El género Mimulus

Flores de las plantas Mimulus

Hoy vamos a hablar de una flor bastante conocida no sólo por su aspecto ornamental, sino por formar parte de numerosos remedios florales. Seguramente alguna vez has podido hablar de flores de Bach. Se trata del género Mimulus. En este grupo de plantas existen más de un centenar de especies entre las que nos encontramos Mimulus cardinalis o Mimulus lewislii. Estas plantas son perfectas para decorar las partes más sombrías y húmedas de los jardines.

Si quieres saber cómo cuidar y qué características tienen las plantas del género Mimulus, aquí te lo contamos.

Aspectos medicinales

Mimulus

Esta flor es bastante conocida por la fama que se le ha dado en los promedios florales. No sólo sirve para la ornamentación, sino que también era utilizada a principios del siglo XX para la homeopatía. El Doctor que se centró en el estudio de los efectos de esta planta para el tratamiento y la investigación fuera de lo común hizo que esta planta tomara mayor relevancia. Este científico ensayó todos los efectos de las plantas de este grupo en su organismo. Había de hoy la aplicación de los remedios está desfasada y no hay mucho sobre la eficacia.

Hay otras plantas más comunes de las que se saben más sobre sus efectos beneficiosos. Según un estudio del Doctor Bach, esta planta puede servir como remedio homeopático para calmar la ansiedad, ciertas fobias y ayudar a personas que sean muy nerviosas por lo general. Este Doctor ha descrito más de 38 remedios propuestos, aunque se han tomado más como una anécdota que como una solución a problemas.

Características principales

Cuidados de Mimulus

En nuestro caso, vamos a hablar de las plantas del género Mimulus porque tienen la cualidad de decorar los jardines. Supera el centenar de especies. Entre las más conocidas tenemos a Mimulus cardinalis, Mimulus lewisii, Mimulus glutinosus o Mimules cupreus entre otras.

También existen otros híbridos comerciales que poseen otras características semejantes a las mencionadas anteriormente. Son plantas que no suelen sobrepasar el medio metro de alto y tienen hojas con un color verde vivo. Los bordes de las hojas son lisos o dentados dependiendo de la especie que estemos tratando. Sus flores son de tipo solitaria y se les puede observar al final de un largo pedúnculo. Tienen forma de embudo y son bilabiadas. Dependiendo de la especie podemos tener flores con colores diferentes que varían entre el rojo, crema, amarillo, etc. La floración tiene lugar en verano, aunque hay algunas especies híbridas que se venden en tiendas que tienen la floración a principios de primavera.

Entre los usos más destacados tenemos la decoración de rocallas, bordillos o arriates. También hay muchas personas que la emplean en macetas para poder proteger las del frío y resguardarlas del invierno. En cuanto a las especies híbridas que hemos mencionado antes podemos ver aquellas que prefieren situaciones sombrías y con una mayor cantidad de humedad. Por ejemplo tenemos las especies M. cardinalis y M. lewisii.

Una de las grandes características que podemos resaltar de las plantas del género Mimulus este, aunque no sean plantas grandiosas o espectaculares de ver, no pasan desapercibidas si las colocamos para decorar tanto rocallas, como parterres o, incluso, en macetas.

Cuidados de las plantas del género Mimulus

Flores amarillas

Aunque no son plantas con muchos requisitos sí que debemos tener en cuenta algunos aspectos fundamentales en su cuidado. Lo primero de todo, es tener en cuenta las temperaturas y la ubicación. Dentro de este género se encuentran especies que necesitan de una buena exposición al sol. Hay otras que sí que necesitan mayor cantidad de sombra o son tolerantes a las bajas temperaturas. Teóricamente, son capaces de soportar hasta los -15 grados en invierno. Este hecho parece algo curioso dado que en la mayoría de ellas necesitan de algún tipo de resguardo ante el frío del invierno.

Lo ideal es que pongamos cada planta en la ubicación y de las temperaturas que necesite. En cuanto al suelo, debemos tener especial atención para que la planta pueda desarrollarse en buenas condiciones. Los suelos deben ser esponjosos, con bastantes nutrientes, una buena aireación y, no olvidar el drenaje. Para mantener la fertilidad del suelo lo suficientemente activa para poder cubrir los nutrientes que necesita estas plantas podemos abonar con un buen compost unas dos veces al año. La época más recomendada suele ser tanto en otoño como en primavera. Estos dos momentos del año son cruciales ya que necesitan una mayor cantidad de nutrientes tanto para la floración como para después de la floración.

Pasemos ahora a la frecuencia de riego. Al ser una especie que se adapta fácilmente a las condiciones de semisombra necesitará algo más de humedad de forma constante. La mejor forma para regarla es que los riegos sean frecuentes pero poco abundantes. De esta forma, conseguimos que el riego mantenga un cierto grado de humedad en el suelo lo suficientemente importante para mantener a la planta en buenas condiciones.

Multiplicación y mantenimiento de las plantas del género Mimulus

Mimulus en ecosistema natural

Si queremos multiplicar esta plantas, lo más sencillo es utilizar la división de la misma durante la época de primavera. De esta forma, conseguimos que en verano estén preparadas para la floración. De no hacerlo por división durante la primavera, tendremos que hacerlo con esquejes en verano, siendo esta técnica más complicada.

Para es el mantenimiento de la planta necesitamos que el sustrato tenga buenos nutrientes, mantillo y condiciones de humedad y frescura más o menos controlados y constantes en el tiempo. Aunque se puede propagar mediante semillas, no es lo más habitual si ya tenemos previamente a la planta. De todas formas, si queremos hacerlo así necesitaremos un semillero protegido que debemos mantener a una temperatura de 15 grados de forma constante. Si el crecimiento tenemos que garantizarlos desde cero puede que los cuidados al principio sean algo más estrictos. Sin embargo, una vez la planta ya ha enraizado y está desarrollándose podremos cuidar la aplicando el mantenimiento necesario según la especie dentro del género.

Como pueden ver, las plantas del género Mimulus pueden servirnos de acción si tenemos un jardín ubicado en sombra. Espero que con esta información puedan saber más sobre estas plantas y cómo debemos cuidarlas.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Buscas plantas que estén preciosas en otoño?
Echa un vistazo a nuestra selección de variedades y ya verás como vas a disfrutar como nunca de esta maravillosa estación
13 plantas de otoño para exterior