Cómo cuidar la salvia

planta ornamental

La salvia es una planta herbácea que podemos encontrar en regiones templadas y cálidas del mundo. Su tasa de crecimiento es bastante rápida, y su demanda de cultivo es muy baja, se puede decir que puede cuidarse solo después de estar plantada en el jardín durante al menos un año. Tan sólo hay que saber algunos consejos importantes para aprender cómo cuidar la salvia.

En este artículo vamos a contarte todo lo que debes saber sobre cómo cuidar la salvia y algunos de los mejores consejos para ello.

Características principales

salvia en jardin

Es una hierba aromática perenne originaria de la región mediterránea. Crece en terrenos rocosos y pastizales secos que van desde el nivel del mar hasta las zonas montañosas. Es famosa por todos estos nombres comunes: salvia común, salvia real, Salvia Medicinal, Salvia Granada, Salvia Salvia, Hierba Sagrada y Salvia del Moncayo.

Puede alcanzar hasta 70 cm de altura y está formado por tallos erguidos y pubescentes, de los que emergen pecíolos, hojas largas ovaladas y ovaladas, azul verdosas, moradas, abigarradas o tricolores (menos frecuentes). Las flores están dispuestas en racimos, de unos 3 cm de largo. Son de color rosa y aparecen en primavera.

Por sus propiedades medicinales, cosméticas y decorativas, es una de las plantas más utilizadas en todas las culturas. Hay más de 900 especies de salvia en arbustos, plantas anuales y hierbas perennes, y sus poblaciones se encuentran en la Europa mediterránea, Asia central y oriental, y América Central y del Sur.

Algunas curiosidades

como cuidar la salvia

Vamos a enumerar algunas de las curiosidades más interesantes de la savia:

  • Es una planta perenne, pero no duradera porque suele agotarse a los cinco años de plantada, se recomienda renovar la plantación.
  • Es muy rústica, por lo que puede soportar temperaturas muy duras y congelarse a menos 7 grados.
  • La salvia vive mejor en suelos arenosos y calcáreos relativamente pobres, que drenan bien y no se aglutinan.
  • Hay muchos tipos de salvia que florecen en primavera (abril a junio) y otoño (septiembre a diciembre), por lo que si las mezcla, puede conservar la salvia fresca durante todo el año.
  • Al ser una planta de tamaño y características rurales, es fácil de cultivar y reproducir, por lo que podemos obtener salvia de la semilla y de la descendencia de la propia planta madre.
  • Si decides cultivarla a partir de semillas, debes saber que tarda mucho en crecer, como suele ocurrir con las plantas perennes.
  • Al igual que la lavanda, la salvia necesita espacio para crecer entre las plantas para que el aire pueda circular correctamente.
  • Puede cultivar salvia en el suelo, en el macizo de flores o en macetas. Recuerda, si quieres cultivarlo en un contenedor limitado, debe ser mucho más grande que el diámetro de la planta para que pueda desarrollar su estructura radicular correctamente.

Cómo cuidar la salvia

como cuidar la salvia en casa

Como hemos mencionado al principio del artículo, no son demasiado los aspectos a tener en cuenta para aprender cómo cuidar la salvia. Aquí vamos a enumerarte los principales cuidados:

  • Esta planta necesita de tres aspectos principales: luz adecuada, buena circulación de aire y suelo suelto y bien drenado.
  • La salvia de primavera requiere un clima relativamente cálido, no menos de 15 grados centígrados, y la salvia de otoño es más tolerante a las caídas de temperatura.
  • Todos los tipos de salvia requieren mucha luz para crecer normalmente, pero se prefiere la luz indirecta, por lo que es mejor colocarla en un área semi-sombreada o proporcionar luz filtrada si se coloca en el interior. Mientras sea suficiente, no habrá problema.
  • La circulación del aire entre y dentro de las plantas es fundamental para que no se pudra, por lo que debes asegurar la circulación del aire dentro y fuera de la casa.
  • El riego se debe hacer moderadamente para que no aparezcan charcos. De lo contrario podrías hacer que sus raíces se pudran o se vean afectadas por varios hongos.
  • Una buena técnica para regar correctamente la salvia es regar el sustrato solo cuando esté seco en la etapa adulta, pero mantenerlo húmedo durante la etapa de crecimiento.
  • En cuanto al abono, se debe hacer una vez cada dos semanas y según la cantidad indicada en el envase. Elija fertilizantes ricos en nitrógeno, fósforo y potasio porque son nutrientes esenciales para esta planta.
  • Hay plagas que pueden afectar especialmente a las plantas que florecen en primavera y aquellas que son vulnerables a los ácaros, babosas, pulgones, minadores de hojas, orugas y moscas blancas.
  • Además, puedes podar la salvia en primavera, si quieres mantener la planta compacta o darle una forma específica (pero no es absolutamente necesario).

Propiedades interesantes

Entre sus propiedades medicinales destacan sus efectos antiinflamatorios y se utiliza para tratar problemas digestivos y síntomas asociados a la menopausia, como los sofocos. Dependiendo de la variedad, condiciones de crecimiento y cultivo, puede alcanzar una altura de 70 cm.

En la cocina se puede utilizar no solo como condimento, sino también para la elaboración de encurtidos (con hojas) y mermeladas (con flores) .Es una parte importante del famoso orujo medicinal que se produce en Galicia. Como condimento, es especialmente adecuado para platos de pescado.

Los antiguos persas e indios fueron los primeros en utilizar esta planta, desde los griegos hasta los galos, casi todas las culturas antiguas la consideraban sagrada. Además, la salvia es una de las plantas que forma alianzas inesperadas con otras plantas del jardín o jardín: si las plantamos juntas, ayuda a mejorar el crecimiento y sabor de verduras como zanahorias o frutas como tomates y fresas.

Cómo cuidar la salvia si quieres multiplicarla

Las semillas de salvia se pueden sembrar en la primavera, cuando ha pasado el riesgo de heladas. El método para multiplicarla es de la siguiente manera:

  • Lo primero que debe hacer es llenar la maceta con medio de cultivo universal y regarla a fondo.
  • Luego, dispersa las semillas, cuidando de no poner demasiado en el mismo recipiente. Colocar 2 o 3 siempre es mejor que 5 o más porque es más fácil conseguir plantas bien desarrolladas.
  • Posteriormente, se cubren con una fina capa de sustrato y se riegan con un rociador.
  • Finalmente, use un lápiz para escribir el nombre de la planta y la fecha de siembra, introdúzcala en el semillero y colóquela en una exposición soleada.
  • Las primeras semillas germinarán en 10-17 días.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre cómo cuidar la salvia.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.