Carillas (Vigna unguiculata)

Vista de la hoja de Vigna unguiculata

Imagen – Wikimedia/Harry Rose

¿Alguna vez has querido probar legumbres poco conocidas? A menudo se piensa que lo que es fácil de cultivar es lo que se ve en los viveros, y razón no les falta (en la mayoría de los casos), pero lo cierto es que hay muchas plantas que nos pueden sorprender gratamente. Una de ellas es la que se conoce, entre otros nombres, como carillas.

Es una enredadera que produce legumbres cuyas semillas son comestibles. Y sí, es muy fácil de cuidar. Es más, lo es tanto que crece bien tanto en maceta como en el suelo. Descúbrela.

Origen y características

Legumbres de la planta de carillas

Se trata de una herbácea trepadora anual cuyo nombre científico es Vigna unguiculata conocida popularmente como chícharo salvaje, fríjol chino, cabecita negra, poroto tape, fríjol de carita, judía de careta, caupí, chíchere, chíchare o carillas. Alcanza una altura de hasta 1 o 1,5 metros siempre que tenga soporte por el que trepar.

Tiene hojas compuestas por tres folíolos ovalados o romboides, a veces cubiertos por vellosidades. Las flores son asimétricas, de color blanco o púrpura. El fruto es una legumbre con 3-12 semillas, con aspecto similar a las judías pero con una mancha negra en la parte central.

Usos

  • Culinario: las semillas son ricas en proteínas y fibra, así como en minerales como el potasio o el hierro. Se usan en distintos platos, como el arroz de fríjol cabecita negra de la Región Caribe de Colombia, o en distintas sopas y cocidos de la zona norte de Extremadura (España).
  • Alimento para el ganado: se cultiva también como forraje.

¿Cuáles son sus cuidados?

Planta de carillas

Imagen – Flickr/Tony Rodd

Si quieres tener un ejemplar carillas, te recomendamos cuidarlo de la siguiente forma:

  • Ubicación: ha de estar en el exterior, a pleno sol.
  • Tierra:
    • Jardín: crece en suelos fértiles, con buen drenaje.
    • Maceta: mezclar 70% de mantillo con un 30% de perlita.
  • Riego: cada 2 días en verano, algo más espaciado el resto del año.
  • Abonado. en primavera y verano con abonos ecológicos, una vez al mes.
  • Multiplicación: por semillas en primavera.
  • Rusticidad: no resiste el frío ni las heladas.

Que disfrutes de su cultivo 🙂 .

¿Sabes cómo regar las plantas durante el verano?
Apunta nuestros consejos y trucos para poder disfrutar de una estación llena de vida y color
Riego de las plantas durante el verano

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.