Problemas más comunes de los cactus

Copiapoa taltalensis

Los cactus son unas plantas muy resistentes y de muy fácil cultivo. Pero lamentablemente también pueden verse afectados por plagas y enfermedades que se han de tratar a fin de que pueda seguir creciendo con normalidad.

En esta ocasión te voy a decir los problemas más comunes que pueden tener, y maneras para solucionarlo adecuadamente.

Flor de Cactus

Cochinillas algodonosas

Las cochinillas algodonosas son aquellas que, a simple vista, parecen trocitos de algodón pegados al cactus. Son de color blanco, y de tacto viscoso. Aparecen sobretodo en ambientes muy secos y calurosos, alimentándose de la savia de la planta. No se puede evitar su aparición, pero sí que puedes hacer lo siguiente:

  • Si son pocas, las puedes quitar con un bastoncillo de las orejas
  • También puedes pulverizar el cactus con agua y jabón
  • En casos graves, lo mejor es utilizar un insecticida específico para esta plaga

Piojo de San José

El piojo de San José es otro tipo de cochinilla, pero se reproduce con mucha más rapidez y el tratamiento suele ser más largo. Tienen forma de lapa diminuta, y aparecen en todo el cactus, especialmente entre las costillas.

Para solucionar este problema se debe de utilizar un insecticida específico para cochinillas.

Echinocactus platyacanthus

Pulgones

Los pulgones son como moscas diminutas de color verde. No suelen afectar mucho a los cactus, pero si el ambiente es seco, es posible que aparezcan sobretodo en los capullos de las flores.

Para tratarlos se recomienda pulverizar el cactus con Aceite de Neem, o bien con insecticidas específicos.

Podredumbre (hongos)

La podredumbre suele ser provocada por un exceso de riego. Notaremos que la planta está blanda, que incluso si apretamos un poco, el dedo parece que se hunde. Lamentablemente, cuando eso sucede el cactus es víctima de los hongos, y ya no se podrá hacer nada.

Por ello es muy necesario que dejemos secar el sustrato entre riego y riego. Para comprobar la humedad de la tierra, puedes introducir un palo (o un dedo) en la maceta. Si sale con mucha tierra adherida, es que no necesita agua; por el contrario, si sale prácticamente limpio, entonces sí que podremos regar.

¡Que disfrutes de tus cactus!


Categorías

Cactus

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, en el cual llevo desde el año 2006. El verde tiene un ''no sé qué'' capaz de enseñarnos muchas cosas... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   Berci dijo

    hola gracias por esta publicación me fue muy util, puesto que soy amante de los cactus y en algunas ocasiones se me han presentado problemas con ellos por la escasa experiencia en sus cuidados

Escribe un comentario