Ficus macrophylla

Ficus macrophylla en parques

Uno de los árboles de hoja perenne que se encuentra perfectamente decorando las ciudades y centros urbanos es el Ficus macrophylla. Se trata de un árbol que pertenece a la familia Moraceae y que se le conoce por su nombre común higuera de bahía moretón o higuera negra. Es capaz de alcanzar hasta los 60 metros de altura si crece en buenas condiciones, por lo que será  un elemento decorativo a gran escala.

En este artículo vamos a enseñarte cuáles son sus principales características y cuidados que necesita.

Características principales

Ficus macrophylla y su crecimiento

Se trata de un árbol que proviene de Australia y se encuentra principalmente en exteriores. Es bastante común verlo en parques y jardines por su porte decorativo y la facilidad que tiene en su cultivo. Hay personas que lo utilizan como elemento decorativo en interiores usando los ejemplares en modo bonsái.

Este tipo de ficus crece en las zonas cercanas al mar que son más cálidas. Su nombre común proviene de la zona de distribución natural que tiene en Australia. Se encuentra en Bahía Moretón en Australia. Es una especie que no tolera bien el frío porque está acostumbrada a tener las altas temperaturas de la zona australiana. Por ello, si las heladas son inferiores a -3 grados frecuentemente, puede morir. Si por el contrario, nos encontramos con alguna helada puntual, podrá sobrevivir sin problemas.

Si le otorgamos los cuidados necesario, es capaz de convertirse en un árbol enorme en relativamente poco tiempo. Gracias a su tamaño  enorme y a la morfología de los tronco es un excelente decorativo para parques y jardines. Además, es empleado como aporte de sombra extra en zonas más calurosas y en zonas de picnic.

Cuidados del Ficus macrophylla

Ficus macrophylla en jardines

Aunque es bastante fácil de cuidar y es, por lo general, resistente a numerosas plagas y enfermedades, no significa que podamos dejarlo sin ningún cuidado en absoluto. Normalmente, las plantas ornamentales que se emplean en lugares públicos suelen tener una mayor facilidad a la hora de los cuidados, dado que no se le puede tener especial atención a cada uno de ellos. Si elegimos plantas con cuidados muy exigentes, no podremos atenderla con la misma frecuencia que si la tenemos en elementos decorativos privados como en interiores y en jardines.

Para que el Ficus macrophylla se desarrolle en buenas condiciones necesitará de un suelo bien drenado, húmedo y en una zona donde haya gran cantidad de luz natural. Esta luz puede ser perfectamente los rayos de sol directo o semisombra. Depende de la ubicación que queramos darle en función de la utilidad. Por ejemplo, si queremos ponerlo en un parque para crear zonas recreativas o de picnic, nos interesa colocarlos en zona de sol directo para tener un espacio a la sombra donde poner a las personas.

El desarrollo alcanza su mejor estadio cuando el suelo posee un pH neutro, aunque también vive en suelos ligeramente ácidos y alcalinos. Posee un sistema de raíces enorme. Esto provoca la necesidad de tener un sistema de planificación del espacio donde se va a ubicar porque tendrá que poder desarrollarse de una forma normal. Si elegimos colocarlo en un paseo urbano, debemos garantizar que hay suficiente espacio para que las raíces puedan extenderse todo lo necesario.

En cuanto al riego, no necesita demasiado riego, dado que es una planta resistente a la sequía. Es perfecto para colocarlo en exteriores donde las lluvias no son muy frecuentes, que igualmente podrán vivir y desarrollarse bien.

Flores y frutos

Ficus macrophylla en ciudades

El Ficus macrophylla es un árbol bastante vistoso que posee una copa bien poblada. Las hojas tienen un aspecto alargado y ovalado y son de gran tamaño. Pueden llegar a medir entre 15-30 cm. No pierde sus hojas con el paso de las estaciones al ser de hoja perenne, aunque sí está continuamente renovándolas.

Las flores son bastante pequeñas en comparación con sus hojas. Tan sólo miden entre 2 y 3 cm. Van formando siconos de color amarillo blanquecino y no suelen destacar. Al ser un árbol tan grande en tamaño y  con hojas también grandes, las flores pequeñas suelen pasar inadvertidas.

El fruto de ese Ficus es un tipo de higo de un tamaño pequeño. Tan solo miden unos 2,5 cm de diámetro. Son de color verde al principio, pero conforme maduran, van adquiriendo un color púrpura. El color del higo no es siempre uniforme, dado que nos podemos encontrar algunas manchas claras a lo largo de su superficie. Son comestibles pero para nada ricos. No se suele incluir en ninguna gastronomía dado que el sabor deja mucho que desear.

Aunque para el ser humano no sirva de alimento, sí que es muy útil para los pájaros. Muchos pájaros y otros pequeños animales salvajes se alimentan de los higos.

Cultivo en interiores

Ficus macrophylla en bonsái

Aunque la cultivemos en interiores y tenga forma de bonsái, necesitará una maceta de gran tamaño para que las raíces tengan espacio suficiente para crecer con normalidad. Se puede podar en cualquier época del año, pero es a finales de primavera y principios de verano cuando es más indicada, dado que el clima cálido ayudará a que rebrote más rápidamente. De esta forma también permitimos que los esquejes que trasplantamos crezcan con mayor seguridad.

Hay que evitar a toda costa el exceso de agua para que no se pudran las raíces. Es conveniente usar un sistema de drenaje adecuado. Conviene regar una vez a las semana y hay que mirar si la tierra está encharcada o no. Si hay gran cantidad de agua acumulada puede favorecer la aparición de plagas y enfermedades.

La planta hay que ubicarla en zonas donde tenga una importante iluminación que pueda garantizar su crecimiento. Es muy recomendable tener la humedad del ambiente bastante  alta para que pueda crecer bien. Podemos mantener un recipiente de agua lleno junto a la maceta para que otorgue más humedad o bien podemos rociar las hojas de la planta por su base para que ayude a mantener la humedad.

Espero que con estos consejos puedas cuidar del Ficus macrophylla y disfrutes de su belleza al aire libre o en tu hogar.

¿Sabes cómo regar las plantas durante el verano?
Apunta nuestros consejos y trucos para poder disfrutar de una estación llena de vida y color
Riego de las plantas durante el verano

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.