Variedades de arces japoneses

Acer palmatum

Originarios del este de Asia, los arces japoneses son unos árboles que han enamorado a millones de personas. La elegancia de sus hojas, teñidas de colores rojos o anaranjados durante el otoño, así como el porte que adquieren a medida que van creciendo, los han convertido en las plantas del momento.

Pero, ¿cuál elegir? Hay diferentes variedades de arces japoneses y decidirse por una en concreto… es complicado. Tanto, que te vamos a decir las características principales de las más recomendadas, y terminaremos con una guía de cuidados para que puedas tener tu árbol incluso en climas templados-cálidos.

Variedades de arces japoneses

Acer palmatum

Acer palmatum

Es lo que se conoce como ”especie tipo”, es decir, la que utilizan los botánicos como referencia para identificar nuevas variedades. Es un árbol que crece hasta alcanzar los 16 metros de altura, pero normalmente no supera los 10m.

Las hojas miden de 4 a 12cm de largo y ancho, y son palmatilobadas con 5-7-9 lóbulos agudos punteados. Éstas se tornan de color rojo brillante en otoño, y rojo púrpura en primavera. Durante el verano las mantiene verdes.

Acer palmatum ‘Atropurpureum’

Acer palmatum 'Atropurpureum'

Es, con diferencia, una de las variedades más conocidas y queridas. Tiene las mismas características que la anterior, pero con la diferencia de que se parece más a un arbusto que a un árbol. No suele superar los 6m de altura, y a menudo ramifica desde el suelo.

Sus hojas son de color rojo durante la primavera y el otoño, pero en verano se vuelven rojizo-verdosas.

Acer palmatum ‘Oshio Beni’

Acer palmatum 'Oshio Beni'

Esta variedad es ideal para cultivar en jardines pequeños, ya que crece de 3 a 5 metros. Su tronco ramifica desde casi el nivel del suelo, lo cual aporta ese toque oriental que tanto nos gusta.

Sus hojas recuerdan muchísimo al ‘Atropurpureum’, pero esta preciosa planta las tiene de un color rojo más brillante.

Acer palmatum ‘Orange Dream’

Acer palmatum 'Orange Dream'

La variedad ‘Orange Dream’ es una verdadera preciosidad. Crece hasta alcanzar una altura máxima de 3 metros, por lo que se puede usar para decorar el patio o la terraza.

Además, está bonito todo el año: en primavera sus hojas son de color rojo al principio y luego amarillas, en verano son verdes, y durante el otoño adquieren un color anaranjado espectacular.

Acer palmatum ‘Seiryu’

Acer palmatum 'Seiryu'

El ‘Seiryu’ es una maravilla. Crece hasta alcanzar una altura de cinco a ocho metros, ya sea con el tronco como árbol o bien ramificado desde la base. Es un poco diferente a los que hemos visto hasta ahora, y es que los lóbulos de sus hojas son mucho más delgados, y tienen el borde dentado, lo que le da un aspecto plumoso a la planta.

Si hablamos de sus colores, en primavera y verano son verdes, pero en otoño adquieren un rojo intenso muy curioso.

Acer palmatum ‘Shigitatsu-sawa’

Acer palmatum 'Shigitatsu-sawa'

Este es un árbol que, si bien no es muy conocido todavía, es uno de los más aconsejados si lo que se busca es una planta que, además de bonita, dé buena sombra. Puede crecer hasta alcanzar una altura de 8 metros.

Las hojas son palmadas, y se vuelven verdosas-amarillentas en primavera y verano, y durante el otoño adquieren un tono anaranjado-rojizo asombroso.

¿Qué cuidados necesitan?

Acer palmatum 'Atropurpureum'

Acer palmatum ‘Atropurpureum’

Los arces japoneses son plantas que requieren de una serie de cuidados especiales para poder crecer bien. Son árboles y arbustos que llaman la atención allá donde van, pero lamentablemente su cultivo sólo es relativamente sencillo en zonas donde el clima es similar al que tienen en su lugar de origen, es decir: templado.

Por este motivo, hay que tener en cuenta una serie de cosas antes de adquirir uno, y son las siguientes:

  • Ubicación: crecen bien en semisombra. Si se colocan a pleno sol sus hojas se queman.
  • Suelo o sustrato: ha de ser ácido (pH de 4 a 6), con buen drenaje. Si se cultiva en clima mediterráneo o similar, es muy aconsejable plantarlos en macetas con 70% de akadama + 30% de kiryuzuna.
  • Riego: frecuente. Durante el verano hay que regar cada 2 días, pudiendo ser necesario regar a diario; el resto del año cada 4-5 días. Hay que usar agua de lluvia, o bien agua sin cal. También se puede añadir el líquido de medio limón a 1l de agua para acidificarla, y utilizarla para regar.
  • Abonado: durante la primavera y el verano se debe abonar con abonos para plantas acidófilas que encontraremos en los viveros, siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.
  • Época de plantación/Trasplante: en primavera. Se debe cambiar de maceta cada dos años.
  • Rusticidad: vivirá bien si las temperaturas se mantienen entre los -18ºC y los 30ºC. En climas cálidos o tropicales no sobrevive, pues necesita que el invierno sea frío para poder desarrollarse bien.

¿Tienes algún arce japonés?

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Escribe un comentario