Cómo eliminar mosquitos de las plantas

Los mosquitos son una plaga muy molesta

Aunque los mosquitos no suelen ser un peligro para las plantas, sí que son unos insectos de los que conviene mantenerse alejado. Desde el primer momento que salen del agua o de la tierra húmeda, ya convertidos en adultos, hacen todo lo que pueden para posarse sobre un animal de sangre caliente (independientemente de que tenga patas o piernas) para picarle. Y todos sabemos lo insistentes que llegan a ser.

Si bien por lo general no suelen causarnos más que picor que desaparece por sí solo al cabo de unos días, y, quizás, un pequeño enrojecimiento, a veces la situación se puede complicar mucho, pues estos insectos pueden trasmitir patógenos como el virus de la malaria o el protozoo leishmania, causante de la leishmaniosis. Por eso es tan importante saber cómo eliminar mosquitos de las plantas.

¿Por qué salen los mosquitos?

El mosquito es una molestia

Imagen – Wikimedia/Enzo Guidi

A los mosquitos les favorece el exceso de humedad y también las altas temperaturas; aunque con esto del cambio climático y la aparición de nuevas variedades, poco a poco estamos viendo ejemplares incluso en invierno, como en las regiones cálidas del mediterráneo, las cuales siempre han tenido temperaturas invernales suaves, pero a medida que pasa el tiempo el frío invierno tarda más en instalarse.

Por eso, ya no solo tenemos que tomar medidas para evitarlos en verano, sino que ahora no está de más hacerlo el resto del año también.

¿Cómo prevenir los mosquitos en las plantas?

Hay una serie de cosas que se pueden hacer para reducir al mínimo el riesgo de que aparezcan:

Evita dejar recipientes con agua en el exterior

Esto es lo primero que se ha de hacer. Si queremos que nuestro jardín, patio o terraza esté libre de mosquitos, no tenemos que darles la oportunidad de multiplicarse. Ni siquiera es buena idea dejar cubos fuera durante el invierno si vivimos en una zona donde las temperaturas son suaves. Por eso, si hemos recogido agua de lluvia, lo mejor es llenar garrafas con esa agua y cerrarlas con un tapón el mismo día o como muy tarde el siguiente.

Si tienes animales o eres de los que deja bebederos para que los gatos callejeros puedan beber, cámbiales el agua con frecuencia: cada 2 o 3 días. Durante los meses más cálidos los mosquitos se desarrollan con rapidez; en invierno tardan más en llegar a hacerse adultos, pero igualmente, cuando se trata de evitar que haya en las plantas, toda prevención es poca.

Pon plantas repelentes de mosquitos

La lavanda es una planta antimosquitos

Hay algunos olores que los mosquitos detestan, como el que emiten muchas plantas aromáticas. Una de las que a mí mejor me han funcionado es la lavanda. Existen varios tipos, y todos se caracterizan por su fácil cultivo: solo necesitan sol y algo de agua, aunque soportan la sequía.

Otras plantas interesantes son el romero, la albahaca, el tomillo, el geranio anti mosquitos y la citronela. Al igual que la lavanda, también se han de colocar en lugares soleados y regarse con moderación.

…Y evita cultivar plantas que atraen mosquitos

Del mismo modo que existen plantas que los repelen, también hay otras que los atraen. ¿Quién no ha ido de excursión por el campo y ha vuelto a casa con alguna que otra picadura? Por eso, es recomendable evitar tener plantas como laurel, camomila, pensamiento o lantana.

Si te gustan demasiado y quieres tenerlas sí o sí, entonces ponlas rodeadas de otras que repelan a estos insectos, y a ser posible lejos de las áreas en las que pases más tiempo.

Controla el riego de tus plantas

Aparte de lo que hemos contado hasta ahora, estos insectos pueden posarse sobre las plantas cuando las regamos demasiado. De hecho, existe una variedad, el mosquito de tierra, que pasa su fase larvaria en la tierra, pero esta ha de estar permanente húmeda para que llegue a la fase adulta.

