Cedrela odorata (Cedro rojo)

#jardinería #cedro

El Cedrela odorata, conocido comúnmente como cedro rojo, es un árbol de la familia Meliaceae muy apreciada por su madera en el mercado internacional maderero. Tiene su origen en  América Central, pero por la calidad de su madera y su presencia se extendió por las diversas zonas  tropicales y subtropicales

Debido a la profunda explotación de la madera del cedro rojo y la escasa regeneración natural, la especie se encuentra en peligro, hasta tal punto que la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, la ha catalogado como vulnerable.

Hábitat

arbol con una especie de pequenas frutas parecidas a las aceitunas

El cedro rojo es una especie que habita los bosques húmedos de la geografía subtropical y tropical de América Central y tierras bajas de Sudamérica.

Características del cedro rojo

Es un árbol grande, de tronco tubular y recto que pierde sus hojas anualmente, monoico y que en ocasiones puede alcanzar los 50 metros de altura. Dependiendo de la edad presenta una corteza rugosa que va de marrón grisáceo a marrón rojizo, mientras su corteza interna es de color marrón claro. Sus hojas paripinadas están dispuestas de manera alterna, no poseen estipulas, el raquis es relativamente peludo o glabros, además, sus hojas son ovadas a oblongo lanceoladas.

Con relación a la inflorescencia, presenta una panoja vigorosamente ramificada. Las flores son unisexuales y aromáticas, de pétalos oblongos en tono blanco y de filamentos glabros. Los frutos son en forma de cápsula que puede ir de alargada, elipsoide a obovoide; de color marrón, lenticeladas en su exterior y dehiscente con muchas simientes aladas de color café.

Suelo

En las islas del Caribe frecuentemente se les puede ver en suelos arcillosos derivados de la caliza, aunque también se desarrolla en suelos provenientes de roca volcánica, lo que revela que lo más importante para su crecimiento es el buen drenaje del suelo. De ahí que se ha extendido a sitios como Trinidad, México y toda América Central. Otro factor de suma importancia es la fertilidad del suelo, que según algunos estudios, estos se dan mejor en suelos enriquecidos con residuos carbonizados de bosques secundarios.

No se conocen estudios concluyentes acerca de los requerimientos de nutrientes necesarios para su crecimiento, pues solo son conocidos en su etapa de plántula. Los signos de estrés en la planta por la ausencia de  buen drenaje se pueden reconocer por el aspecto quemado de sus raíces y la pérdida de hojas de forma irregular en los períodos húmedos.

Condiciones climáticas

El cedro rojo crece mejor en zonas de climas secos, como lo demuestra la caducidad de sus hojas y la formación de anillos de crecimiento. Alcanza mayor relieve bajo lluvias anuales de 1200 a 2100 mm, con períodos secos de 2 a 5 meses aproximadamente y se reproducen y crecen con el inicio de las lluvias. Si bien pueden subsistir en zonas de escasa lluvia, en estas condiciones muestran un desarrollo lento y menguado. También crece ocasionalmente en zonas de lluvias intensas, siempre que los suelos  cuenten con  buen drenaje.

Usos

rama de arbol llamado cedro

Por su madera resistente y apreciada, es utilizado en trabajos de carpintería y ebanistería, especialmente, en la elaboración de muebles para el hogar, siendo uno de los usos más frecuentes es la fabricación de chapas decorativas. Igualmente se puede ver su madera en instrumentos musicales, puertas y ventanas. Muy apreciada para construcciones livianas y embarcaciones ligeras.

También se usa en tratamientos medicinales, ya que la corteza y las raíces se utilizan para disminuir la fiebre y los dolores en general. Sus flores y hojas sirven como antiespasmódicas, el aceite extraído de las semillas sirve para cicatrizar heridas, el fruto es antihelmíntico y las semillas poseen propiedades vermífugas; una infusión de estas se utiliza para tratar el dolor de oído.

Parásitos y enfermedades

El cedro rojo es una planta muy resistente a las termitas y a la putrefacción. No obstante, existen una serie de plagas que pueden ocasionarle serios problemas, entre las que se encuentran las mariposas Hypsipyla grandella, conocidas como las taladradoras de las Meliaceaes que se encuentran en América y la Hypsipyla robusta, que abundan en África y Asia, dañando gravemente los árboles de Cedrela odorata al atacar brotes jóvenes y plantas de semillero.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Buscas plantas que estén preciosas en otoño?
Echa un vistazo a nuestra selección de variedades y ya verás como vas a disfrutar como nunca de esta maravillosa estación
13 plantas de otoño para exterior