Cómo cultivar lantana

Lanta de flor rosa

La lantana es un arbusto precioso: produce unas florecillas de colores muy vivos y alegres durante la primavera y el verano, alegrando el jardín, el patio, la terraza… Puede estar en cualquier lugar, siempre y cuando le dé la luz del sol de forma directa.

Su mantenimiento es relativamente sencillo, ya que tan sólo necesita riegos regulares y aportes de abono de vez en cuando para estar bonita. Pero, ¿sabes cómo cultivar lantana? Si acabas de adquirir una y te gustaría saber cómo tenerla tan bonita como el primer día, en este artículo te explicaremos todo lo que debes saber.

¿Cuáles son los cuidados de la lantana?

Lantana de flor amarilla

La lantana es un arbusto conocido como Bandera española, Flor de Duende, Flor de sangre, Trescolores, Yerba de Cristo, Cariaquito o Sietecolores muy popular. Además de tener un alto valor ornamental, es una planta fácil de cuidar, tanto es así que es apta para principiantes.

Sus cuidados son muy sencillos. Tan sólo tenemos que tener en cuenta lo siguiente:

  • Riego: tiene que ser frecuente, pero evitando el encharcamiento. Lo más recomendable es comprobar la humedad de la tierra antes de regar, por ejemplo introduciendo un palo delgado de madera: si al extraerlo sale prácticamente limpio, regaremos ya que la tierra estará seca. En el caso de que le tengamos puesto un plato debajo, le quitaremos el agua que sobre a los diez minutos de haber regado.
    Otro truco para saber cuándo hay que regar es observarle las hojas: si se muestran tristes, caídas, seguramente necesitará agua.
  • Abonado: en primavera y verano se debe abonar con un abono universal para plantas o con guano (líquido), siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.
  • Poda: a finales del invierno. Tenemos que quitar las ramas secas, enfermas o débiles, y aquellas que hayan crecido en exceso.
  • Época de plantación o trasplante: en primavera.
  • Rusticidad: soporta el frío hasta los -3ºC.

¿Cómo se multiplica?

Lantana de flor blanca

Para obtener nuevos ejemplares podemos hacer dos cosas: sembrar sus semillas o hacer esquejes. Sepamos cómo proceder en cada caso:

Siembra

Si queremos sembrar las semillas, podemos seguir este paso a paso:

  1. Lo primero es, por supuesto, adquirir las semillas en primavera.
  2. Una vez en casa, las introduciremos en un vaso con agua durante 24 horas. Al día siguiente, descartaremos aquellas que se hayan quedado flotando, pues lo más probable es que sea inviables (aunque siempre podemos sembrarlas en una maceta aparte. A veces surgen sorpresas 🙂 ).
  3. Después, rellenamos una maceta o bandeja semillero con sustrato de cultivo universal mezclado con perlita a partes iguales, y lo regamos.
  4. Ahora, esparcemos las semillas sobre la superficie dejando una distancia de unos 3 centímetros entre ellas. Es importante no poner muchas en un mismo recipiente, pues de lo contrario más adelante será difícil que todas superen el trasplante. Teniendo esto en cuenta, si la maceta es de, por ejemplo, 10’5cm de diámetro, no pondremos más de 4 semillas.
  5. Luego, las cubrimos con un poco de sustrato, el suficiente para que no puedan ser arrastradas por el viento.
  6. Finalmente, echamos un poco de cobre o azufre para prevenir hongos, y volvemos a regar.

Si mantenemos la tierra siempre húmeda pero no encharcada, a pleno sol, germinarán en alrededor de 1 mes.

Esquejes

Si tenemos prisa por tener nuevas lantana, podremos plantar esquejes a finales de verano o después de la floración. El paso a paso a seguir es el siguiente:

  1. Lo primero que hay que hacer es cortar una rama que se vea sana con una longitud de unos 12cm.
  2. Ahora, les quitaremos las hojas inferiores.
  3. Después, humedeceremos la base del esqueje con agua y lo impregnaremos con hormonas de enraizamiento en polvo.
  4. A continuación, lo plantamos en una maceta con sustrato de cultivo previamente regado. Hay que insertarlo unos 5cm.
  5. Luego, pulverizamos con fungicida el esqueje y el sustrato para prevenir hongos.
  6. Finalmente, cubrimos la maceta con un plástico transparente o con una botella de plástico transparente invertida, teniendo cuidado de que no toque el esqueje.

Una vez hecho esto, sólo quedará mantener el sustrato húmedo y esperar más o menos un mes 🙂 .

Lantana en flor

Y así, podremos tener no una, sino varias lantanas bien cuidadas 🙂 .

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *