Cómo plantar plantas en macetas

Las plantas se pueden plantar bien en macetas

¿Cómo se ha de plantar una planta en una maceta? Porque, imaginemos que hemos recibido un pedido con unas cuantas que vienen a raíz desnuda, como suele suceder al hacer compras en tiendas de cactus y otras suculentas, o solo con el cepellón -sin el recipiente- para que la caja pese menos y así abaratar el coste del envío.

Pues bueno, en cualquiera de los dos casos, tendremos que plantarla cuanto antes para que sufra lo menos posible. Y es que las raíces han de estar en contacto con la tierra o el sustrato, pues si les da el sol de forma directa por ejemplo, no solo sufrirán ellas sino también el resto de la planta.

¿Cómo elegir la maceta?

La maceta tiene que ser del tamaño adecuado para la planta. Pero como sé que con esto realmente no estoy diciendo nada, déjame decirte algo: el mejor recipiente será aquel en el que, cuando la planta esté en el centro, sea lo suficientemente ancho para que haya al menos unos dos centímetros entre el centro mismo de tu planta, y el borde de la maceta. Para que sea más fácil de entender, he hecho este dibujo:

Maceta adecuada

El círculo marrón representa a la maceta, y el verde a la planta. De todas formas, eso de los 2 centímetros entre la planta y el borde de la maceta es un dato orientativo, ¿vale? Si sabemos que tenemos una que crece muy rápido en anchura y/o que produce muchos hijuelos, como los sempervivum o las haworthias por ejemplo, pueden ser más.

Pero en cualquier caso, no recomiendo que sea excesivamente ancha; es preferible que tenga el tamaño justo para que la planta pueda crecer bien un año, que ponerla en una demasiado grande y que las raíces se pudran al tener mucha más tierra húmeda de la que realmente necesitan.

Ahora bien, aparte del tamaño, también has de mirar que tenga agujeros en su base. Estos es preferible que sean numerosos y pequeños, y no pocos y grandes, aunque si no encuentras de las primeras, puedes poner un trozo de malla de plástico en su interior -como las que se usan para proteger los troncos de los árboles y palmeras por ejemplo-, o incluso mallas de drenaje para bonsais.

¿Cómo se escoge el sustrato para la planta?

El sustrato ha de ser ligero

Actualmente es muy fácil conseguir un sustrato que sea específico para cada planta. Así, puedes comprar, sustrato para orquídeas, para plantas verdes, para plantas de huerto, para acidófilas (arces japoneses, camelias, azaleas, gardenias, etc.), para suculentas (cactus y crasas), e incluso para semilleros. También está el sustrato universal, que es aquel que se puede usar para el resto de plantas que tengan flores. Puedes comprar el que quieras pinchando en el enlace correspondiente.

Pero también puedes hacer tú tu propia mezcla, en función del tipo de planta que sea y de lo que necesite. Por ejemplo, si es un cactus, una buena mezcla es esta: turba negra con perlita a partes iguales. Pero si tienes una magnolia u otro árbol que necesite un sustrato ácido, es mejor que le pongas fibra de coco. En este artículo tienes más información sobre sustratos:

Flor de la camelia, un arbusto espectacular
Artículo relacionado:
Guía completa de sustratos: cómo elegir el más adecuado para tu planta

¿Cómo se ha de plantar una planta en maceta?

Tenemos la maceta, y tenemos el sustrato. ¿Y ahora? Ahora es momento de plantar nuestra planta en el recipiente. Lo que haremos de esta forma:

  1. Primero, tenemos que echar bastante sustrato dentro de la maceta. Si la planta está a raíz desnuda, casi tendremos que llenarla por completo; pero si está con su cepellón de raíces, tendremos que tener en cuenta el tamaño de este para procurar que no nos quede ni alta ni baja con respecto al borde de la maceta.
  2. Luego, cogemos la planta y la introducimos en la maceta. Hay que ponerla justo en el centro, y a una altura adecuada; es decir, la base de la planta tiene que quedar un poquito por debajo del borde del recipiente para que, cuando se riegue, no se pierda agua.
  3. A continuación, lo que haremos será echar más sustrato para terminar de plantarla. Es importante que vayamos haciendo presión hacia abajo en el sustrato, ya que ha de quedar compacto.
  4. Para acabar, cogeremos una regadera que tenga su alcachofa, la llenaremos con agua de lluvia o apta para consumo, y regaremos a no ser que sea un cactus o una crasa, en cuyo caso lo mejor será esperar una semana para que las raíces se asienten.

¿Cómo cuidar una planta recién trasplantada?

Ya está plantada en la maceta, pero ¿y ahora qué se puede esperar? Bueno, pues todo irá bien siempre que la pongamos en un lugar en el que haya mucha claridad, pero no sol directo. Aunque sea una planta que necesitar en un lugar soleado, no la dejaremos expuesta a la luz directa del astro rey hasta que no veamos que empieza a crecer, ya que de lo contrario se quemaría.

Asimismo, de momento solo la regaremos, procurando que la tierra no quede empapada. Es muy importante que no se empiece a abonar hasta que, repito, veamos crecimiento. Cuando empiecen a brotar algunas hojas, entonces será el momento idóneo para aplicarle algún o abono o fertilizante.

Más adelante, si vemos que le salen las raíces por los agujeros de drenaje, o si sospechamos que el recipiente que tiene se le ha quedado pequeño, la plantaremos en otro de mayor tamaño.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.