Gerbera: ¿de interior o de exterior?

La gerbera es una planta que puiede estar en interior

La gerbera es una de las plantas con flor que más fácilmente podemos encontrar a la venta en los viveros, tiendas de jardinería y en los mercados locales, y con razón: esa es la estación en la que más bonita está, ya que es cuando sus flores brotan con fuerza y se abren, dejando al descubierto sus preciosos pétalos. Pero, debido a su origen tropical, es bueno preguntarse si es de interior o de exterior, puesto que si no correríamos el riesgo de perderla antes de tiempo.

Y es que si bien no es difícil de cuidar, sí que puede ser exigente cuando se cultiva en un lugar donde los inviernos son fríos, y aún más si se registran heladas. Por todo ello, vamos a explicar si la gerbera es de interior o de exterior.

¿Cuál es el clima ideal para la gerbera?

La gerbera es una planta que florece en verano

Independientemente de si vamos a tenerla en el exterior o en interior, es importante que sepamos cuál es el clima ideal de la gerbera. De este modo, podremos proporcionarle mejores cuidados, ya que si por ejemplo hace frío sabremos que tenemos que protegerla; o si por el contrario las temperaturas son cálidas (pero suaves) durante todo el año, podremos cultivarla al aire libre.

Por eso, antes de nada es conveniente saber que la gerbera pertenece a un género homónimo (Gerbera), el cual comprende unas 30 variedades, las cuales son originarias de África y de Asia central y tropical. La especie más cultivada es la Gerbera jamesonii, que es una planta originaria de Sudáfrica, en concreto de la región de Transvaal.

El clima que permite el crecimiento de esta flor es, por tanto, tropical. Con una temperatura anual promedio de 18ºC, no debe superar heladas, aunque sí que puede tolerar el frío. Las temperaturas extremas son de unos 30ºC de máxima durante el verano, y de unos 10ºC en invierno. Además, durante el periodo estival recibe lluvias gracias a las cuales puede crecer y florecer.

Y ahora que sabemos esto, vamos a ver si es de interior o de exterior.

¿La gerbera es de interior o de exterior?

Va a depender mucho del clima que haya en nuestra zona. Si por ejemplo en invierno las temperaturas bajan de los 0 grados, lo mejor será tenerla en casa; pero si no es el caso, entonces podrá estar fuera sin problema. Otra cosa que podemos hacer es tenerla en interior siempre y cuando podamos llevarla a una habitación en la que haya mucha claridad, puesto que de lo contrario no podrá crecer ni tampoco producir sus preciosas flores.

Como es una planta relativamente pequeña, es posible mantenerla en maceta durante toda su vida. Por eso, es especialmente recomendable tenerla en una si vivimos en una zona en la que hace frío, pues en cuanto bajen las temperaturas podremos meterla en casa. Una alternativa, si queremos disfrutarla en el jardín, es plantarla sin quitarle la maceta. Así, cuando llegue el momento podremos extraerla con facilidad, sin causarle daños.

¿Qué cuidados necesita?

Las gerberas son hierbas

Para terminar, si quieres saber cómo se cuida la gerbera, aquí tienes una guía de cuidados que debes proporcionarle para que mantenerla durante años:

Ubicación

  • Exterior: si vas a tenerla fuera, es importante que la pongas en una zona soleada, donde reciba al menos 4 horas de luz directa.
  • Interior: en casa, has de colocarla en una habitación en la que haya mucha claridad, como por ejemplo, cerca de una ventana. Pero eso sí, no la pongas justo delante de esta ya que se podría quemar. Asimismo, debes de acordarte de rotar un poco la maceta todos los días para que todas las partes de la gerbera reciban la misma cantidad de luz.

Tierra o sustrato

La gerbera necesita tierra rica en materia orgánica y ligera. Si se planta en una pesada, que se encharca con facilidad, las raíces van a sufrir daños. Por este motivo, si vas a plantarla en el jardín debes asegurarte primero de que la tierra drena rápido el agua, haciendo un agujero de unos 40 x 40 centímetros y llenándolo de agua. En caso de que tarde más de media hora en absorberla, tendrás que rellenarlo con una mezcla de turba y perlita a partes iguales.

Por otro lado, si va a estar en maceta, puedes ponerle sustrato universal de marcas conocidas, como Flower, Boom Nutrients, o BioBizz. Pinchando en los enlaces podrás comprar el que quieras.

Riego

¿Cada cuánto hay que regar a la gerbera? En general, se hará cada 5 o 6 días durante el invierno, y cada 2 o 3 días en verano. Pero ojo: esto dependerá mucho del clima de la zona, y es que cuanto más altas sean las temperaturas y menos llueva, más habrá que regar.

Echaremos el agua a la tierra hasta que la veamos empapada. Si está en maceta, lo haremos hasta que salga por los orificios de drenaje de la misma. Y además, se aconseja regar por la tarde, especialmente en verano, para que la planta pueda aprovechar mejor el agua.

Abonado

Es recomendable abonar a la gerbera en primavera y en verano. Así tendrá una mejor salud. Para ello, se puede usar abonos o fertilizantes líquidos, como el guano o uno específico para plantas con flor. Siguiendo las instrucciones de uso, conseguiremos que esté preciosa.

¿Dónde comprar gerbera?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.