Anamu (Petiveria alliacea)

Hay plantas que producen flores, pero son muy pequeñitas y apenas tienen valor ornamental, pero hay otras que además de eso tienen propiedades medicinales muy interesantes. Tal es el caso del anamu, un arbusto de origen tropical que crece igual de bien en bosques como en descampados.

Pese a ser muy sensible al frío, es una planta que vale la pena tener en cuenta, sobretodo en casos de cefaleas o enfermedades respiratorias leves (como resfriados). Descubre más sobre ella.

Origen y características

Se trata de un arbusto perennifolio originario de las regiones tropicales de toda América, cuyo nombre científico es Petiveria alliacea. Alcanza una altura de entre los 30cm y los 2 metros, con tallos muy ramificados. Las hojas son elípticas a oblongas u obovadas, con un tamaño de 20 por 7cm, y con el ápice acuminado o agudo.

Las flores se agrupan en inflorescencias pedunculares, de hasta 40cm de largo, y son blancas, verdes o rosadas, con forma linear-lanceolada a linear-oblonga, de 3,5 a 6mm. El fruto es un aquenio estriado.

Usos

Aparte de usarse como ornamental, también es medicinal, utilizándose las hojas:

  • Cocidas: se usan para tratar la diarrea, disentería, gases, asma, resfriado, bronquitis, tos ferina, epilepsia, histeria, rabia, dolor de cabeza y de muelas, caries, reumatismo, diabetes.
  • Cataplasmas: se usan para tratar tumores, forúnculos, tiña o úlceras.
  • Tintura: en fricciones para aliviar el dolor reumático.

Además, la raíz cocida suministrada por vía oral se usa para tratar el asma, cistitis, dismenorrea, fiebre y enfermedades venéreas.

Pero es importante que sepas que puede inducir al aborto. Así que antes de empezar cualquier tratamiento con esta u otras plantas medicinales es necesario consultar con un médico.

¿Cuáles son sus cuidados?

Imagen – Wikimedia/Dinesh Valke de Thane, India

Si quieres tener un ejemplar de anamu, te recomendamos cuidarlo de la siguiente manera:

  • Ubicación: ha de estar en el exterior, en semisombra o a pleno sol.
  • Tierra:
    • Maceta: mezcla 60% de mantillo, 30% de perlita con un 10% de turba negra.
    • Jardín: crece en todo tipo de suelos, siempre y cuando tengan buen drenaje.
  • Riego: unas 4-5 veces por semana en la época más cálida y seca, y unas 2-3 veces el resto del año.
  • Abonado: en primavera y verano con abonos orgánicos.
  • Multiplicación: por semillas en primavera.
  • Rusticidad: no resiste heladas.

¿Qué te ha parecido la planta anamu? ¿La conocías?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.