¿Cuáles son los cuidados de los helechos?

Vista de helechos

Los helechos son unas plantas magníficas que se pueden tener en macetas o en el los rincones del jardín donde no llega suficiente luz. Tienen frondes (hojas) muy bonitas y elegantes: algunas son bastante largas, llegando a medir incluso el metro de longitud, y hay que otras que pese a que no superan los 50cm, hacen que el conjunto tenga un valor ornamental increíble.

Pero, ¿cuáles son los cuidados de los helechos? Si acabas de hacerte con uno y no sabes cómo cuidarlo, a continuación te ofrecemos una serie de consejos para que puedas disfrutarlo.

Hojas del helecho Nephrolepis sp

Los helechos son plantas que habitan sobretodo las regiones tropicales y subtropicales del mundo; sin embargo, podemos encontrar especies más norteñas, como los Nephrolepsis exaltata o el helecho arbóreo Dicksonia antarctica, los cuales pueden resistir sin problemas heladas de hasta los -2 grados centígrados. Sin embargo, los que se venden en los viveros suelen ser bastante frioleros, hasta el punto de que los colocas una vez en el exterior y si la temperatura baja de los 5ºC lo más seguro es que al día siguiente te lo encuentres quemado por el frío.

Si tenemos esto en cuenta, lo mejor es siempre prevenir. Por eso, lo primero que hay que hacer es cambiarlos de maceta a una que sea unos 3-4cm más amplia, y ponerles un sustrato de cultivo universal mezclado con un 30% de perlita. En el fondo del recipiente es muy aconsejable poner una primera capa de bolas de arcilla expandida o greda volcánica para que el drenaje sea aún más rápido y las raíces no estén mucho en contacto con el agua del riego que sobre.

Hojas de helechos

Una vez en la nueva maceta, tenemos que ponerlos en una zona muy luminosa pero donde no le dé el sol de manera directa. También es conveniente que, si está en casa, no le lleguen las corrientes de aire (ni frías ni cálidas) pues de lo contrario las hojas se podrían secar. Por este mismo motivo, es muy, muy necesario que los reguemos cada dos o tres durante la primavera y sobretodo el verano, que es cuando más agua necesitan, y algo menos el resto del año.

Como agua de riego podemos usar la de lluvia o sin cal. Si no tenemos cómo conseguirla bastará con diluir el líquido de medio limón en un litro de agua. Hay que evitar mojar las hojas, ya que podrían pudrirse. Además, si les tenemos puesto un plato debajo, les retiraremos el agua que sobre a los 10 minutos de haber regado.

Hojas de Cyathea

Por último y no menos importante, debemos de abonarlos durante la primavera y el verano con abonos universales o, aún mejor, con guano en forma líquida, que es un abono orgánico de muy rápida eficacia. Independientemente de cuál escojamos, debemos seguir las indicaciones especificadas en el envase del producto.

Así podrá crecer sin problemas.

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Plantas

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *