Cuidados de la Abelia grandiflora

cuidados de la abelia grandiflora en maceta

El género de las abelias contiene 30 de especies y todas ellas son arbustos originarios de México y Asia. Cuentan con un follaje semiperenne que tiene un color verde brillante y son muy útiles es para la jardinería y la decoración de espacios verdes. Una de las más utilizadas es la Abelia grandiflora. Los cuidados de Abelia grandiflora no son complicados y sus flores son bastante bonitas de un color blanco que contrastan con el intenso verde de las hojas y el tono rojizo de los tallos.

Por ello, vamos a dedicar este artículo a contarte todo lo que debes saber sobre los cuidados de la Abelia grandiflora y cuáles son sus características principales.

Características principales

arbusto decorativo

Abelia grandiflora suele alcanzar una altura de unos 150 cm, aunque puede duplicar esta altura. Es un arbusto con tallos rojos, las hojas lanceoladas son de un hermoso color verde y los bordes son dentados.

Las flores de Abelia grandiflora son tubulares y en forma de campana, de solo 1 cm de largo, con pétalos rosados ​​y agradable fragancia. Cuando los pétalos caen, después de la floración, el cáliz permanece en la planta, enrojeciendo los arbustos, lo que es muy apreciado en decoración. En el entorno adecuado, sigue floreciendo durante todos los meses cálidos desde la primavera hasta el otoño, por lo que es tan popular en jardinería.

Las ramas son leñosas, externas y arqueadas, algo caídas y pubescentes, compuestas de hojas ovaladas y brillantes de color verde oscuro opuestas. Cada uno de ellos mide 5 cm de largo. El período de floración va desde mediados de primavera hasta mediados de otoño, y se compone de flores tubulares de agradable fragancia, concentradas en cimas axilares o terminales. Su diámetro suele rondar los 2 cm y la corola es blanca con manchas rosadas.

El cáliz consta de hasta cinco sépalos anaranjados o rojizos, que aún existen después de la floración. Como se mencionó anteriormente, Abelia grandiflora generalmente se cultiva en jardines como planta ornamental aislada o como barrera con otras especies de arbustos. Se recomienda utilizar esta planta para formar grupos uniformes o amplios y amplios. También puede plantarse en macetas, teniendo cuidado de que el contenedor elegido tenga siempre de un tamaño generosamente más grande que la parte subterránea de la planta. Como mínimo, el diámetro de la maceta debe ser el doble del terrón.

Cuidados de la Abelia grandiflora y requisitos

cuidados de la abelia grandiflora

Esta planta necesita mucha luz solar, incluso luz solar directa. De hecho, a menos que vivamos en un clima inusualmente cálido, la abelia necesita estar expuesta a la luz directa tanto como sea posible. Sin embargo, si la luz del sol en nuestra zona es particularmente fuerte, las plantas preferirán un lugar semi-sombreado.

Cuando se trata de la ubicación de la abelia, lo más importante es protegerlo de las corrientes de aire, que simplemente no puede tolerar. Por lo tanto, en áreas con mucho viento, es necesario plantar arbustos en refugios con otras plantas o paredes más grandes.

En cuanto a la temperatura, puede tolerar climas cálidos o incluso muy cálidos sin ningún problema, pero no a bajas temperaturas, especialmente cuando las plantas son jóvenes. Este arbusto no puede tolerar las heladas antes de que los tallos estén lignificados, momento en el que puede soportar temperaturas específicas de hasta -10 ºC.

Riego

Otro de los cuidados de la Abelia grandiflora es el riego, ya que aunque su sustrato suele requerir cierto grado de humedad, puede soportar ciertas sequías. Por lo tanto, siempre que se riegue de vez en cuando, las plantas con flores grandes pueden soportar pequeños riegos descuidados.

En los meses más cálidos, se recomienda mantener un riego constante y regular, y no sumergir siempre las plantas, sino proporcionar un riego profundo. Por otro lado, el riego debe reducirse considerablemente en los meses más fríos, una vez cada dos semanas o más a intervalos. Además, ten en cuenta que si pones la planta en maceta, hay que retirar el exceso de agua del plato 10 minutos después de haber regado.

Sustrato y abono para mejorar los cuidados de la Abelia grandiflora

arbustos ornamentales

Este puede ser el cuidado más importante de la abelia junto con la luz. Necesita un suelo bien drenado y muy rico en materia orgánica. Por tanto, es necesario buscar una zona en el jardín que no tenga problema de drenaje, pero si el suelo no está bien drenado, hay que añadir arena antes de plantar.

En la maceta funciona bien una mezcla universal hecha a partes iguales de turba, lombriz y fibra de coco, sobre todo si le añadimos un poco de vermiculita y perlita.

No se debe descuidar el fertilizante para esta planta, que es muy necesario para su salud y floración. Independientemente de si está en maceta o no, los fertilizantes orgánicos deben aplicarse en primavera y otoño, uno es para promover la floración y el otro es para fortalecer antes del invierno.

Mantenimiento, reproducción, plagas y enfermedades

Si quieres saber cómo podar Abelia grandiflora, tienes suerte porque la planta no es muy exigente al respecto. Una poda de mantenimiento cada dos años es suficiente para mantenerla en buen estado. Dado su enorme crecimiento en esta zona, basta con quitar las ramas y hojas que se encuentren en mal estado y utilizarlas, si se quiere, para controlar su crecimiento y darle forma, especialmente en el ancho.

La forma más fácil de reproducir sus flores grandes en casa es cortándola o dividiéndola en pedazos. Para propagar abelias por esquejes, se debe realizar en verano, y se toman tallos de corcho, y la división de racimos es mejor en primavera. En el caso de reproducción de esta planta, se recomienda trasladar el arbusto cortado o separado a un área controlada o interior y trasplantarlo a su nueva ubicación final después del enraizamiento y agarre adecuado.

Una de las mejores características de este arbusto es su extraordinaria resistencia a las plagas y enfermedades más comunes, y no suele verse afectado. A lo sumo, solo cuando la planta está débil, ocasionalmente es atacada por pulgones, pero siempre que esté con buena salud y nutrición es raro que eso pase.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre los cuidados de la Abelia grandiflora.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.