Cómo cubrir un patio de la lluvia

Cómo cubrir un patio de la lluvia

Cuando el verano acaba, muchos recogen los muebles del patio, los acumulan y, durante los meses de otoño e invierno, no los utilizan. Puede ser porque la temperatura en esa zona sea demasiado fría, o simplemente porque no quieran hacerlo. Pero si una zona exterior se va a quedar como almacén, o bien vamos a seguir usándolo, es necesario saber cómo cubrir un patio de la lluvia.

Da igual que implique que vayas a usarlo para sentarte algunos días, o que quieras proteger los muebles para que al año siguiente te sigan sirviendo, hay opciones para que un patio no se moje de la lluvia y, de esta manera, será utilizable incluso en meses fríos. Te decimos cuáles hay.

Los motivos por los que debes proteger tu patio de la lluvia

Los motivos por los que debes proteger tu patio de la lluvia

Un patio es un anexo a una vivienda. Normalmente se sale a este por una ventana ancha, o por una puerta. El suelo suele estar hecho con madera o losetas que están tratadas para aguantar las inclemencias del tiempo. El problema es que, cuando continuamente se mojan, al cabo de un tiempo se deterioran, y pueden aparecer pudrimientos o incluso que el suelo se afee.

Después tendrías los muebles, que si los recoges, estarían agrupados en una zona del patio. Pero, si no, estarían colocados a modo de decoración. ¿Qué pasaría si les estuviera lloviendo? Lo habitual es que esos muebles también hayan sido tratados para aguantar las inclemencias del tiempo, pero habrá deterioros si el agua se estanca en una zona, o si no dejan de sufrir con el sol, el frío y la lluvia. A eso hay que unirle que algunos accesorios como cojines, mantas, colchones, etc. no sobrevivirían.

Por estos motivos, siempre es recomendable protegerlos, ¿cómo? Pues con cubrir un patio de la lluvia tendrías mucho ganado.

Cómo cubrir un patio de la lluvia

toldos para patios

Ahora que sabes la importancia que tiene cubrir un patio de la lluvia, es hora de que sepas qué opciones tienes para poder hacerlo. La elección te recomendamos que la tomes, no tanto por estética o decoración, sino por funcionalidad. Por ejemplo, si vives en una zona de mucho viento y lluvia frecuente, cubrir el patio con una tela impermeable no es mala idea, pero va a durar bastante menos que si usas otros métodos.

En concreto, los que podemos recomendarte son:

Sombrillas para patios

Si a tu mente ha llegado la imagen de una sombrilla de la playa te has confundido. Son bastante más grandes para poder cubrir una gran extensión. Además, la estructura es mucho más fuerte y pesada que la de una de la playa y están fabricadas con telas impermeables capaz de soportar la lluvia, pero también el sol.

Es la opción más barata, si bien, como te comentábamos antes, dependerá del clima, temperatura e inclemencias del tiempo para saber si es lo mejor o no (porque aunque sea barata, si no te dura no podrás amortizarla).

Como inconveniente, está el propio espacio. Solo va a proteger la zona que cubra el diámetro de la sombrilla, pero si hace viento es posible que ni siquiera eso. Por eso muchos dejan esta opción más para el verano, ya que protege mucho mejor del sol que de la lluvia. Pero puede servir.

Toldos vela

Este tipo de toldos se ponen de moda a menudo y lo bueno que tienen es que se pueden adaptar a cualquier espacio porque en el mercado encuentras de muchos tamaños. Eso sí, necesitan puntos de agarre.

Básicamente es una tela que fijas con tres puntos de agarre, de ahí que se le llame «vela», porque el efecto que consigues es el de un triángulo, como las velas de un barco.

Están hechos, como pasaba antes, con una tela impermeable.

¿Problemas? Varios. El primero y quizá más importante es que la tela, al estar fijada en tres puntos puede quedar muy bien extendida pero, ¿y si llueve? Lo normal es que el agua quede estancada en la tela, ya que no va a haber goteras, pero eso puede acabar abombando esta, y haciendo que se dañe.

Otro problema es el viento, ya que al mover la tela puede hacer que algún punto de agarre ceda, o incluso que se rasgue la tela.

Económicamente es barata y puede servir, aunque tiene esos inconvenientes.

Toldos extensibles

Relacionados con los toldos, quizá los más conocidos sean los extensibles, es decir, aquellos que quedan plegados, normalmente en la pared y que, cuando son necesarios, se extienden para cubrir la zona del patio.

Su funcionalidad es bastante alta y nos permite ponerlo o quitarlo a nuestro antojo, ya sea de forma manual o automatizada.

Debido a que su precio está equilibrado (no es ni demasiado caro ni demasiado barato) es la opción que más se demanda ya que puede proteger tanto del sol como de la lluvia.

Ahora bien, analicemos los problemas. Uno de ellos puede ser que cubren solo una parte del patio, pero si hay viento o la lluvia no cae en vertical el patio sí que podría mojarse. Otro problema es el viento. Eso sí, al tener una estructura basada en un cofre que es el que guarda la tela, es más complicado que salga volando o que se rompa. Pero con el paso del tiempo sí que puede haber roturas, fisuras, etc. que le impidan cumplir la función que tenía asignada.

Pérgolas

pergola jardin

Las pérgolas es una de las formas de cubrir un patio de la lluvia más cara, pero también la más eficaz. Se trata de una estructura que se construye de techo a suelo, pudiendo quedar el patio cubierto y cerrado, o solo cubierto.

La parte del techo se puede hacer abierto (para el verano) y cerrado (de cara al invierno) y en cuanto a las paredes, lo habitual es que tengan pilares, pero también se puede optar por cerrar totalmente y tendrías un patio interior donde además puedes regular la temperatura.

El principal inconveniente de las pérgolas es que son fijas y pueden romper con esa estética de patio abierto que quieres. Además, suponen un desembolso importante, aunque son más duraderas.

Ahora que has visto las opciones para cubrir un patio de la lluvia, ¿por cuál te decantarías? ¿Has encontrado otra forma de proteger tu patio? Nos encantará saberlo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.