¿Cómo cuidar un bonsái de granado?

bonsai granado

Bonsái granado Fuente: saybonsai

Si bien en las tiendas y supermercados los tipos de bonsáis que encuentras son más limitados, en cuanto a bonsáis de frutales, uno de los más comunes, y que no es excesivamente caro, es el bonsái de granado.

Se trata de un árbol enano que, si se cuida bien, es capaz de echar mini granadas, algunas incluso comestibles. Pero, ¿cómo se cuida un bonsái de granado? Si te apetece tener uno frutal sin tener que gastar un dineral en él, te echamos una mano para que sepas todo lo que va a necesitar para estar sano.

Los mejores cuidados para el bonsái de granado

rama con granada

Vamos a empezar diciéndote que los cuidados de un bonsái de granado no son nada difíciles, ¡todo lo contrario! Eso sí, tiene sus peculiaridades que son las que, si las cumples, conseguirás tener un bonito bonsai todo el año; y si no, puede enfermarse.

Pero como no queremos que le pase eso, es hora de hablarte de lo mejor que puedes hacer para un bonsái de granado. ¿Vamos a ello?

Ubicación

Si tienes bonsáis o has preguntado por ellos, una de las primeras premisas que te dan es que no se deberían mover de su sitio. Y es así, a un árbol no le salen piernas y se mueve de un sitio a otro. Por eso te dicen que los dejes un par de semanas tranquilos en la ubicación adecuada para que se adapten.

Lo mismo le pasa al granado, es necesario ponerlo en un sitio adecuado. ¿Y cuál es ese? Pues depende… Su ideal sería en el exterior, pero puedes ponerlo dentro de casa (aunque si es posible no te lo recomendamos).

En verano, el mejor lugar para un bonsái de granado es a pleno sol. No te preocupes por las temperaturas porque las tolera bastante bien (las altas).

En invierno sí es posible que tengas que cambiarlo de sitio a uno donde no haya tantas corrientes de aire y al mismo tiempo tenga mucha luz, toda la que sea posible.

Temperatura

Relacionado con lo anterior, tal y como te hemos dicho, es un bonsái que tolera muy bien la altas temperaturas, y también las bajas, pero no tanto las heladas. Verás, su mínimo serían los 4-8ºC. Si la temperatura baja más es posible que necesites meterlo en un invernadero o bien echarle una manta para protegerlo del frío.

Sustrato

Para la tierra del bonsái de granado te recomendamos una que tenga un pH neutro. Además, debes mezclarla con akadama para que se quede la tierra suelta y no apelmazada.

Otra opción que tienes es una tierra calcárea. Eso sí, lo que nunca debes echarle es turba o tierra ácida. ¡No la soportan!

bonsai longevo de granado Fuente okbonsai

Fuente okbonsai

Riego

En cuanto al riego, has de saber que va a necesitar bastante agua, porque la demanda mucho, pero entre riego y riego es importante que se le seque la tierra, de lo contrario se le pueden pudrir las raíces.

Así que lo que te recomendamos es que, en verano, riegues casi a diario (dependerá de cuánto calor haga y de cómo esté la tierra, por supuesto); mientras que en invierno, si la temperatura es baja, mejor regar muy poco. Y no, no es mejor dejar de regar porque si este bonsái sufre de sequía puede dañarse muy fácilmente.

Abonado

Si quieres que tu bonsái de granado florezca de manera abundante, y que además lleve a buen puerto las granadas que dé, entonces necesitas, sí o sí, un abono para él.

El mejor es uno rico en fósforo y potasio porque le ayudará a cubrir todas sus necesidades. Has de aportárselo desde primavera hasta final del verano, e incluso en otoño, para que tenga suficiente reserva.

¿Cuándo exactamente darle el abono? Pues desde el momento en que las flores empiecen a salir. Además, te recomendamos que lo hagas poco a poco, primero una dosis más baja e ir subiendo gradualmente hasta que, a mitad del verano, abones con toda la dosis necesaria durante uno o dos meses para después ir bajando de nuevo.

arbol bonsai granado

Poda y trasplante

Como son dos cosas diferentes, vamos a hablarte primero de la poda. El bonsái de granado necesita que se le pode, sí. No solo para mantenerle la forma, sino también para sanearlo y para ayudarle en la floración.

Lo puedes podar todo el año pero, sobre todo, necesitará una poda al empezar la primavera. Además, has de saber que si una rama echa muchas granada, al año siguiente se secará, porque se ha desgastado. Así que por eso debes cuidar que no te eche más por un lado que por otro si quieres mantenerle la forma.

En cuanto al trasplante, se hace cada 2-3 años cuando es joven (los que compramos en las tiendas) y, cuando ya tiene sus años, cada 3 años. Eso sí, al contrario que otros que te dicen de hacerlo antes de que broten, en este caso es necesario que lo haya hecho y tenga un par de hojas.

Al trasplantar es adecuado que le cortes unas pocas raíces finas. Cuidado, que hemos dicho finas porque si son gruesas hará que el árbol se seque. Puede que no lo veas de inmediato, pero sí estará sentenciado.

Plagas y enfermedades

Aquí sí que deberás estar ‘ojo avizor’. Y es que es un árbol que recibe muchas plagas y enfermedades. En cuanto a las primeras, debes tener especial cuidado con pulgones, cochinillas algodonosas, arañas rojas y moscas blancas.

Si ya de por sí tiene tantos bichos indeseables que pueden atacarlo, si además te decimos que los tratamientos químicos no los tolera bien puedes entrar en pánico, pero tranquilo. Primero, debes eliminar, a mano, con un algodón y alcohol, la plaga y revisar cada pocos días por si hubiera proliferado de nuevo. En general, con esto es suficiente para mantenerla a raya.

Ahora bien, en cuestión de enfermedades las que más le afectan son la roya, oídio y clorosis (esta última por una falta de hierro y manganeso que podrías solucionar con un abono rico en esos elementos).

Multiplicación

Y llegamos a la reproducción del bonsái de granado. Debes saber que tienes dos formas:

  • Mediante semillas, que se plantan en primavera y se dejan crecer poco a poco.
  • Mediante esquejes, que se recogen en verano y se mantienen hasta final del invierno para plantarlos. Estos son más rápidos pero no siempre dan buenos resultados.

¿Te ha quedado más claro ahora cómo cuidar un bonsái de granado?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.