Flores para decorar y hacer más bonito tu hogar

Una buenas flores bien coloridas y vistosas pueden decorar tu hogar dándole un toque más elegante y llamativo. Tanto para interior como para el jardín, existen numerosas flores cuyos cuidados no son muy complejos y que cumplirán perfectamente la función de decoración.

Aquí os vamos a mostrar algunas de las flores más bonitas y algunos cuidados básicos que puede tener. ¿Quieres saber qué flores escoger para tu hogar?

Azalea (Rhododendron Simsii)

La azalea es una planta-arbusto con gran belleza en sus flores que tienen forma de campana. Gracias a su colorido puede servir para darle más vistosidad de a tu hogar. Tiene unos cuidados bastante sencillos y tan sólo debes seguir algunos consejos.

Sus flores florecen en verano y es cuando esta planta requiere algo más de cuidados. Necesitan de abundante agua y un riego frecuente para que puedan florecer correctamente. Al regar debemos evitar mojar las flores o las hojas, tenemos regar directamente sobre la tierra. Durante la etapa de floración es importante mantener a la azalea húmeda siempre. Para ello, podemos cubrir con algún plástico el suelo donde esté plantada la azalea y así ayudar con la retención de humedad. Para regarlas lo más óptimo es utilizar el agua de lluvia.

Con respecto a su colocación, la azalea requiere de un lugar bien ventilado e iluminado donde no reciba directamente la luz del sol, puesto que podrían debilitarse las flores. Para conservarlas en su mejor estado, la mejor opción es colocarlas en lugares con semisombra y a unos 22 grados como máximo.

Si queremos mantenerla limpia podemos realizar dos podas al año. Una se hará en invierno y en ella se eliminarán las partes que estén secas o muertas para ayudar a su correcto crecimiento. La segunda poda será la de floración. Esta poda consiste en despuntar las diferentes plantas para frenar el crecimiento y así la planta irá adquiriendo una forma más ramificada y compacta.

Begonias (Begonia dichotoma Jacquin)

Esta planta destaca por sus flores, pero también por su follaje: sus hojas son, en general, ovales y carnosas, y algunas especies incluso poseen cierta suculencia en sus tallos y hojas, es decir, capacidad de guardar agua y humedad en esas partes.

La begonia necesita una tierra ligera y rica en humus. Lo más conveniente es una mezcla de turba, cortezas y arena. Debes mantener el sustrato siempre húmedo, no encharcado, ya que su mayor problema es que se pudran los tallos por exceso de riego. Para prevenirlo, es mejor regar la planta siempre por debajo, es decir, poniendo la maceta sobre un platito con agua durante un rato y luego retirar el agua.

En cuanto al lugar, tienes que procurar que la planta esté en un sitio con buena luz pero protegida por una sombra ligera, dado que, si el sol incide de modo directo sobre sus tejidos, lo más probable es que los queme. La temperatura más óptima es entre los 18 y 26 grados. Conviene también resguardar la planta de corrientes de aire.

Bromelias (Aechmea o Bromelia fasciata)

Estas plantas pueden encontrarse en el mercado en numerosas variedades, por lo que dispone de una mayor versatilidad a la hora de combinar colores con otras flores en tu hogar. Aunque haya muchas variedades, al pertenecer al mismo género, todas requieren cuidados muy parecidos.

Estas plantas toleran poca luz, por lo que sirven perfectamente para decorar también los interiores, aunque si queremos que crezca lo más bonita posible, es importante colocarla ante los rayos de sol directos, al menos durante una hora al día.

Las temperaturas que soportan estas flores son las propias de climas más templados o cálidos. No son capaces de aguantar bien las temperaturas muy bajas. Con lo que sí tienes que tener bastante cuidado es con el riego. Las bromelias son plantas que no necesitan mucha agua, por lo que no se debe inundar la maceta en ningún momento. Solo se riega cuando la tierra se seca del todo y no se deja inundar.

Camelias (Camellia japonica)

Estas plantas son consideradas como los más bellos arbustos en flor. Aunque no tienen una floración muy notable en las épocas de otoño y primavera, si se cuida correctamente, se podrá mejorar su crecimiento y aumentar su belleza.

No es una planta que requiera de muchos cuidados. Solamente se debe prestar algo más de atención en el riego. Se tiene que evitar el estancamiento de agua en las raíces para que no las ahogue y las acabe pudriendo. Solamente es importante mantener la tierra algo húmeda.

Las camelias pueden mantenerse en una misma maceta durante varios años, pero deben ser cambiadas después de ese tiempo para que puedan seguir creciendo correctamente. Cuando se trasplante se le proporcionará un macetero más grande.

