Cómo cuidar la planta de ruda

Cómo cuidar la planta de ruda

¿Has escuchado hablar alguna vez de una planta capaz de absorber las energías negativas? ¿Una que podía crecer fácilmente de manera silvestre y que, cuando se veía, la gente se acercaba a ella para recolectarla por sus propiedades curativas? Pues nos referimos a la planta de ruda. ¿Tienes en casa? Hoy te explicamos cómo cuidar la planta de ruda.

No solo eso, te vamos a hablar de sus características e iremos, paso a paso, diciéndote todo lo que necesitas saber para que se conserve por muchos años en tu jardín o en una maceta.

¿Cómo es la planta de ruda?

¿Cómo es la planta de ruda?

La planta de ruda, también llamada solo ruda, es un arbusto de tipo perenne, es decir, que siempre tendrás hojas. Puede alcanzar los 50-100 centímetros de altura y aguanta tanto los fríos inviernos como los calurosos veranos.

Dispone de un tallo leñoso, redondeado y con muchas ramificaciones. En cuanto a las hojas, estas son de color verde, pero con tintes azules. Lo que quizá no sepas es que, cuando esas hojas se frotan, producen un olor muy fuerte y desagradable. Lo más llamativo de la planta son las flores, que son como pequeños ramilletes en color amarillo, con una ciruela negra cuando tiene fruto (ahí es donde se encuentran las semillas). Eso sí, cuidado con ella porque dentro de esa ciruela, además de estar las semillas, también hay una «droga», que puede llegar a ser tóxica.

En el reino vegetal no solo existe una variedad de ruda, sino varias de ellas. Las más habituales para cultivar son tanto la silvestre como la común, pero debes tener cuidado de su toxicidad, no solo para manipularla, sino si tienes niños pequeños o mascotas.

Cómo cuidar la planta de ruda

Cómo cuidar la planta de ruda

Después de lo que te hemos contado, es posible que quieras tener en tu jardín esta planta debido a las propiedades medicinales de la ruda que tiene. Si es así, aquí te damos todos los detalles de cada una de las necesidades de la planta.

Ubicación e iluminación

Debes saber que para la planta de la ruda la ubicación es fundamental, hasta el punto de que si no lo eliges bien te puedes encontrar con que no se desarrolle bien, o se acabe marchitando.

Has de elegir un lugar con mucho sol, y a ser posible donde no le hagan sombra nadie. Ten en cuenta que hablamos de una planta silvestre, así que resiste bien.

Temperatura

En cuanto a la temperatura, como te hemos dicho antes, resiste tanto las altas temperaturas como las bajas. Ahora bien, en el caso de heladas no.

Cuando la temperatura baje mucho, es mejor protegerla para que no sufra.

Tierra

La planta de ruda necesita un suelo más bien seco, y a poder ser alcalino. Si la vas a tener plantada en el jardín busca lugares elevados y proporciónale una tierra con buen drenaje para evitar que haya acúmulos de agua que puedan dañar las raíces de la planta.

¿Por qué te hemos dicho que pusieras tierra alcalina? Pues porque es un pequeño truco para conseguir que la ruda florezca mucho más.

Riego

Uno de los principales cuidados de la planta de ruda es el riego, y también el que más problemas puede provocar. Para empezar, debes entender que la ruda no necesita un riego constante. Basta con dos veces a la semana en primavera y verano (quizá tres si vives en una zona muy calurosa); y una vez a la semana en invierno.

Ahora bien, es igual de peligrosa la sequía que el encharcarla. En ambos casos la expones a plagas y enfermedades por lo que es mejor echarle poca cantidad, aunque sea más veces, que pasarte (o quedarte corto de frecuencia de riego).

Abono

Además de la tierra de la que te hemos hablado antes, es importante que, al menos una vez al año, se le eche un poco de abono orgánico para proporcionarle un extra de nutrientes a fin de que se desarrolle mejor.

Esto puedes hacerlo, bien en otoño para darle un apoyo de cara al invierno, o bien a principios de la primavera, para fomentar su floración.

cuidados de la ruta

Poda

La ruda se poda, sí, y se hace siempre en el invierno, no cuando llega la primavera. El objetivo no es otro que potenciar su crecimiento, por eso siempre se dice que hay que podarla a unos 10 centímetros del suelo como máximo. Esto hace, teniendo en cuenta que la altura mínima de la planta es de 50, que prácticamente cortes toda ella; pero es un mecanismo para renovarla y darle fuerza.

Además, también puedes darle forma, lo cual hace que se vea muy vistosa en los jardines.

Trasplante

Como la planta de ruda se poda de esa manera tan drástica, el trasplante cuando está en el jardín no tiene mucho sentido. Ahora bien, en el caso de estar en una maceta, tendrás que controlar que las raíces y el crecimiento no sean demasiado para la maceta en que está.

Si ves que empiezan a asomar las raíces por el agujero de drenaje será hora de cambiarla a otra maceta más grande o directamente al suelo.

Multiplicación

La reproducción de la planta de ruda se puede hacer de dos formas diferentes:

  • Por semillas, que están en el interior de los frutos que da la planta tras la floración. En este caso lo único que debes hacer es sacarlas, ponerlas sobre una maceta, sin que haya que cubrirlas, y poner esta a la luz. Deben tener una temperatura mínima de 20 grados y, si se la das, en dos semanas germinarán, y en dos meses tendrás que realizarle el primer trasplante.
  • Por esquejes, es decir, cortando partes de la planta madre y plantándolas directamente en la tierra (siempre a una distancia de 45 cm mínimo) para que enraícen y se desarrollen.

Plagas y enfermedades

A pesar de que la ruda es una planta muy resistente, eso no quiere decir que no se vea diezmada con algunas plagas y enfermedades. En general, lo que más puede atacarle a la planta son los hongos (por un exceso de riego), ácaros o moscas blancas.

Protegerla de estos problemas hará que su esperanza de vida sea bastante mayor.

Ahora que sabes cómo cuidar la planta de ruda y que la conoces más a fondo, ¿te animarías a tenerla en casa? Que no te dé miedo esa toxicidad, si sabes lidiar con ello no debería haber ningún problema. ¿Tienes alguna duda sobre sus cuidados? Pregúntanos y te responderemos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

2 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Blanca dijo

    Hola Quiero zber mas de la ruda embra , y macho Para protegerme , digame si se pone adentro piesas ho fuera a que lado grande

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Blanca.

      Perdona, pero no te he entendido bien. La ruda es una planta hermafrodita; es decir, no existe la ruda hembra ni la ruda macho, porque tiene flores de ambos sexos en un mismo ejemplar.

      Saludos.