Col de Milán

col de milan

Existen numerosos tipos de coles dependiendo de sus propiedades nutritivas y modo de cultivo. Una de ellas es la col de Milán. Se trata de una variedad de col blanca muy utilizada en dietas que sirven para perder peso y es conocida con el nombre de repollo rizado. Se ha vuelto muy popular en Europa por los múltiples beneficios que aporta a nuestro organismo.

Por ello, vamos a dedicar este artículo a contarte todo lo que necesita saber sobre la col de Milán, sus características, propiedades y cultivo.

Características principales

coles de milan

Rico en agua, este vegetal tiene un alto contenido de hierro y vitamina C, entre otros nutrientes, lo que lo convierte en un excelente alimento para estimular el sistema inmunológico. También tiene propiedades antioxidantes.

Cuando lo compras, se puede conservar en el frigorífico durante varios días sin que cambien sus características y rendimiento. Al igual que sus otras variedades, la col de Milán es versátil en la cocina y se puede utilizar en ensaladas, salteados, guisos y sopas.

  • Para combatir la anemia: la col milanesa es rica en hierro, uno de los minerales que produce la hemoglobina.
  • Buena para bajar de peso: la col milanesa se caracteriza por su alto contenido en fibra, lo que puede crear una sensación de saciedad, evitar que comas en exceso y ayudarte a controlar tu peso.
  • Refuerza el sistema inmunológico: La col milanesa es fuente de vitamina C, ideal para potenciar las defensas del organismo.
  • Promueve la salud de los huesos: la col de Milán tiene un alto contenido de calcio, el cual es esencial para mantener huesos fuertes.
  • Bueno para el sistema digestivo: El valor nutricional de la col milanesa ayuda a aliviar el estreñimiento y facilita el funcionamiento normal del sistema digestivo.
  • Antioxidante: El alto contenido en agua de la col milanesa ayuda a eliminar toxinas, aporta minerales y ayuda a combatir los efectos de los radicales libres.

Historia y origen de la col de Milán

tipos de col

En el siglo XVI, su cultivo se extendió a Francia e Inglaterra. Durante el siglo XVII se extendió ampliamente por toda Europa y comenzó a cultivarse en España a finales del siglo XVIII. Durante el siglo XIX, las potencias coloniales europeas extendieron su consumo por todo el mundo. Sin embargo, la col era considerada un alimento campesino, por lo que no era consumida por las clases sociales más destacadas. Hoy en día, son una de las hortalizas más importantes en las regiones templadas.

La col y el repollo conforman una especie vegetal que incluye una gran cantidad de variedades muy diferentes entre sí. Los que se venden actualmente provienen de la col silvestre, que todavía se encuentra en las costas atlánticas de Francia y el Reino Unido. Son conocidos por los nombres Col de Milán o Col de Saboya. Son repollos cultivados, muy parecidos a los repollos de hoja plana, con algunas diferencias. Estas coles son más tiernas y saben muy bien. Esto les da una cosecha de mayor calidad que antes. Se planta menos que antes porque es menos resistente y menos resistente a la floración. En áreas más conocidas, ha ganado más reconocimiento debido a su calidad.

Cultivo de la col de Milán

cultivo de la col de milan

Vamos a ver cuáles son los principales requisitos de la col de Milán para ser cultivada en los huertos:

  • Exposición al sol: Se adaptan a condiciones de sombra, pero prefieren la luz directa.
  • Heladas: La mayoría de las variedades toleran heladas de hasta -10ºC. El repollo rojo se cosecha antes de las heladas.
  • Siembra: Las semillas son pequeñas, por lo que se siembran en semillero y se trasplantan cuando se forma la segunda hoja. Siempre es mejor plantar en tapones, las raíces de la col son frágiles y dañar el cepellón puede retrasar el éxito del trasplante. Generalmente, los semilleros se realizan bajo techo, proceso que demora de 20 a 38 días.
  • Marco de siembra en surco: 50 x 60 Aunque no es raro llegar a 60×80.
  • Jardineras para terrazas y huertos urbanos: 50×50.
  • Riego: Regular y frecuente. Los charcos son dañinos.
  • Abono: Es un cultivo muy exigente en cuanto a nutrición, pero la col en particular y las crucíferas en general no toleran la materia orgánica poco descompuesta. Por esta razón, no ofrecemos compost joven. El humus de lombriz siempre es beneficioso.
  • Suelos preferidos: Prefieren suelos ligeramente ácidos, pero les va bien en suelos alcalinos o alcalinos y suelos calcáreos. Si su suelo es muy ácido, debe usar cal de carbonato de calcio (CaCO3) para asegurarse de elevar el pH. El suelo debe estar bien drenado.

Detalles del cultivo

Es algo resistente a la sal. De hecho, a lo largo de la costa crecen variedades silvestres de col rizada. En cuanto al relleno del suelo, sería perjudicial que contuviera babosas y caracoles, sobre todo los más pequeños. Para el cultivo de col en maceta, al menos 20 litros de sustrato por planta. La cantidad de sustrato determinará el tamaño que alcance la planta.

Las variedades cosechadas en primavera se plantan en otoño. Las variedades cosechadas en verano se plantan a fines del invierno y principios de la primavera. Dependiendo de la variedad y el clima, se pueden cosechar a los 90 días, pero suelen tardar 150 días o más. Si se planta directamente de plántulas, se deben restar 30 días. A altas temperaturas, no hay necesidad de esperar a la cosecha.

A nivel botánico, el ciclo de la col es de dos veces al año, por lo que la col de Milán puede cosechar hojas durante mucho tiempo. El ciclo de producción para el resto del repollo es una vez al año: las cabezas se cosechan antes de que las flores comiencen a formarse en el interior.

Sembrar las coles de manera directa no es la forma más recomendada si estás empezando. La razón es que las semillas son muy pequeñas y el repollo es muy frágil cuando germina e incluso cuatro semanas después. Una breve visita de una babosa o un pájaro puede causar estragos en minutos y cancelar semanas de trabajo. Por esta razón, es mejor para la mayoría de las personas que cultivan repollo a partir de semillas proteger el semillero que plantar directamente en la ubicación final.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre la col de de Milán, sus características y cultivo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.