En cuanto a cuidados relacionados con la poda, las camelias no requiere de poda, pero si quieres equilibrar mejor las ramas o reducirlas, puede podar cuando termine su etapa de floración.

Claveles (Dianthus caryophyllus)

Los claveles nos ofrecen bellas flores durante el año y bastante características. Son fáciles de mantener. Su floración tiene lugar entre los meses de mayo hasta septiembre. Si quieres plantar claveles, debe ser en la temporada de otoño o primavera.

Para darle cuidados de mantenimiento es importante cortar las flores que se han marchitado conforme van apareciendo, ya que esto ayudará a la estimulación del crecimiento de nuevas flores. No necesitan riegos regulares, puesto que son capaces de aguantar años sin necesidad de muchos cuidados. Sin embargo, cuando los claveles están recién plantados, sí se deben regar regularmente para ayudarles a favorecer el enraizamiento de la planta.

En cuanto al lugar, prefieren lugares soleados y con buena ventilación.

Crisantemos (Chrysanthemum)

Aunque esta planta es famosa por decorar las tumbas en los cementerios, también pueden decorar tu hogar dándole un buen colorido. Existe una gran variedad de crisantemos de muchos colores como son rosas, rojos, naranjas, amarillos o blancos.

Una de las ventajas que ofrecen los crisantemos es que tiene una floración tardía. No florece hasta noviembre, por lo que nos ayuda a que nuestro jardín se tiña de color cuando el resto de flores comienzan a desaparecer.

Los crisantemos tienen pocos cuidados. Uno de ellos es el de regarlos con regularidad si no llueve y quitar las flores que se van marchitando a medida que van apareciendo. Para regarlos correctamente, basta con tenerles la tierra siempre húmeda. No mojes su follaje para evitar la aparición de enfermedades como la roya o el moho.

Gardenias (Gardenia jasminoides)

La gardenia es una planta que sirve para el interior y que dispone de unas hojas blancas y carnosas que las hacen ser una de las plantas más bonitas. No sólo resalta por su vista, sino que también por su olor embriagador.

Estas plantas puede llegar a alcanzar un gran tamaño, teniendo flores de 10 cm de diámetro.

Para cuidar correctamente a la gardenia, se requiere de lugares donde no de la luz directamente y resguardarlas del frío cuando bajen las temperaturas en invierno. Para regarla, esta planta es algo delicada, puesto que si se riega de más, se marchitará. Es suficiente con dejarlas en un ambiente cuya humedad sea algo más alta.

Si tiene invitados y quiere impresionarlos con el aroma de la gardenia, puede cortar las hojas e introducirlas en un jarrón. De esta forma desprenderá un olor más intenso.

Gerberas (Gerbera jamesonii)

Estas plantas son mejores para los interiores y son muy utilizadas para los ramos de flores. Para que estas plantas puedan florecer correctamente necesitan de un buen mantillo y ser trasplantadas cada dos años en la época de primavera.

Las raíces de esta planta no soportan bien el exceso de agua, por lo que al regala debemos evitar encharcarla. Es importante agujerear el fondo de la maceta para que tenga buena transpiración y aireación. La temperatura idónea para las gerberas se encuentra entre los 18 y 24 grados. Nunca debe estar a menos de 13 grados. Para ello, es bueno colocarlas donde haya buena luz, pero no directa del sol.

El riego que requieren es moderado, pero regular. En primavera y verano se tiene que mantener el suelo húmedo y con un buen flujo de agua. Sin embargo, en la temporada de otoño e invierno, espera a que la tierra esté seca para volver a regarla.

Geranios (Geranium)

Los geranios son conocidos por su gran floración. No pueden faltar en ningún jardín que quiera ser atractivo. Los geranios son plantas de “acero”, esto es, ni enferman, ni proliferan y pueden soportar inviernos más fríos.

Para plantarlos se debe esperar a los meses de marzo y abril en las regiones de climas templados. Los geranios no requieren de poda, solamente quitar las flores marchitas en cuanto aparezcan. Las hojas amarillas son comunes en los geranios, pero debes eliminarlas a medida que aparezcan. Si hay gran cantidad de flores amarillentas quiere decir que lo estás regando con demasiada agua. Normalmente se espera a que el suelo este seco para volverse a regar.

Con esta selección de flores podrás decorar tu jardín e incluso tu interior de una forma elegante, vistosa y darle un toque más bonito a tu hogar.

 

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Flores

Germán Portillo

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *