Cómo sembrar semillas de plantas aromáticas

Cómo sembrar semillas de plantas aromáticas

Cada vez es más habitual que en las cocinas haya plantas aromáticas de las que puedas echar mano en un momento para aderezar tus platos. Es algo que no solo ofrece una decoración natural, sino que el olor que desprende y el sabor para tus comidas hace que sea cada vez más agradable. Pero, ¿cómo sembrar semillas de plantas aromáticas? ¿Es igual que cualquier otra planta?

Te hablamos de todos los cuidados y los pasos que debes dar para sembrar semillas de plantas aromáticas para que al cabo de unas semanas consigas esas plantas que van a alegrar tu hogar y, en cierta forma, a cuidarte y a mejorar tu estilo de vida.

Tipos de siembra de plantas aromáticas

Tipos de siembra de plantas aromáticas

Uno de los primeros aspectos que debes tener en cuenta a la hora de sembrar semillas de plantas aromáticas es saber cómo vas a hacerlo. En general, hay dos tipos de siembra:

  • Directa. Es decir, se mete la semilla en la tierra de la maceta donde va a crecer, se tapa y se acondiciona la tierra para que germine bien (normalmente que esté húmeda).
  • En semilleros. Son como macetas pero mucho más pequeñas. Normalmente se usa una bandeja en la que se hacen agujeritos pequeñas en la tierra para dejar las semillas y cuando estas han germinado se trasplantan a su lugar fijo (a una maceta). En muchos casos los semilleros se cultivan a oscuras para potenciar el desarrollo (y tapados con un plástico con algunos agujeros para que respire) creando un efecto invernadero.

Realmente uno u otro dependerá mucho del tipo de plantas aromáticas que quieras sembrar. Y es que, según la que elijas, es más adecuado un tipo de siembra u otro.

Por ejemplo, en el caso del perejil, mejorana, cilantro, albahaca, cebollino… es mejor sembrar con el tipo directo; mientras que el romero, tomillo, salvia… aceptan mucho mejor (y tienes más éxito) si los pones en semillero. Otras plantas en cambio puedes ponerlas en uno u otro (menta, perifolio, ajedrea…).

La mejor época para sembrar semillas de plantas aromáticas

La mejor época para sembrar semillas de plantas aromáticas

Normalmente es en primavera cuando se siembran las plantas, incluidas las aromáticas. Pero lo cierto es que con algunas no habría que esperar tanto para hacerlo. Por ejemplo, la albahaca, cebollino, perifolio, tomillo o romero ya podrían plantarse porque empieza su época de siembra. En cambio, con el eneldo o la mejorana habría que esperarse al mes de abril.

Nuestra recomendación es que, a la hora de comprar semillas de plantas aromáticas, revises cuál es la época de siembra para tener más oportunidades de que estas germinen.

Además, en algunas es posible que requieran un periodo de humedad (o que se puede utilizar la técnica de la «servilleta húmeda» para hacer que germinen más rápido y así luego crezca mejor (hasta el punto de ahorrarte el semillero y plantar directamente en maceta para no pasar por un aclareo).

Cómo sembrar las plantas aromáticas

Sembrar semillas no tiene ninguna ciencia. Es algo que cualquier persona puede hacer. Dependiendo del tipo de siembra que hayas decidido (o en base a las plantas que vayas a plantar) se hará de una forma o de otra.

Si te has decidido por la siembra directa, lo mejor es escoger una maceta más o menos grande y rellenarla de tierra nutritiva y con drenaje. Haz un agujero no demasiado hondo en el centro y coloca la semilla cubriéndola un poco con la tierra. Riega y toca esperar.

Si, por el contrario, has elegido los semilleros, estos suelen ser de varios huecos. Tienes que rellenar cada uno de ellos de tierra y hacer agujeros para introducir la semilla. Cúbrela y riega pulverizando el agua (de lo contrario puedes sacar la tierra y con ella las semillas).

En ambos casos quedará esperar para ver si germinan. Algunos lo que hacen es ponerlo en un lugar luminoso mientras que otros cubren con plástico (al que le hacen unos agujeros para que respire) y lo ponen en un lugar oscuro durante 2-3 días para que germine con un efecto invernadero.

Consejos para sembrar semillas de plantas aromáticas

Consejos para sembrar semillas de plantas aromáticas

A continuación queremos dejarte algunos consejos que debes tener en cuenta a la hora de sembrar plantas aromáticas.

  • Utiliza una tierra orgánica y muy nutritiva pero que, al mismo tiempo, drene muy bien. Los cúmulos de agua no hacen nada bien a las semillas ni tampoco a las raíces que desarrollan porque podrían morir.
  • En algunos casos, no vas a poder plantar una sola semilla por hueco, sino que irán varias porque tampoco sabes si van a germinar todas. Ahora bien, en el caso de que lo hagan, debes proceder al aclareo. Esto es, separar las distintas plantas que hayan crecido para evitar que luchen entre ellas por el espacio y acaben marchitándose. Si ves que te germinan todas, intenta tener una maceta para cada una de las plantas. O al menos una jardinera para que estén separadas las plantas y cada una tenga su espacio.
  • Como vamos a ver a continuación, la luz solar es muy importante, pero cuidado al principio. Cuando germina la planta no está preparada para soportar el sol directo y lo único que conseguirás es que se queme y acabe muriendo. Para evitarlo, has de ir poco a poco. Primero dejándola en sombra y conforme pasen los días ir llevándola a más y más luz hasta conseguir ubicarla en un lugar donde le dé el sol directo. Esa es la clave para que estas plantas estén bien (salvo que haga mucho calor o queme demasiado el sol, con lo que tendrás que ubicarlas en semisombra).

Cuidados de las plantas aromáticas

Una vez que has sembrado las plantas aromáticas, y que estas han germinado y están creciendo, tienes que proporcionarle los cuidados que necesitan. En general, vas a tener que vigilar:

  • La iluminación y temperatura. Son plantas que necesitan sol directo pero, además, una temperatura templada. Si notas que hace demasiado calor o mucho frío, estarán mejor dentro de casa.
  • El riego. Es importante que la tierra se mantenga algo humedecida, pero no demasiado porque según qué planta puede ser perjudicial para ella.
  • Las plagas. El olor de las plantas aromáticas suele atraer a los insectos y a las plantas así que tienes que vigilar que no aparezcan. Si lo hacen, hay productos para estas plantas que te ayudarán a controlarlo.
  • La cosecha. Elige siempre la primera hora de la mañana, o última de la tarde, para cortar. Intenta hacer cortes limpios y no en exceso porque si lo haces algunas plantas dejarán de crecer y se marchitarán.

¿Te animas a sembrar semillas de plantas aromáticas?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.