Aquilegia alpina

flores azuladas

Hoy vamos a hablar de una planta cuyas flores tienen un interés ornamental para la decoración. Se trata de la Aquilegia alpina. Es una planta que pertenece a la familia de las Ranunculaceae y son originarias de Francia e Italia. Suele crecer en zonas de alta Provenza, Alpes suizos y Apeninos. Son plantas herbáceas de una altura que depende de la variedad que estemos tratando, pero suele medir entre los 40-60 centímetros.

En este artículo vamos a contarte todas las características, propiedades y cuidados de la Aquilegia alpina.

Características principales

flores de la alquilegia alpina

Se trata de un tipo de planta herbácea que tiene una altura de aproximadamente unos 40-60 cm. Es un tipo de planta vivaz con las hojas de color verde tirando a azulado. No solamente destacan por sus flores, si no por el reflejo de sus hojas cuando le da la luz del sol. Las hojas tienen entre 2 y 3 folíolos y los bordes en orla. Sus flores tienen forma de trompeta y suelen tener un color rojo oscuro o rojo sangre. Aunque existen algunas variedades que pueden tener las flores de un color blanco a azul pasando por algunas tonalidades de rojos y amarillos. También existen variedades y colores que suelen vender se bastante bien, puesto que ayuda a realizar buenas combinaciones de colores en el jardín.

Los tallos son erectos y su flor es ligeramente colgante. Los tallos florales son los que más se ramifican, por lo que son muy fáciles de identificar cuando la planta está en desarrollo. La mayoría de ellas pueden llegar a florecer en la época de primavera y durante el verano. Es durante la época más calurosa cuando aparecen las semillas en una gran cantidad dentro del fruto pubescente y dehiscente.

La Aquilegia alpina no suele ser muy exigente en cuanto cuidados, pero su vida es bastante corta. Las hojas son compuestas y a partir del mes de julio es cuando produce grandes flores de un color azulado. Lo bonito de las flores es que tiene forma de campana colgante y cuenta con un gran espolón. El tamaño de la mata en total suele rondar los 0.45×0.45 metros.

Cuidados del Aquilegia alpina

flores azules

Vamos a ver cuáles son los principales cuidados que necesita la variedad de Aquilegia alpina. Lo primero de todo es saber que es una planta que se aprecia el mundo de la jardinería y la decoración debido a sus flores un tanto extrañas. Es esto lo que más llama la atención para cultivar esta planta. Para poder cultivar la Aquilegia alpina hay que tener en cuenta algunos aspectos, aunque no es demasiado exigente.

Lo primero de todo es la ubicación. Es una planta que necesita tener algo más de sombra con sólo algo de sol. La ubicación es sombra, pero algunas partes del día puede llegar a la necesitará algo de sol para realizar bien la fotosíntesis. Si está expuesta durante mucho tiempo al sol, las flores pueden ser dañadas. No soporta una exposición a la radiación solar demasiado tiempo.

Se juntas a varios ejemplares de Aquilegia alpina verás que el efecto decorativo es mucho mayor, sobre todo si la combinadas con aquellas variedades que tienen bicolor. Se suele utilizar en jardines y se cultiva tanto directamente en el suelo como en maceteros. Es más recomendable cultivar el macetero si eres más novato en el mundo de la jardinería. Y es que con el uso de los maceteros garantizamos que el desarrollo de la planta se da de forma correcta. Normalmente la época de desarrollo es la más exigente en cuanto a cuidados y a sustrato.

Si la zona donde vives tiene inviernos como heladas fuertes, la planta va a desaparecer para luego volver a brotar. Para dejar que pueda sobrevivir bien debemos aislar el pie de la planta ante las bajas temperaturas constantes. Pueda llegar a soportar algunas heladas de forma puntual pero no es muy recomendable si queremos que luego en la época de floración muestre todo su esplendor.

En cuanto al suelo, necesita de suelo fértil, fresco y bien drenado. El drenaje del suelo es el componente esencial de casi todas las plantas del jardín. Significará un suelo que puede filtrar bien el agua de escorrentía. Dicho agua se genera o bien por el riego o bien por las precipitaciones. Esta planta no tolera el encharcamiento, por lo que sea el suelo no está bien drenado acabará por pudrir las raíces. El indicador para volver a regar la Aquilegia alpina es cuando se observen que la tierra está secándose por completo. Durante el invierno se recomienda prácticamente suspender todos los riegos, dado que está situada a la sombra y con el agua de lluvia es suficiente para mantener un nivel estable de humedad.

Usos y multiplicación de la Aquilegia alpina

aquilegia alpina

Como hemos mencionado antes, esta especie se utilizan mucho para la decoración. Principalmente se emplea en rocallas, bordillos mixtos, alrededor de los estanques de agua natural e incluso en maceta. Para aquellos más inexpertos en el cuidado de las plantas, es recomendable utilizar macetas. Además, también se pueden utilizar sus flores como flores cortadas en ramos de flores.

Es recomendable añadir un poco de arena al suelo para facilitar algo más el drenaje. Debemos garantizar en todo momento que el suelo esté húmedo pero sin llegar a encharcarse. Es una planta que no requiere de poda, pero conviene ir eliminando las flores marchitas para dejar espacio a otras nuevas en los tallos florales.

En cuanto a las plagas y enfermedades, la Aquilegia alpina puede llegar a ser atacada por oidio, cochinillas y pulgones. Todo depende de la cantidad de humedad y de sol que perciba. El oidio es una enfermedad producida por hongos que crecen por una situación de excesiva humedad. Debemos tener en cuenta que, si la ubicación de la planta es a la sombra, hay que tener cuidado con la humedad.

Se puede multiplicar por división de marta en primavera o por semillas sembradas en la misma época. Es importante no sembrar la nueva planta a pleno sol, sino a la sombra. Como curiosidad, hay que mantener alejados a los niños de esta planta puesto que el contacto con su savia puede llegar a provocar irritaciones en la piel.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre la Aquilegia alpina y sus características.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.