Tamaños reconocidos del Bonsái

Bonsái

Como veíamos anteriormente, no todo lo que está plantado en una vasija de Bonsái, se puede llamar como tal. Pero, además, los maestros veteranos de este Arte nos dicen que el árbol ha de tener un tamaño determinado, y que, según la altura que tenga, estará dentro de un grupo u otro.

Así pues, en este artículo hablaremos de los diferentes tamaños que hay según los expertos.

  • Hachi-Uye: mayor de 130 cm. Éstos generalmente son árboles de esqueje o de semilla que, debido a su tamaño de hoja (suelen ser hoja larga, o grandes), o bien porque su crecimiento es muy rápido, no puede reducirse más su tamaño. El trabajo del trasplante es arduo, y a menudo se necesitan dos o más personas para sacar al árbol de la vasija, y plantarlo en otra.
  • Omono bonsai: grande, máximo 130 cm.
  • Chumono bonsai: mediano, de 45 a 90 cm.
  • Katade-Mochi: de 20 a 45 cm. Sería el más idóneo para principiantes.
  • Komono bonsai: de 12 a 18 cm.
  • Mame bonsai: menor de 15 cm. Son los que necesitan más cuidados. Al tener una vasija tan pequeña, el agua se evapora muy rápido. Hay que estar muy pendiente de él. Es el más recomendable para aquellos que ya tienen conocimientos y experiencia en este mundo del Bonsái.

Bonsái Mame

 

Pero, independientemente del tamaño que tenga nuestro árbol, no hay que olvidar que lo que intenta conseguir siempre es imitar a la naturaleza.

Cuando un árbol germina en una tierra poco profunda, aunque esté programado genéticamente para crecer hasta los diez metros, si no encuentra suficientes nutrientes en el suelo, no crecerá tanto como otra planta que haya germinado en otra tierra más profunda.

Por ello, los Bonsáis intentan imitar a estas plantas, no sólo en lo que al tamaño se refiere, sino también en el diseño creado por la Madre Naturaleza.

Más información – ¿Qué es un Bonsái y qué no lo es?

Imagen – DanReyes816, Eric Majo González

Fuente – Bonsái Pepe


Categorías

Bonsais

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, en el cual llevo desde el año 2006. El verde tiene un ''no sé qué'' capaz de enseñarnos muchas cosas... Ver perfil ›

Escribe un comentario