Cómo cuidar un cactus peyote

cactus peyote

El cactus peyote se reconoce fácilmente porque tiene una forma extraña, como un botón. Es decir, no es muy alto (hasta 13 cm) y es redondo. Esta planta de México es conocida por sus fines medicinales y efectos espirituales, aunque también se usa para decoración por su llamativa forma y sus flores, excepto que es muy adecuada para jardines y otras plantas. Su cultivo no es difícil, aunque realmente conviene conocer una serie de cuidados específicos para que se desarrolle a la perfección, pues es una planta que tiene muchas dudas por su lento ritmo de crecimiento. Hay algunas pautas necesarias tener en cuenta para aprender cómo cuidar un cactus peyote.

Por ello, vamos a dedicar este artículo a contarte cómo cuidar un cactus peyote, cuáles son sus características y curiosidades.

Características principales

cactus con flor en maceta

También es conocido por los nombres comunes de Peyote, Flor de Mezcal y Botón de Mezcal. Son cactus pequeños con glóbulos planos, generalmente de no más de 5 cm de altura, pero pueden formar colonias. Son azul verdoso o rojo verdoso (si reciben mucha luz solar) y tienen costillas anchas y planas y areolas sin espinas pero con tricomas. Las flores aparecen en la parte superior de las plantas y pueden ser blancas, rosadas o amarillo claro. Florecen en primavera y verano, pero pueden tardar varios años.

Crecen muy lentamente y son fáciles de cultivar, por lo general se cultivan en macetas profundas porque sus raíces tienen forma de nabo (forma de rábano). Si el tiempo lo permite, también son aptas para rocallas. Por su contenido de mescalina (alcaloides psicodélicos), se utilizan en ceremonias religiosas indígenas.

Puede alcanzar unos 5 cm de altura y 12 cm de diámetro. Su forma es casi esférica, pero se vuelve un poco columnar con la edad. El cuerpo está dividido en 5-13 nervaduras en forma de botón, de color gris verdoso a azul verdoso. La areola no tiene espinas a menos que sea joven y esté cubierta de pelo blanco. Las flores que florecen en primavera son rosadas. La raíz es gruesa y cónica.

Cómo cuidar un cactus peyote

como cuidar un cactus peyote

Los cactus peyotes son uno de los cactus más resistentes al calor, pero eso no significa que no tengas que tener cuidado cuando las temperaturas se vuelven extremas. De hecho, la temperatura ideal para este cactus es de 23 grados centígrados, lo que significa que se puede conservar en casa y en el exterior. Sin embargo, también puede vivir bien a temperaturas ligeramente más bajas y ligeramente más altas. De esta forma, no es ningún problema colocar macetas o plantarlas en zonas donde la temperatura fluctúe entre los 20 y 30 grados centígrados en el jardín.

Cuando se habla de cómo cuidar un cactus, una de las principales preguntas es si debería estar mejor al sol o a la sombra. El hecho es que depende del tamaño de la planta:

  • Si las semillas se plantan para permitir que el cactus crezca desde cero, es importante no colocar la maceta en un lugar expuesto a la luz solar directa, ya que las semillas se secarán y el cactus no crecerá. Sin embargo, esto no significa que deba colocarse en un área sombreada. Lo importante es que en esta etapa hay que darle luz.
  • Cuando el cactus ha nacido o lo has comprado en una floristería o tienda, lo mejor es empezar a exponerlo poco a poco a la luz solar directa para adaptarse a él. De esta forma, podrás dejar la olla durante aproximadamente una hora al día.
  • Cuando el cactus crece, la planta en maceta se puede colocar a la luz solar directa sin ningún problema, o se puede plantar en el jardín. En cualquier caso, no se debe olvidar que el cactus no debe trasplantarse antes de su primer año de vida porque no es lo suficientemente fuerte.

Riego del cactus peyote

como cuidar un cactus peyote facil

Si la iluminación es importante para el crecimiento de los cactus, también lo es el riego. Además, la cantidad y frecuencia de agua es otra cuestión que se plantea a menudo cuando se habla de cómo cuidar el cactus, y también varía según la etapa de crecimiento.

De esta forma, como pauta general, si siembras semillas de cactus, la clave es regarla frecuentemente para mantener la tierra húmeda, pues en esta etapa de crecimiento el nivel de humedad debe ser alto, por lo que debes saber que la tierra está siempre húmeda. Más tarde, ya no se necesita tanto control, porque el cactus se acostumbrará a vivir en tierras y ambientes más secos cuando madure.

Sin embargo, es importante que este cambio de humedad alta a baja humedad se haga de forma paulatina y se prolongue durante varios meses para que el cactus no se vea afectado. Por ejemplo, puedes reducir la cantidad y frecuencia de riego, o cavar más agujeros en las macetas, para que haya más drenaje cada vez que riegue. Con estos consejos para el cuidado de los cactus la planta crecerá sin problemas, pero recuerda, tienes que esperar con paciencia porque crece lentamente.

Abono, plagas y enfermedades

Se reproduce a través de semillas en primavera. Hay que reproducirlo de la siguiente manera:

  • Lo primero que debes hacer es llenar una bandeja con agujeros o una maceta con un diámetro de unos 10,5 cm con un medio de cultivo universal mezclado con perlita al 50%.
  • Una vez hemos drenado toda la bandeja regamos con bastante cuidado controlando en todo momento la cantidad de agua.
  • Colocamos astado semillas por ranura, aunque también podemos colocar entre 5-6 semillas en la maceta.
  • Después cúbrelos con una fina capa de arena de río que este previamente lavada.
  • Por último, colocar el semillero fuera en un lugar situado a semi sombra. Lo más normal es que el primero germine en unas dos semanas.

El cactus peyote es uno de los más resistentes a enfermedades y plagas de insectos. Solo hay que protegerlo de los moluscos (caracoles y babosas), porque estos animales tienen debilidades frente a las plantas blandas sin espinas.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre cómo cuidar un cactus peyote y cuáles son sus características principales.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.