¿Qué es la agricultura sinérgica?

Todo en la naturaleza tiene su papel, y esto es algo que la agricultura ecológica ha intentado siempre respetar, e incluso ayudar para que así sea. Cuando hablamos de plantas para consumo humano, este tema adquiere más importancia si cabe, ya que si alimentamos el huerto con abonos orgánicos y ecológicos, al final obtendremos unos alimentos de excelente calidad que no perjudicarán en nada a nuestra salud, más bien, todo lo contrario.

Pues bien, si queremos tener un huerto respetuoso con el medio-ambiente y, por lo tanto, que nos beneficie de una manera muy especial, toma nota porque vamos a hablar sobre la agricultura sinérgica.

¿Qué es la agricultura sinérgica?

La agricultura sinérgica es un sistema de cultivo desarrollado por la difunta -falleció en el 2003- Emilia Hazelip, que se basa sobre el principio que dice que la tierra permite que las plantas crezcan y, a su vez, éstas crean un suelo fértil gracias a sus exudatos radicales, los residuos orgánicos que dejan y su actividad química, además de los microorganismos, las bacterias, los hongos y las lombrices.

Se suele pensar que las plantas extraen nutrientes del suelo, y que por lo tanto, una vez se terminan los cultivos, es necesario reponerlos. Pero esto es una pequeña parte realidad. Se sabe que cuando se tiene una plantación, por ejemplo, de eucaliptos, si el día de mañana se quieren plantar otras plantas, hay que abonar el suelo pues los eucaliptos son unos árboles que, si lo tienen al alcance, se ”alimentan” de todos los nutrientes que puede encontrar en el suelo. Pero esto, como decimos, sólo es una parte de la historia.

Las plantas, como sabemos, realizan la fotosíntesis para poder alimentarse y crecer. Para ello, necesitan agua y la energía del sol. Nada más. Por lo tanto, la agricultura sinérgica no apoya la idea de abonar el suelo con compost ni con otros abonos orgánicos, a menos que se use para acolchar las plantas, sin mezclarlo con la tierra, puesto que este tipo de cultivo se basa en el principio de que los microorganismos, es decir, lombrices, insectos, etc. que viven debajo del nivel del suelo, son los que realmente aportan los nutrientes al mismo.

Principios de la agricultura sinérgica

Los principios de este tipo de agricultura son cuatro:

  • Mantener el suelo sin compactar y sin perturbar.
  • Utilizar la fertilidad propia del suelo como abono.
  • Integrar la zona de deshechos en el perfil del suelo agrícola.
  • Desarrollar y establecer colaboraciones con organismos benéficos que protejan los cultivos.

¿Cómo hacer un huerto sinérgico?

El huerto sinérgico es mucho más fácil de hacer de lo que en un principio se podía pensar. De hecho, sólo hay que seguir estos pasos:

  1. Primero hay que construir bancales elevados con los primeros 15-20cm. de tierra de los caminos que lo rodean.
  2. Luego, se instala el sistema de riego por goteo.
  3. A continuación, se procede a sembrar o plantar las plantas hortícolas.
  4. Finalmente, se colocan tutores a aquellas que lo necesiten, como las tomateras o los pepinos.

¿Habías oído hablar de este tipo de agricultura? ¿Qué te ha parecido?

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Huerto

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

2 comentarios

  1. Yo también lo hago así desde hace 4 años

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Es una excelente manera de cuidar de la tierra la cual tanto nos da 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *