Eucalipto rojo (Eucalyptus camaldulensis)

Originario de Australia pero esparcido en muchas partes del mundo, esta especie arbórea también llamada eucalipto rojo y árbol perennifolio, pertenece al género Eucalypto de la familia Myrtaceae y se caracteriza por su gran tamaño y altura llegando alcanzar los 60 metros.

Durante toda su vida en buenas condiciones de agua y temperatura el diámetro puede alcanzar los dos metros. Su corteza es lisa y de color verde azulado o verde. De copa amplia y tronco muy grueso, su superficie se desprende en placas a través de los años y en ocasiones por completo. 

Características

A menudo este árbol se encuentra como su hábitat natural en las riberas de ríos o cursos de agua. Florece en invierno coincidiendo con la primavera australiana y sus flores se agrupan en número de 7 a 10 con una tapadera cónica que al desprenderse deja ver cantidad de estambres de blanquecino color.

Su periodo de floración es bastante amplio con límite hasta finales de primavera. Por su gran volumen y desarrollo no es recomendable para jardines y zonas urbanas, ya que se requiere de grandes espacios con gran amplitud para su libre expansión y desarrollo, aunado a que por su agresividad innata provoca el empobrecimiento de los suelos.

Es la especie de eucalipto de más extensa área de diseminación en Australia continental, donde es un icono, presentando una gran variabilidad genética. Crece en climas templados con lluvias de invierno, y al sur a tropicales con lluvias de verano en la zona norte.

Fuera de Australia quizás se trate de la mayor de las especies de eucalipto sembrada en zonas áridas o semi áridas y que resiste condiciones extremas de sequía como de inundaciones, además, de adaptarse también a climas marítimos.

Soporta la presencia de cal en el suelo hasta determinado punto, ya que si es excesivo le produce clorosis, una enfermedad propia de las plantas que debido a la carencia de sales produce la pérdida del color verde. Con una capacidad de adaptación que pone de manifiesto la elasticidad que posee, se puede plantar en cualquier lugar del mundo.

Se propaga a través de sus semillas, no así por estacas.

Cultivo del Eucalyptus camaldulensis

En España es ampliamente cultivada, siendo la segunda variedad más importante y abundante con una expansión en hectáreas plantadas de 175.000 y repartidas por todo el país.

Aunque fueron introducidas en el siglo XIX no fue hasta el siglo XX cuando se extendieron de forma masiva. Las provincias que sobresalen por poseer en su suelo esta especie son: Cáceres, Badajoz, Huelva, Sevilla, Toledo, Ciudad Real, Córdoba, Cádiz y Málaga.

La controversia no se hizo esperar por la introducción masiva de esta especie en este país, con partidarios y detractores, considerando los más radicales que la llegada de este árbol a tierras españolas fue una de las peores iniciativas forestales de las que se recuerdan en la historia española.

Actualmente, las plantaciones continúan siendo un obstáculo en la conservación de la flora y fauna, sumado a que por tratarse de una planta pirófita, esto quiere decir que facilita la propagación de incendios forestales por ser generadora de combustible y por su gran tamaño, agrava una situación de incendio que aunado a los otros factores se corre el riesgo de convertirse en un incendio forestal incontrolable en muchos casos.

El nombre hace alusión directa a la flor de este árbol que se encuentra bien protegida hasta abrirse por los sépalos camaldulis, que hace referencia al jardín italiano de Nápoles con dicho nombre.

Cuando es una planta joven, el eucalipto posee hojas alargadas con el ápice en punta sin pelos, a diferencia de la edad adulta en las que estas hojas se tornan anchas y con el ápice acuminado.

De flores pequeñas y blanquecinas dispuestas en umbelas axilares pedunculadas en las axilas de las hojas, en realidad es una especie de rápido crecimiento que sobresale por su gran capacidad de adaptación a la variabilidad climática.

Se ha esparcido su desarrollo en gran parte de Argentina desde la Provincia de Rio Negro hasta llegar al norte, integrando así forestaciones de macizos o cortinas y montes de reparo, siendo su presencia muy importante en la provincia de Buenos Aires, Santa Fe y Jujuy.

Por su elevado tamaño produce buena sombra en regiones de temperatura extrema como es el caso de Australia central, donde además sirve de estabilizador de bancos de rio y retiene el suelo.

Se trata de una especie arbórea maderera incluida en las denominadas exóticas, y teniendo en cuenta que los bosques del mundo están siendo talados, y el hecho de que la demanda creciente de madera para uso industrial y para atender necesidades de combustible en países en desarrollo con poblaciones en aumento van en ascenso, es una especie que no contribuye con el medio ambiente.

Se adopta como una solución viable la plantación de especies como el Eucaliptus camaldulensis, que se encuentra entre las más de 600 variedades  de este mismo género por su rápido crecimiento y sus múltiples usos, desde la madera propiamente dicha, hasta una serie de usos ambientales, medicinales y ornamentales.

Sin embargo, hay opiniones adversas a esta creciente popularidad que incentivan la plantación de estos árboles, el argumento tan válido como el anterior se refiere a los daños que a corto y largo plazo ocasionan al suelo estas especies, incluyendo el medio ambiente y a la disponibilidad del agua y la vida silvestre.

Es tal la situación que ya algunos países han prohibido de forma expresa la plantación de los eucaliptos, ya que es tal el poder desecante que posee la especie, que pueden transformar en más secos terrenos ya de por si semiáridos, llegando en algunas ocasiones a ser utilizados para desecar pantanos.

Beneficios

No obstante y pese a estas polémicas, no hay duda de que los beneficios medicinales que aporta el eucaliptus son irrefutables. En primer término el aceite esencial que se extrae de estos árboles es de suma utilidad en las dolencias de tipo respiratorio en su uso interno y por inhalación, y posee propiedades antisépticas en el caso de afecciones en bronquios y pulmones. Además sirve como desodorante, antihelmíntico, astringente, expectorante, febrífugo, hipoglucemiante, mucolítico, bactericida, fungicida y bacteriostática.

En su aplicación y uso externo encontramos que sus propiedades también son amplias, ya que sirven en el caso de antiinflamatorios, antisépticos, cicatrizantes, eccemas, vulvovaginitis, heridas, irritación cutánea e incluso infecciones bucales, aparte de que combate la halitosis o el mal aliento.

Por si fuera poco, alivia jaquecas, tonifica el sistema nervioso y se presenta en forma de loción para ser utilizada en cortaduras previniendo la aparición de gérmenes e infecciones. El factor primordial para todas estas cualidades que redundan en beneficios, es que estas hojas poseen virtudes antisépticas y balsámicas.

Como bactericida se ha podido constatar que el eucalipto tiene la facultad de eliminar e impedir el crecimiento y desarrollo de bacterias que se encuentran normalmente en nuestra piel y nariz, como es el caso de los estafilococos y mycobacterium.

Como antiinflamatorio es indicado hacer baños de vapor con las hojas de esta planta, logrando aliviar de esta manera los dolores y molestias causados por enfermedades como el reumatismo y la artritis.

En el caso de los antisépticos, sus cualidades son notables en el alivio y curación del acné e irritaciones de otra naturaleza en la piel.

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.