Ventajas e inconvenientes de los cubremacetas

Los cubremacetas son unos objetos muy bonitos, pero lo cierto es que no se pueden usar para poner cualquier tipo de planta, ya que además de tener ventajas que ahora veremos, también tiene importantes inconvenientes que debemos tener muy presentes.

Así que, antes de comprar unos cuantos, te recomendamos leer este artículo para saber más sobre ellos, los cubremacetas.

¿Qué son?

Los cubremacetas son, como su propio nombre indica, unos recipientes en el interior de los cuales se colocan las macetas. Al igual que ocurre con estas, hay de muchas formas, tamaños y colores. Por ejemplo, los podemos encontrar de cristal, de plástico, de cerámica, de madera,…; con forma redonda, ovalada, de jarrón,…; de color rosa, amarillo, blanco, negro, transparente, etc.

Dependiendo mucho del porte y tamaño que tenga una planta se escoge el que más se desee. Pero a menudo nos olvidamos de lo más importante:

¿Cuáles son las ventajas y los inconvenientes?

Ventajas

Vamos a hablar primero de las ventajas de utilizar los cubremacetas:

  • Son limpios: cuando regamos el agua se queda dentro de ellos, por lo que el suelo permanece impoluto.
  • Son decorativos: para eso se hicieron y es algo que cumplen con creces. Son muy, muy bonitos, y quedan fenomenal en cualquier rincón.
  • Son fáciles de mantener: exceptuando los de madera o los de rattán que sí llevan algo más de mantenimiento (tratamientos con aceite de madera para que no se estropeen y quitarles el polvo con un pincel de manera frecuente), el resto basta con pasarles un trapo cada cierto tiempo.

Inconvenientes

Y ahora pasemos a los inconvenientes, que son muy poquitos pero importantes:

  • Aumenta el riesgo de pudrición: a las plantas (excepto si son acuáticas o de ribera) no les gusta tener las raíces siempre en contacto directo con el agua. Si no retiramos el agua que sobre a los diez minutos de haber regado, el cubremacetas acabará por causarles la muerte por asfixia.
  • Aumenta el riesgo de infección: una plantas que no se están cuidando del todo bien son muy atractivas para los insectos y, también para los hongos, los cuales no dudarán en acabar con ellas. El ambiente húmedo que crea el cubremacetas es ideal para estos fungosos inquilinos.

En definitiva, yo solo recomendaría usar los cubremacetas si lo que tenemos son plantas que quieren muchísima agua, o si somos personas que no tendremos problemas para acordarnos de retirar el agua que sobre después de regar.

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Jardinería

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta trabajar con la tierra y observar el comportamiento de cada uno de los seres vegetales, pues todos tienen características que los hacen únicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.