Áster alpino (Aster alpinus)

flores de colores vivos que crecen en un jardin

El Aster alpinus es una especie originaria de los prados alpinos de las montañas de Europa, el Cáucaso y Siberia occidental.

Aster es un género de planta que dio el nombre a toda una familia que reúne cerca más de 500 especies perennes herbáceas en Europa, el norte de África, Centroamérica y  Norteamérica, entre las que se encuentra el Aster alpinus de la familia Asteraceae y cuyo nombre de origen griego Aster significa estrella.

Sus características

flores de colores vivos que crecen en un jardin

El Aster alpinus es una planta pequeña que puede medir 30 cm de altura, prospera en grupos que van de 8 a 12, sus hojas caducas son pequeñas de forma espatulada, más largas que anchas, simples y alternas. De tallos  de escaso tamaño y espesos.

Su floración situada al final del tallo es abundante, habitualmente de flores solitarias pero también se les ven agrupadas en ramos. Sus flores crecen sobre los tallos en forma de rosetas y sus semillas maduran durante el mes de agosto. Es una especie en cultivo bastante inestable.

Plantación y cuidado del Aster alpinus

Se recomienda sembrar entre los meses de mayo y junio, preferiblemente en vivero o dentro de un cubo, a una temperatura ambiente de aproximadamente 15º. Las semillas de esta planta son recuperables para utilizar a futuro. Su germinación se conserva hasta por 3 años y los esquejes de tallos y las segmentaciones de mechones se realizan en la temporada de primavera.

En su hábitat natural crece en suelos rocosos y soleados, moderadamente fértiles, con buen drenaje. Culminado el tiempo en vivero o cubo, se planta otoño, aunque también puede hacerse en la propia primavera entre los meses de marzo y abril. Durante el riego es bueno evitar el follaje, debido a que esto puede ocasionar enfermedades en la planta.

Durante la sequía no se debe descuidar el riego; así como tampoco la maleza que crece a su pie. Para lograr una mejor floración, se deben retirar aquellas que se encuentren descoloridas. Sus flores se dan entre los meses de abril y julio en diversos colores; blanco, azul, rosa, purpura y sus anteras siempre de color amarillo y son muy buscadas por florescencia otoñal y colorido.

El suelo debe mantenerse húmedo y regarse regularmente, procurando evitar el exceso de riego. Como toda planta perenne, necesita ser cuidada. Hay que estar pendiente de la poda para evitar que la misma prospere en aquellas áreas reservadas para otras plantas. Cuando las flores se marchitan es importante eliminar la cabeza de la planta antes que emerjan nuevas semillas, esto ayudará a que no se propague por todo el lugar, al tiempo que conserva fuerza para producir nuevos simientes.

Al tiempo que estas plantas maduran, forman unas raíces más densas que ocasionan que la especie se vuelva débil, por lo que se recomienda adelgazar en ocasiones. Cuando se dividen sus raíces, se aprovechan sembrar en otros lugares, por otro lado, la poda de las raíces estimulará y fortalecerá la planta. Las plantas perennes habitualmente pueden fragmentarse en las épocas de primavera y otoño.

Usos

flor de un color morado vivo que crece entre arbustos

Es una planta de abundante floración, lo que la ha convertido en una de las preferidas para adornar los jardines. Son plantadas en camas que muestran sus variados y hermosos colores que recrean una especie de pantalla muy radiante y atractiva. Los Aster alpinus son utilizados en paisajismo para adornar grandes espacios abiertos.

También se busca esta planta por su aporte especial a los ambientes exteriores, el rico néctar de sus flores atrae a los insectos voladores, necesarios para la polinización de las plantas. Por eso los expertos las plantan con el objeto de llamar la atención de las mariposas. Para los que prefieren plantar sus especies en macetas, se les recomienda utilizar tamaños medianos y pequeños.

Enfermedades y plagas

Con relación a las plagas y enfermedades, no se conocen riesgos serios de enfermedades o insectos que puedan ocasionar problemas al Aster alpinus. No obstante, cabe la posibilidad que el mismo sea susceptible al mildiú polvoriento ocasionado por un hongo, que puede atacar sus hojas y tallo. El marchitamiento de la planta puede constituir un riesgo, especialmente si la especie es sembrada en suelos arcillosos con drenaje insuficiente. Con relación a los parásitos, se debe tener la planta libre de bichos y caracoles.

¿Sabes cómo regar las plantas durante el verano?
Apunta nuestros consejos y trucos para poder disfrutar de una estación llena de vida y color
Riego de las plantas durante el verano

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.