5 fertilizantes caseros para tus plantas

Hoy en día, con el uso masivo de pesticidas y abonos no naturales, las plantas crecen más rápido en un menor periodo de tiempo, pero enseguida se enferman y sus frutos no tienen el sabor que deberían de tener.

Para poder cuidarlas de la mejor manera posible es muy recomendable el uso de productos ecológicos, que no sólo no les afectarán negativamente a ellas, sino que además mejorarán las propiedades del suelo. A continuación te mostramos 5 fertilizantes caseros que cuidarán de tus macetas y de tu jardín.

Estiércol

Estiércol de caballo

Actualmente puedes comprar bolsas o sacos de estiércol de animales (principalmente de caballo) en cualquier vivero o tienda de jardinería. Pero si tienes gallinas, cabras, conejos o cualquier otro animal de granja, podrás aprovechar sus excrementos para abonar tus plantas y enriquecer el suelo, volviéndolo mucho más fértil.

Cáscaras de huevo

Cáscaras de huevo

Si solías tirar las cáscaras de huevo a la basura, ya puedes dejar de hacerlo. Son muy útiles para prevenir plagas, así como para abonar a las plantas al estar compuestas por un 93% de carbonato de calcio, un mineral esencial para el buen crecimiento de tus queridas macetas. Y tan sólo tendrás que triturarlas un poco y colocarlos sobre la superficie de la tierra. Interesante, ¿verdad?

Ceniza de madera

Abono de cenizas de madera

Al ser rica en potasio y fósforo, la ceniza de madera es un fertilizante casero muy interesante para cuidar de las plantas. Preparar este fertilizante es sencillo y rápido: sólo debes de recoger la ceniza de la madera quemada y diluirla en agua para su posterior aplicación.

Hierba cortada

Hierba silvestre

La hierba, así como el césped son ricos en nitrógeno. Para aprovecharlos al máximo, tienes que llenar un cubo con 18 litros de agua y echar ahí las hierbas recién cortadas. Al cabo de dos días, diluye el té de hierba mezclando una taza de hierba líquida con diez tazas de agua, y ya podrás aplicarlo a las plantas.

Pieles de plátano

Plátanos amarillos

El plátano es una fruta rica en potasio, un mineral muy importante para nosotros pero que también es de importancia para las plantas. Por eso, es muy aconsejable enterrar las pieles en el jardín o sobre el sustrato para que, así, puedan producir una mayor cantidad de flores.

¿Conoces otros fertilizantes caseros?

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Jardinería

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *