pueblo, y me he encontrado con que habían llevado varios rosales altos preciosos, sanísimos, y además, en oferta. Como no podía ser de otra manera, me he querido aprovechar de la situación, ya que es muy difícil encontrar este tipo de plantas con un precio tan bajo, y me he traído tres.

Como no puedo tenerlos plantados en el jardín porque tengo tres perros y son muy traviesos, no me ha quedado más remedio que plantarlos en una jardinera que tenía guardada en el garaje. ¿Quieres saber el paso a paso?

Rosal rojo

El color rojo es uno de esos colores que más nos llaman la atención. Esta rosa además de ser muy hermosa, tiene un olor muy agradable. Además de este precioso rosal, me he traído estos dos:

Rosal rosa

Este de color rosa se ha venido al jardín por ser diferente a los que había.

Rosal rojo

Y… ¿qué decir de esta hermosa rosa roja? Parece aterciopelada, digna de ser la protagonista de cualquier jardín.

Paso a paso

Paso 1

El primer paso es tener los materiales preparados. En este caso se ha necesitado:

-Jadinera de plástico grande (de un metro de longitud)

Jardinera

-Sustrato para plantas de exterior

Sustrato

-Regadera con agua

Regadera

Paso 2

Una vez que tenemos todo listo, podemos empezar. Debido a las dimensiones de la jardinera, es muy recomendable trabajar ya en la ubicación que estarán las plantas.

Llenaremos la jardinera hasta, más o menos, la mitad. Aconsejo echar un poco más de sustrato porque a medida que vayamos regando, el sustrato se irá saliendo poco a poco por los agujeros de drenaje, y las plantas irán ”bajando”. Es un proceso muy, muy lento, pero a largo plazo se nota. Para retrasar el máximo tiempo posible esto, es conveniente echar más sustrato del que normalmente echaríamos.

Llenar jardinera

Paso 3

El siguiente paso es sacar el rosal de la maceta con cuidado, dando toquecitos con la palma de la mano en el borde de la maceta, y en ambos lados. Una vez que la planta está fuera, comprobaremos que el cepellón no se ha desmoronado y que las raíces están sanas:

Cepellón

Paso 4

Colocar el rosal en la jardinera, en el lado que más nos guste, y sujetarlo con sustrato. Es importante que de momento sólo lo sujetemos, ya que, en el caso de que más adelante queramos hacer cambios, nos será mucho más fácil. Procederemos de la misma manera con los otros dos rosales:

Sujetar rosal

Paso 5

Una vez que tenemos los rosales en la jardinera sólo nos queda terminar de rellenar. Aprovechando que la jardinera es grande, es más aconsejable que sobre sustrato, a que se heche sólo lo que en principio se necesita, por lo comentado antes (con el tiempo se acaba perdiendo algo de sustrato).

Rosales

Paso 6

Por último y no menos importante: sólo nos quedará regar abundantemente. Como es el primer riego y, además, los rosales son plantas que necesitan mucha humedad en el sustrato pero sin llegar a estar encharcado, regaremos con bastante agua. En este caso, se ha regado con una regadera de cinco litros.

Regando rosales

Los rosales son plantas arbustivas con una flor muy hermosa. Los hay rojos, rosas, bicolores, azul marino casi negro,…; algunos con olor y otros sin olor… Pero todos tienen en común su gran valor ornamental y su resistencia a… prácticamente todo. Aunque es frecuente que las flores se llenen de pulgón ahora en primavera, también es cierto que si les hacemos tratamientos preventivos siempre se verán fuertes y sanas.

Muchos hemos crecido rodeado de rosales, y sabemos lo maravilloso que puede ser tener una planta de rosas en tu vida. Levantarte por la mañana, salir al jardín, y sentir el olor tan agradable proveniente de esas elegantísimas flores… Sin tener en cuenta que, además, están presentes en numerosos días señalados: en el Día del Libro, en el de Día de San Valentín, en el Día de la Madre… Con unos cuidados mínimos, podrás disfrutar de tus rosales durante mucho, mucho tiempo.


Categorías

Rosas

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, en el cual llevo desde el año 2006. El verde tiene un ''no sé qué'' capaz de enseñarnos muchas cosas... Ver perfil ›

Escribe un comentario