Anémona (Anemone)

Hoy vamos a hablar de una flor que nos brinda una amplia variedad de tipos de nombres. Se trata de la anémona. Su nombre científico es Anemone y se conocen 120 especies conocidas que florecen durante todo el año. Se les puede encontrar en muchísimos países de Europa y en las zonas norteamericanas, e incluso en Japón.

En este post podrás conocer las características especiales, como cuidarlas y curiosidades de la anémona. ¿Quieres aprender todo lo relacionado con esta planta?

Características especiales de la anémona

La anémona está comprendida de un tubérculo subterráneo que la convierte en una hierba bastante fuerte cuando echa sus raíces al suelo. Existe un depredador marino en la zona de corales y medusas que lleva el mismo nombre. Para distinguirlas se emplea el nombre de anémona de mar. Muchos historiadores aseguran que los griegos eligieron esta palabra para nombrarla, puesto que significa flor del viento. Este nombre se debe a que sus pétalos se secan, se debilitan y se desprenden de la planta volando lejos con la brisa del viento.

Las hojas tienen cortes bastante finos y su flor es bastante vistosa. Se pueden encontrar con distintos colores que llaman la atención de la zona donde se cultiva. Los hay de color azul, rojo, blanco, rosado y morando. También se pueden encontrar en color amarillo, aunque son de las menos comunes. Razón por la que son muy cotizadas.

Los tallos son bastante alargados y les permite poder soportar varias flores en un mismo sitio. La textura de la planta es parecida al de una pelusilla. Para las personas alérgicas les puede causar picazón en la piel y fuertes estornudos. Como hemos dicho antes, existen numerosas variedades de esta planta. Una de ellas es la anémona japonesa. Florece en la época de otoño. Otra es la silvestre amarilla, conocida como botón de oro. Las flores de este tipo de anémona son más pequeñas y son raras de encontrar. Asimismo, se mencionan como las más vistosas las anémonas de amapola, la china, de narciso, de Wood, viento escarlata, pasque, de invierno y Canadá, entre otras.

En algunos países la anémona se utiliza para tratar problemas de salud. Tiene propiedades medicinales que pueden ser aplicados en pacientes. Lo normal es utilizarlas para aliviar dolores producidos por calambres y los malestares de la menstruación en mujeres.

Cultivo de la anémona

Gracias a su capacidad para adaptarse a los entornos, esta planta se puede cultivar en diferentes estaciones climáticas. Si queremos que crezca en la mejor condición para que tenga todo su colorido, se recomienda su plantación al final del otoño. Esto hace que vaya germinando durante el invierno y florezca en primavera.

La tierra que necesita debe ser bastante fértil, aunque también se pueden conservar en macetas. Es importante que la tierra donde esté sembrada tenga buen drenaje para evitar acumulaciones de agua. Es mejor situarlas en lugares sombríos, ya que los rayos de sol debilitan a la planta.

Hay algunas anémonas que poseen raíces en forma de tubérculos. Este tipo de anémona debe sembrarse en primavera, no se puede en otoño. Antes de plantarla, se deben mojar las raíces durante toda la noche para enterrarlas. Esto les ayuda a mantenerse húmedas y reunir todos los nutrientes necesarios para su germinación. La profundidad idea está entre ocho y diez centímetros. Así aseguraremos que se agarra bien a la tierra y no es debilitada por el viento.

Cuidados necesarios

Una vez tenemos nuestra anémona sembrada, la parte más difícil de su cuidado comienza. La verdad es que necesita de un mantenimiento algo exigente para que comience a echar sus primeras hojas y luego sus flores. Si queremos tener buenos resultados, es conveniente regarla de manera regular y al mismo horario. De esta forma la planta podrá administrar su fuente de agua diaria para sus actividades de crecimiento.

Cuando se riega se tiene que dejar que empape perfectamente hasta la raíz. Es preferible que el agua sea antialcalina. Si el agua procede de la lluvia, muchísimo mejor. Conforme va creciendo, se marchitan algunos pétalos y hojas. Por ello, se deben eliminar para que los nuevos puedan ir creciendo sin problemas.

Si queremos cultivar la anémona en un invernadero necesitaremos contar con una temperatura acorde a sus necesidades. Si el invernadero es más cálido, habrá que esperar al invierno para sembrarlas. Es importante tener una buena ventilación y que el lugar esté a una temperatura alrededor de los 13 grados. Esta planta no soporta temperaturas menores a cero grados, por lo que hay que protegerlas de las heladas.

Si queremos un desarrollo óptimo se debe abonar para que crezca mejor. Si se planta en una tierra fértil, no será necesario abonar ya que le causaría enfermedades y la debilitaría.

Usos de la anémona

Es utilizada para adornar ramos y bouquet de novias. Su gran belleza le hace ser toda una flor estilizada. Se venden preferiblemente cuando los pétalos están completamente abiertos. Si la planta se corta para adornar un ramo cuando aún las flores no están abiertas del todo, no se podrán extender jamás. Esto hará que su belleza disminuya y tenga menos valor ornamental.

Las ciudades como Italia y Francia son las que más utilizan esta planta para adornar parques, paseos y espacios recreativos. Estos lugares son ideales para dar buenos paseos y atraer turistas. Es, sin duda, una planta bastante colorida que a cualquier persona que le guste algo la naturaleza, se sentirá atraído por ella.

Propagación

Para propagar las anémonas se deben dividir las raíces tuberosas en el mes de octubre. Una vez que las dividimos, las plantamos en macetas como si se trataran de nuevas plantas. Por el contrario, si queremos cultivarlas a partir de semillas, esperaremos al mes de febrero. Se plantan en macetas o bandejas mezclando una parte de arena y tres de compost semillero.

Cubrimos las semillas con la arena fina y humedecemos el compost, manteniéndolo siempre húmedo y a la sombra. La temperatura no debe ser más de 16 grados. Cuando las plántulas empiecen a crecer se deben exponer a la luz intensa, pero manteniendo la temperatura baja y el compost húmedo.

Espero que podáis disfrutar de vuestra anémona para adornar con su gran belleza.

 

 

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Flores

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.