Y claro, es demasiado fácil conseguir que eso ocurra, ya que basta con regar mucho sin darle tiempo a la tierra a que se seque, o bien poniéndole un plato debajo de la maceta y no escurrirlo nunca. Por ello, es muy, muy importante regar cuando sea necesario, escurrir el plato, y no plantar ninguna planta en macetas sin agujeros (a no ser que sean acuáticas).

¿Cómo quitar los mosquitos en las plantas?

Ahora es momento de saber cómo eliminarlos en caso de que ya estén en las plantas:

Pon algunas trampas

Las trampas amarillas eliminan los mosquitos

Las trampas cromáticas amarillas están recubiertas por una sustancia adhesiva que atrae a moscas y mosquitos. Cuando estos se posan sobre ellas, ya no se despegan y al final mueren. Por eso, es muy aconsejable ponerlas por ejemplo en:

  • Colgadas en ramas de árboles y/u hojas de palmeras (en los tallos que las unen al tronco)
  • En semilleros y en lugares en los que haya plantas agrupadas, como mesas o estanterías
  • En el interior del invernadero

Y lo mejor es que no valen mucho: el precio suele rondar los diez euros. Incluso los hay de más económicos, como este, que se compone de 20 pequeñas piezas de 8 x 12 centímetros que puedes clavar en las macetas o donde desees y que solo vale 7,69 euros. Además, no solo te sirven contra los mosquitos, sino también para eliminar pulgones y mosca blanca.

Suspende el riego temporalmente

A los mosquitos les encanta el exceso de humedad, de ahí que si queremos eliminarlos de la tierra, tenemos que dejar de regar durante un tiempo. De esta forma, las larvas no podrán continuar su desarrollo y morirán.

Pero también hay que escurrir el plato que tenga debajo de la maceta, el recipiente sin agujeros en el que la hayamos metido. Si cualquier mosquito se encuentra aunque sea un poco de agua estancada, la usará para dejar sus huevos.

Si es una planta que no resiste la sequía y que por lo tanto haya que regar con frecuencia, como tomateras, pimientos u otras, entonces podemos optar por tratarlas con insecticidas ecológicos, como la tierra de diatomeas.

Esta se parece bastante a la harina, y como ella es ligera y no deja residuo, pero es muy eficaz contra plagas, ya que actúa por contacto: una vez que toca el cuerpo de la larva (o del insecto), perfora su piel y hace que muera deshidratado. Eso sí, tarda un poco en hacer efecto, pero a los 2 o como máximo 3 días ya se ven resultados. En este vídeo tienes más información:

Cultiva plantas carnívoras

Hay algunas, como las Drosera y las Pinguicula que tienen hojas-trampa con mucílago, que es una sustancia pegajosa. Cuando cualquier insecto pequeño, como los mosquitos, se posan sobre ellas, ya no tienen nada que hacer. Eso sí, son plantas que pueden llegar a ser un poco exigentes, puesto que necesitan:

  • Sombra (no les puede dar el sol directo nunca)
  • Maceta de plástico con agujeros en su base
  • Riego moderado con agua de lluvia o destilada
  • Como sustrato, uno específico para plantas carnívoras, o una mezcla de turba rubia sin abonar (como la de Flower) mezclada con perlita a partes iguales
  • Protección en caso de que se produzcan heladas, y también contra los caracoles (las devoran)

Pero vale la pena cultivarlas. Son preciosas, y si solo tienes problemas con los mosquitos en verano, luego en invierno no te importará tener que meterlas en casa si vives en un pueblo o ciudad donde hace frío. Además, se quedan pequeñas siempre, así que se adaptan muy bien a vivir en macetas.

Con todos estos consejos, esperamos que los mosquitos dejen de molestaros, tanto a tus plantas como a ti.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.