Plantas carnívoras ideales para principiantes

Drosera spathulata

Las plantas carnívoras han despertado el interés de muchas personas desde hace mucho tiempo. Son plantas diferentes a las demás, ya que ellas necesitan cazar para poder sobrevivir debido a los pocos nutrientes que encuentran en la tierra donde les ha tocado vivir. Quizás por ello hayan evolucionado hasta tener unas flores pequeñas, pero muy hermosas.

Algunas tienen trampas en forma de boca, otras tienen gotas en sus hojas las cuales se enrollan cuando insecto se deposita en ellas, otras sin embargo esperan pacientemente a que los insectos caigan en sus hermosos jarros. ¿Quieres saber cuáles son las mejores para principiantes? Aquí encontrarás la respuesta.

Sarracenia

Sarracenia

Las Sarracenia son originarias principalmente de América del Norte, donde viven cerca de ríos y pantanos. La misma hoja se ha convertido en una trampa en forma de jarro en cuyo interior hay agua, donde los insectos se ahogan. Es entonces cuando la planta puede alimentarse.

Es, sin duda, el género de plantas carnívoras más recomendado para principiantes, pues sólo necesitan estar a pleno sol, y tener abundante agua. El sustrato deberá ser turba rubia (sin abonar) con perlita.

Debido a que su crecimiento -como norma general- es bastante rápido, el trasplante será necesario realizarlo cada año o cada dos años. También podemos plantarla en una maceta más grande si no queremos trasplantarla tan a menudo. Al estar a pleno sol el riesgo de pudrición es bajo.

En el invierno entra en reposo, así que si ves que las trampas son cada vez más pequeñas o que se mueren todas las hojas, no te preocupes. En primavera rebrotará. Es importante saber que necesita que el invierno sea fresco, con heladas ligeras.

Dionaea

Dionaea

La Dionaea, más conocida como Venus atrapamoscas, es la carnívora más popular entre las colecciones. Si un insecto cae dentro de la trampa… no suele salir, a menos que sea o muy pequeño o muy grande. También es originaria de América del Norte; de hecho, se la suele encontrar conviviendo con las Sarracenia.

Hoy día existen un número cada vez mayor de cultivares, pero todo ellos necesitan los mismos cuidados, es decir: pleno sol, turba rubia con perlita, y bastante humedad en el sustrato intentando que no se quede el agua encharcada.

Durante el verano, si este es muy caluroso y seco, será necesario regar a la Dionaea cada día, ya que es cuando más agua necesita para poder crecer y desarrollar nuevas trampas.

En invierno necesita hibernar, a una temperatura entre 10 y -2º. Si en tu zona las temperaturas son más altas, es imprescindible que le quites con cuidado todo el sustrato, la introduzcas en una bolsa con cierre hermético, y la metas en la nevera durante dos meses.

Drosera

Drosera aliciae

Las Drosera están distribuidas por todo el mundo, excepto en los polos. Son pequeñas plantas muy decorativas la mayoría de las cuales crecen en forma de roseta, pegadas al suelo. En cada hoja tienen pequeños filamentos, en cuyo extremo podemos ver algo parecido a una gota de agua. Es por ello que a las Drosera se las conoce también como ”Gotas del rocío”.

Son un poco más exigentes que las plantas anteriores, ya que viven preferiblemente en semisombra, con luz indirecta. Hay numerosas especies y cultivares, pero las más fáciles son lo que se conoce como Droseras subtropicales, las cuales soportan heladas ligeras; como por ejemplo:

  • Drosera aliciae (foto superior)
  • Drosera spathulata
  • Drosera capensis

El sustrato a utilizar será turba rubia con perlita. Es recomendable mantener siempre cierto grado de humedad para garantizar el óptimo crecimiento de la planta.

Pinguicula

Pinguicula

Las Pinguicula crecen en forma de roseta, en la superfície del suelo. Se distribuyen por todo el mundo, principalmente en Europa que es donde se encuentra el mayor número de especies. Habitan en turberas, arroyos y cerca de ríos.

Viven preferiblemente en semisombra, pero poco a poco y con paciencia se pueden adaptar a vivir con más luz. Es un proceso que puede llevar meses, y siempre observando bien la reacción de la planta, es decir, si vemos que sus hojas se queman la pondremos en semisombra de nuevo.

El sustrato a utilizar será turba rubia con perlita. Es conveniente regar a menudo, dejando secar un poco el sustrato entre riegos.

Es una planta que también necesita hibernar. No soporta heladas muy intensas, pero puede pasar el invierno dentro de casa sin problemas.

¿Cuál te ha gustado más? ¿Tienes alguna en casa?


Escribe un comentario