Avena

Avena sativa

Hoy vamos a hablar de la avena. Se trata de un género de plantas que pertenece a la familia poáceas y cuyo nombre científico es Avena sativa. Es empleada como alimento y como forraje. Aunque en épocas más tempranas no tuvo tanta importancia como el trigo o la cebada, en Asia Central sí que se cultivaba en buena cantidad. La avena ha sido considerada por muchos años como una mala hierba. Sin embargo, en la actualidad se conocen muchísimos beneficios para el organismo y es tratado como un cereal integral de gran calidad. Todas aquellas personas que quieren cuidar su alimentación o ganar masa muscular comen avena casi a diario.

En este artículo vamos a contarte todo lo que debes saber sobre el cultivo de la avena.

Características principales de la avena

Copos de avena

Se trata de una planta herbácea anual. La especie de avena más cultivada es la mencionada Avena sativa. Una de las características más diferenciadoras que presentan este grupo de gramíneas es que la primera y la segunda flor de la espiguilla tiene una articulación.

Tiene un sistema de raíces bastante grande y potentes. A diferencia de otros cereales, posee un gran número de raíces y bastante más profundas. Los tallos son más gruesos y erectos que le hacen tener resistencia al viento. Sin embargo, tienen poca resistencia al vuelco. La longitud de los tallos suele estar entre medio metro y hasta un metro de altura. Algunos ejemplares que crecen en buenas condiciones se les ha visto llegar al metro y medio. Los tallos tienen entrenudos que van terminando por formar nudos bastante más gruesos.

En cuanto a sus hojas, son planas y con forma alargada. Disponen de una lígula entre la unión del limbo y el tallo, pero sin tener estipulas. El borde es dentado. Los nervios que tienen las hojas son todos paralelos unos de otros y están bastante diferenciados. La lígula posee forma oval y con un color más blanquecino. Por otro lado, el limbo es más estrecho y alargado con un color verde más o menos oscuro.

Cuando llega la época de floración, sale un pequeño racimo de espiguillas de dos o tres flores que se sitúan en largos pedúnculos. Su fruto es una cariópside.

Cultivo de la avena

Cultivo de avena

La avena se considera una planta que crece y se desarrolla en la estación fría. Las zonas donde se sitúan los grandes cultivos de avena del mundo suelen ser en climas templados tirando a más fríos. Y es que esta planta posee mayor resistencia al frío que la cebada o el trigo. Sin embargo, es más sensible a las temperaturas altas. Si hay una subida de temperaturas en la temporada de floración o durante la formación de su grano, se verá gravemente afectada. Por ello, para prevenir este aumento de temperaturas propio de climas más tropicales, se prefiere sembrar en climas más fríos.

No es exigente en cuanto al tipo de suelo en el que está sembrada, pero sí que es exigente con el agua de riego. Esto es debido a que tiene un coeficiente de transpiración bastante alto y pierde mucha agua en el proceso de la fotosíntesis. Hay que tener cuidado con el riego y tener en cuenta en todo momento el régimen de vientos porque es sensible a la humedad. Si tiene un exceso de humedad por tener demasiado riego o un tiempo demasiado estable que no le ayude a transpirar, la planta podrá sufrir bastante y deteriorarse.

Las necesidades de agua de la avena son más elevadas que las del resto de cereales de invierno. Por ello, para también ahorrar agua de riego, se siembran en climas templados tirando a más frescos donde las precipitaciones son más altas y hay más corrientes de aires que facilitan su transpiración. Esto se traduce en que la avena pide etapas de primavera con abundantes lluvias. Si esto ocurre, seguro que tendrás una gran cosecha de avena. Hay que tener cuidado con el exceso de humedad, pero también con la sequía. Especialmente en la época en la que el grano se está formando, hay que evitar a toda costa la sequía.

Suelo

Cereales de invierno

Es una planta bastante rústica. Por lo general no es exigente con el tipo de suelo. Se puede adaptar a casi cualquier terreno, aunque tiene preferencia por los suelos profundos y arcillo-arenosos. Los suelos deben retener un poco de humedad, pero sin que se llegue a quedar estancada. La avena está adaptada a suelos con un pH algo más ácido entre 5 y 7. Se suelen sembrar en tierras ricas en materia orgánica.

Por lo general, la preparación para el cultivo de la avena es poca. Suele ser un cultivo bastante poco cuidado, tanto en tareas de laboreo como en el abono. Sin embargo, si el cultivo de la avena se trata con más cuidado, se prepara bien el terreno y se abona, si a eso le sumamos que hay una primavera bastante lluviosa, podremos tener producciones de avena muy altas.

Para sembrarla es mejor esperar a la época de primavera, ya que al principio apenas es resistente al frío. Se siembran desde el mes de enero en tierras de secano hasta el mes de marzo en tierras de regadío. En tierras que no tienen demasiados nutrientes, se suele sembrar más como cabeza de alternativa. La avena en invierno se siembra antes que el trigo. En terrenos que sí tienen más fertilidad es más común ver que la avena va sembrada después del trigo o la cebada.

Abonado

cultivos de cereales

En cuanto al abonado, se puede realizar en la siembra o durante la fase de crecimiento vegetativo. Si la planta se destina para forraje en verde es mejor que se intensifique la cantidad de nitrógeno que se aporta para conseguir una vegetación abundante. Si se destina para grano, un exceso de nitrógeno hace alargar el ciclo vegetativo de la planta. Esto no es para nada conveniente, ya que puede correr el riesgo de que se asure el grano.

Espero que con estos consejos puedas conocer más sobre el cultivo de la avena y cómo optimizarlo para tener mejor rendimiento.

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.