Cómo cultivar canónigos, propiedades y beneficios

La posibilidad de poder cultivar canónigos, para las personas que tengan huertos en sus hogares puede representar una gran dificultad. De esta manera se puede decir, que si las plantas son capaces de encontrarse en las mejores condiciones climáticas, estas serán capaces de podernos brindar un gran cantidad de hojas y de las cuales podemos consumir crudas preparando una deliciosa ensalada.

Si bien, estas plantas de los canónigos se pueden encontrar en zonas con un clima de temperatura templada, hay que tener en cuenta que debemos trabajar con ellas en los períodos en el que las temperaturas bastante calurosas hayan disminuido en su totalidad o que por lo menos no haga tanto calor. Es recomendable que podamos comenzar a sembrar nuestras plantas de canónigos en los últimos meses de la estación del verano, para que así tengamos la posibilidad de poder tener una buena recolección es las estaciones de otoño y de invierno, por lo que podemos decir que a este tipo de planta les agrada mucho los climas frescos.

Cuidados que necesitan los canónigos

Los cuidados que necesitan tener el suelo donde vamos a plantar nuestros canónigos son bastante fáciles, tienen que tener un buen drenaje, estar lo suficientemente húmedos y lo suficientemente aireados.

Es recomendable que se remueva un poco la tierra antes de poder sembrar las plantas, eliminando cualquier tipo de plantas que puedan llegar a interferir con el crecimiento de nuestras platas de canónigos, así que para sembrar, lo debemos hacer de forma directa a partir de sus semillas como muchas de las plantas. Las podemos plantar en una hilera, además de esto tenemos que separar las semillas sobre unos 10  cm aproximadamente al colocar la siguiente, incluso te recomendamos remojar las semillas un par de días antes de sembrarlas, esto puede ser de gran ayuda para la germinación de las mismas.

Al mes y medio de haber sembrado nuestras semillas de canónigos, podemos comenzar con lo que es la recolección de las hojas de nuestras plantas en lo que inicie la estación de la primavera.

Esta recolección la tenemos que hacer antes de que las plantas comiencen a producir flores, ya que una vez que esto ocurre,  las hojas ya no las podemos consumir debido a que el sabor que poseen después de esto es algo poco agradable, así que para que podamos cosechar las plantas de canónigos, necesitamos cortar a planta desde la base.

Los cuidados necesarios que este tipo de planta requiere son bastante fáciles realmente. Al regarlas, tenemos que hacerlo de una manera moderada pero se tiene que realizar todos los días para que el suelo se pueda mantener lo suficientemente húmedo.

Por supuesto tenemos que evitar que los excesos de aguas produzcan charcos, ya que esto puede causar que la planta se pueda pudrir en la parte de las raíces y cuando aparezcan hierbas alrededor de nuestras plantas tenemos que eliminarlas.

Si ya hemos recolectado las hojas de nuestras plantas de canónigos, las podemos conservar en el frigorífico durante un tiempo de tres días. El sabor que tienen dichas hojas es un poco ácido y posee un aroma bastante familiar al de las nueces.

Propiedades y beneficios de los canónigos

Estas plantas de canónigos poseen entre sus propiedades las vitaminas A, C, B6 y la vitamina E, a su vez también posee un alto contenido de carotenos, hierro, potasio, ácido fólico y calcio.

La gran importancia que tiene la presencia del hierro en la planta de canónigo, le da la posibilidad de poderse convertir en una de las plantas que se puede recomendar para la dieta de aquellas personas que tengan problemas de falta de hierro en la sangre y también es un buen tratamiento para las enfermedades como la anemia.

 

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Huerto

Lurdes sarmiento

Mi nombres es Lurdes y entre una de mis grandes aficiones se encuentra la jardinería y todo lo que tenga que ver con la naturaleza, las plantas y... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *