Rebutias, los cactus más alegres

Rebutia marsoneri

Las flores de las cactáceas son una auténtica maravilla. Tienen un colores muy vivos y es difícil encontrar alguna que no te guste. A pesar de que se mantienen abiertas muy poco tiempo, dos días a lo sumo, siempre es un placer para la vista poder contemplarlas, especialmente si son de Rebutias.

Estas plantas son idóneas para tener en maceta, pues no superan los 7cm de altura ni los 40cm de diámetro. Además, no requieren de muchos cuidados, de modo que si buscas especies de pequeño tamaño para decorar la terraza o el patio que produzcan flores muy alegres, descubre a estos maravillosos cactus.

Características de las Rebutias

Sulcorebutia krugerae var. krugerae

Nuestra protagonista es originaria de Bolivia y el norte de Argentina. El género, Rebutia, tiene un sinónimo que todavía hoy se utiliza mucho y es el de Sulcorebutia. Tiene forma entre esférica y columnar y suele formar grupos de varios ejemplares. Los tallos son carnosos, de distintas tonalidades de verde o lila, protegidos normalmente con numerosas espinas cortas.

Las flores, las cuales brotan desde las areolas en verano, pueden ser rosas, naranjas, amarillas o rojas. Las plantas obtenidas desde semilla florecen pronto, a los 2-3 años.

¿Cómo se cuida?

Rebutia nigricans

Si quieres tener uno o varios ejemplares, a continuación te decimos cómo se cuidan:

  • Ubicación: coloca tu cactus en una exposición soleada, pero sin que le dé el sol fuerte de la tarde. Puedes tenerlo en una habitación en la que entre mucha luz, pero protegido de las corrientes de aire.
  • Sustrato: es importante que tenga muy buen drenaje. Puedes usar sustratos arenosos, como akadama o arena de río, o mezclar turba negra mezclada con perlita a partes iguales.
  • Riego: moderado en verano, algo más escaso el resto del año. La frecuencia dependerá del clima y de la ubicación, pero en general se debe regar dos o tres veces por semana en los meses más cálidos, y cuatro veces al mes el resto del año. En invierno, hay que regar muy poco, una vez al mes.
  • Abonado: muy recomendable echarle una cucharada pequeña de Nitrofoska una vez cada 15 días en primavera y verano. También se puede usar abono líquido para cactáceas, siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.
  • Trasplante: cada dos años, en primavera.
  • Multiplicación: por semillas en primavera-verano, y por separación de hijuelos en verano.
  • Rusticidad: soporta bien el frío de hasta los -3ºC, pero hay que protegerlo del granizo.

Sulcorebutia ‘Roberto Vasquezi”

Que disfrutes de tu cactus 🙂 .

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Cactus

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *