Dorstenia foetida, una planta suculenta de lo más curiosa

Dorstenia foetida

La Dorstenia foetida es una de las plantas de colección más sorprendentes. A diferencia de las demás, su flor es muy curiosa, de color verde y con unos pétalos que en nada se parecen a los que tienen las margaritas, por ejemplo.

Se trata de una pequeña planta suculenta, caudiciforme, que vive bien en maceta, siempre y cuando se le proporcionen algunos cuidados. Anímate a descubrir esta extraordinaria especie 🙂 .

Características de la Dorstenia foetida

Flor de Dorstenia foetida

Tallo

Nuestra protagonista es un sub-arbusto cuyo tallo a veces se ramifica. Los tallos tienen forma cónica y son gruesos, de color verde oscuro a caoba, con unos 15cm de diámetro y unos 40cm de altura.

Hojas

Las hojas son perennes o caducas dependiendo del clima y de las condiciones de cultivo, y son de un color vede claro o verde grisáceo. Tienen forma lanceolada, y miden de 1 a 15cm de largo, por 0,5 a 4,5cm de ancho.

Flores

Las flores son en realidad unas estructuras de color verde que en inglés se conocen como hyphantodiums. Son un tipo de inflorescencia en forma de disco que tienen ”cuernos” o ”tentáculos” en el borde. En el ”escudo” se encuentran las flores propiamente dichas, que son diminutas, y de color blanco-verdoso (se ven como puntitos o rayitas).

Fruto

El fruto es una vaina que se abre de manera explosiva enviando las semillas a una distancia de hasta 2 metros.

Semillas

Son diminutas, por lo que si tienes intención de obtener nuevos ejemplares tienes que atraparlas con un trozo de tela blanca, o esperar a que germinen en el sustrato.

¿Cómo se cuida?

Ejemplar de Dorstenia foetida

Si adquieres un ejemplar de Dorstenia foetida, a continuación tienes su guía de cuidados:

  • Ubicación: semisombra con mucha luz, o pleno sol.
  • Sustrato: ha de tener muy buen drenaje. Es muy recomendable plantarlo en pómice para que las raíces estén siempre correctamente aireadas.
  • Riego: moderado en verano, algo más escaso el resto del año. Hay que dejar secar el sustrato completamente antes de volver a regar.
  • Abonado: abonar cada 15 días con Nitrofoska, echando una cucharada pequeña en la superficie del sustrato. También se puede abonar con abonos para cactus y otras suculentas, siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.
  • Multiplicación: por semillas (difícil, por el propio tamaño que tienen), o por esquejes en primavera-verano.
  • Rusticidad: es muy sensible al frío. La temperatura mínima ideal es de 15ºC.

¿Habías visto alguna vez esta planta?

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *