Cómo conservar el ciclamen de un año para otro

Consejos como conservar un ciclamen de un año para otro

El ciclamen es una planta que florece en invierno y adorna el jardín con una plétora de flores brillantes y coloridas durante la temporada festiva. Las flores suelen ser de color rojo, rosa, morado y blanco, y brotan en forma tubular rodeadas de hojas verdes en forma de corazón decoradas con delicados diseños plateados. Reverenciada como planta de interior por su dulce aroma y color, aporta vitalidad a interiores, balcones, alféizares de ventanas e incluso se puede cultivar al aire libre para realzar la belleza de su jardín. Las plantas de ciclamen son excelentes regalos para todos los gustos y necesidades. Muchas personas no saben cómo conservar el ciclamen de un año para otro.

Por ello, vamos a dedicar este artículo a contarte todo lo que necesitas saber para aprender cómo conservar el ciclamen de un año para otro y qué aspectos debes tener en cuenta.

Origen

conservar el ciclamen de un año para otro

Originario del clima mediterráneo, la temporada de floración natural del ciclamen es otoño, invierno y primavera, y el clima es fresco y húmedo. Las plantas de ciclamen comienzan a aparecer en viveros y tiendas de jardinería antes de las vacaciones de otoño. Si compraste esta planta o te la han regalado, recuerda que es una planta perenne. Cuando las plantas de ciclamen entran en estado latente en un caluroso día de verano, sus hojas se secan y parecen muertas. Pero su sistema de raíces todavía está allí, esperando la temporada adecuada para volver a crecer. Es entonces cuando almacenan energía en los tubérculos redondos para la próxima temporada de floración. Así que no vacíes la maceta y esperes a que vuelva a crecer.

El ciclamen prospera en los meses más fríos, por lo que es perfecto para crecer en climas más fríos. Sin embargo, el lugar ideal para cultivar ciclamen es en macetas y en interior. Se puede cultivar al aire libre, pero esta delicada planta prefiere temperaturas más frías a las heladas, lo que la hace más adecuada para el cultivo como planta de interior. Pero ten cuidado, debes mantenerlo alejado de la luz solar directa y el calor.

Cómo conservar el ciclamen de un año para otro

como conservar el ciclamen de un año para otro

En invierno, el ciclamen puede permanecer en flor durante varios meses si observamos los cuidados necesarios para que no se marchite rápidamente. Hay 6 cosas básicas que pueden ayudarnos a proteger el ciclamen y mantener el ciclo de floración durante unos días más. Estos consejos incluyen buena temperatura, riego adecuado, brillo, cuidado del sustrato, usuarios correctos y cuándo es necesaria la poda. Uno de los aspectos clave para proteger el ciclamen en invierno es mantener buenas temperaturas para la planta. Como planta de invierno, el ciclamen no prospera en ambientes muy calurosos, por lo que debe colocarse en una habitación fresca y bien ventilada. La temperatura óptima para el ciclamen está entre los 5 y los 15 grados, y la planta prefiere el frío, aunque no le gustan mucho las heladas. Por tanto, es necesario colocarlos en interiores, como ventanas, balcones o patios. Debemos cuidar que la fábrica no esté cerca de calefactores o radiadores que generen calor y los estropeen.

El ciclamen es una planta bulbosa cuyo principal problema es el riego abundante. Esto puede provocar una caída rápida de sus hojas y flores, afectando por completo la salud del ciclamen. Además, si sus bulbos y tallos se inundan con mucha agua, la planta se pudrirá y morirá. El riego adecuado para el ciclamen es utilizar la técnica de remojo, donde la planta solo absorberá lo que pueda necesitar. Esto mantiene las hojas, flores y raíces fuera del contacto directo con el agua. Nuevamente, hacer esto lo protegerá de las inundaciones porque no se realizará riego en el sustrato.

Luminosidad y sustrato

El ciclamen, como otras plantas, necesita buena luz, pero no se recomienda la exposición a la luz solar directa. Porque destruye la planta y la daña como la marchitan los rayos del sol. Además, es necesario buscar un lugar donde la luz solo pueda llegar de forma indirecta, teniendo siempre en cuenta protegerlos de los rayos del sol. Otra cosa que debes saber es que esta planta necesita sombra para seguir floreciendo. Es por esto que debemos evitar la luz solar directa, ya que esto puede interferir con la producción de flores.

El sustrato juega un papel vital a la hora de conservar el ciclamen, y aunque esta planta no es muy exigente, cualquiera de las dos funcionará bien. Sin embargo, esta planta prefiere aquellos con una alta proporción de materia orgánica y perlita. Esto ayuda a que el ciclamen drene bien cuando se riega, por lo que este compuesto evita que el agua forme charcos, permitiendo un crecimiento normal y que podamos apreciar la belleza de sus flores. Si tenemos en cuenta todos estos consejos, tendremos un ciclamen sano que florece muy bien.

Abonado y conservación en verano

abonado y conservacion

Cyclamen necesita energía y fuerza para mantener el proceso de floración durante varios meses, para lo cual puedes usar fertilizantes. Puedes añadirlo a la planta cuando empiece a florecer y aparezcan los primeros brotes. Luego se coloca un segundo fertilizante durante el período de floración, que proporciona todos los nutrientes que la planta necesita. Así podremos ver unas preciosas flores de ciclamen en invierno.

En ambos casos, simplemente puedes añadir fertilizante al agua de riego y dejar que la planta lo absorba por el fondo. Deja reposar durante unos 15 minutos, luego retira la placa con el exceso de agua fertilizante. Cuando termina su floración, y ya entrado el verano, las hojas y flores del ciclamen se han secado, lo que indica que estará en época de reposo. Llegados a este punto es necesario trasplantarla a una maceta más grande o plantarla en el jardín para renovar el sustrato y evitar que se compacte.

Otra forma de conservar el ciclamen durante el verano es plantarlo en el jardín, ya que todavía está inactivo en esta época. Tardará unos meses en rejuvenecer y florecer de nuevo. Para ello, debemos asegurarnos de que los lugares que elijamos en el jardín estén en las mejores condiciones para que las plantas no mueran. Uno de los requisitos es que el espacio se mantenga alejado de los rayos del sol, preferentemente a la sombra. Además, hay un buen drenaje en el suelo para evitar el estancamiento del agua y la pudrición de las plantas.

Duración del ciclamen

Suelen durar unos meses después de la floración, cuando se consigue una buena protección con los cuidados adecuados. La vida útil del ciclamen se define como una planta de floración muy larga que crece anualmente. Esta planta se puede mantener en buenas condiciones durante unos 4-5 años.

Espero que con esta información pueda conocer más sobre cómo conservar el ciclamen de un año para otro.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)