¿Cómo podar un Ficus?

Joven Ficus

Los Ficus son árboles de rápido crecimiento originarios de las regiones cálidas del mundo. Son tan ornamentales, que son muchos los que han optan y optan por hacerse con algún ejemplar. Pero, al ser plantas de gran tamaño, la poda es una tarea que se ha de realizar cada año con el fin de que tenga una copa más compacta.

Si no sabes cómo podar un Ficus, coge una sierra de mano para las ramas que tengan 1 centímetro o más de grosor, y unas tijeras de podar de bypass para las más delgadas, y sigue nuestros consejos sobre cómo podar un Ficus.

¿Cuándo se podan los Ficus?

Tijeras de poda

Los Ficus son árboles que crecen especialmente en primavera y verano. Para evitar que pierda demasiada savia, es muy aconsejable podarlo a finales de invierno, justo antes de que reanude su crecimiento, o bien en otoño si vivimos en una zona con clima suave y/o sin heladas. También es posible justo antes o después de haber empezado la estación de las flores, ya que al ser plantas tropicales y subtropicales reanudan su crecimiento algo más tarde que los árboles de climas templados.

Si tiene ramas ”verdes” (que no han lignificado) que están teniendo un desarrollo exceso, podemos recortarlas en cualquier momento del año.

¿Cómo podar un ficus paso a paso?

Para que la poda resulte ser un éxito, debes seguir estos pasos:

  1. Observa al árbol desde distintos ángulos: así sabrás qué ramas has de recortar y cuáles has de quitar de manera que continúe teniendo un aspecto natural.
  2. Corta la rama en una ligera inclinación hacia abajo justo antes de un nudo. El nudo es una protuberancia desde donde una hoja o rama se une al tallo. Deja al menos uno en cada rama si deseas mantener esta.
  3. Si quieres eliminar la rama para siempre, córtala lo más cerca posible del tronco o rama principal, procurando que el corte sea más bien oblicuo y no recto.
  4. Quita las ramas secas, enfermas y débiles para darle un aspecto más juvenil a tu árbol de Ficus.

¿Qué has de tener en cuenta a la hora de podar un Ficus benjamina?

Vista del Ficus benjamina

Imagen – Wikimedia/David J. Stang

El Ficus benjamina es, con diferencia, una de las especies más populares, sobretodo para decorar el interior de las viviendas. Sus hojas son más pequeñas que en el resto de ficus, y su crecimiento es menor (pero no hay que dejarse engañar por su apellido, ya que puede alcanzar una altura de hasta 15 metros sin problemas).

Por este motivo, y especialmente si lo usas como planta de interior o lo tienes en un jardín mediano o incluso pequeño, tendrás que ir podándolo de forma más seguida. De esta manera, podrás cultivarlo como arbolito o arbusto, y hasta te sería relativamente sencillo cultivarlo en maceta (de hecho, se puede trabajar hasta como bonsái, tal y como explicamos en este artículo).

Ahora bien, ¿cómo han de ser esas podas? Bueno, es muy importante evitar las podas drásticas; es decir, lo que tienes que ir haciendo una o dos veces al año -dependiendo de su ritmo de crecimiento- es ir recortando unos 2-5 centímetros (cuanto mayor sea el ejemplar, más podrás cortar) cada vez todas las ramas poco antes o poco después del inicio de la primavera con la ayuda de unas tijeras de podar; en el caso de que sean ramas muy jóvenes y finas, te servirán unas tijeras de costurero/a o incluso unas de manualidades. No te olvides de limpiarlas con algún desinfectante antes de su uso.

Fácil, ¿verdad? Así que ya sabes, si tienes que podar tu árbol, hazlo sin miedo 🙂 . Con estos trabajos realizados, lograrás tener un Ficus con el tamaño adecuado, seguro.


2 comentarios, deja el tuyo

  1.   Diana dijo

    Excelente este sitio,? Gracias por enseñarme tanto y tan bien,!!!!

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Diana.
      Nos alegra de que te guste el blog 🙂

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.