Grama dorada (Lamarckia aurea)

ramas de espigas que nacen en caminos

La Lamarckia aurea pertenece a la flora regional, ofreciendo a la mirada del visitante una suave visión de espigas doradas naciendo de las piedras y es que la zona mediterránea muestra una increíble belleza que muchas veces se aprecia por el contraste de su paisaje.

Esta planta que en muchos casos puede ser considerada simplemente maleza, encierra en sí misma toda la belleza y atractivo que siempre han tenido las espigas. Invitan a sentir su suavidad totalmente opuesta al terreno áspero y árido que la rodea, siendo un invaluable recurso para el paisajismo y el ornato en la jardinería.

Origen

ramas de espigas que nacen en caminos

La Lamarckia aurea es una planta del género monotípico de las herbáceas de la familia de las poáceas. Está planta pertenece a la única especie hasta ahora conocida y es originaria de las costas del mar mediterráneo hasta Pakistán. Debe su nombre al zoólogo y botánico francés Jean Baptiste de Lamarck, poniéndola el nombre en su honor.

El epíteto aurea se debe al tono dorado de las espigas en una de sus etapas de desarrollo. Los nombres comunes con los que se conoce esta hierba son cepillitos, grama aurea, cepillos, rabo de cordero, rasposos o raspajos y grama dorada. A pesar de ser originaria del área mediterránea se está propagando con un buen nivel de aceptación por otras zonas del mundo, con suelos idóneos para aceptar la humilde espiga dorada que se ha convertido en un interesante elemento del paisajismo.

Cultivo, usos y cuidados

Esta planta está muy difundida por la península Ibérica,  las Baleares y la zona euroasiática. Nace fácilmente en lugares rocosos con tendencia calcícola y es que debido a su naturaleza silvestre es resistente a los terrenos pedregosos y hostiles, por lo que no tiene ninguna dificultad para su desarrollo. Nace por la semilla que produce y tiene en abundancia y no necesita de mayores cuidados por lo que es muy común encontrarla en las zonas áridas.

No es una planta que requiere de abundante agua, por lo que no es necesario regarla con regularidad, de hecho, soporta muy bien la sequía, aunque por otro lado no es resistente a los climas fríos por su misma naturaleza. Además, no contrae plagas u hongos con facilidad. Si se va a plantar en primavera no hay ningún problema en sembrar las semillas directamente en el terreno seleccionado. Si se siembran en invierno, se debe hacer en viveros para evitar que mueran.

El uso que se le da a esta planta es limitado. Muchas veces es utilizada como alimento de rebaños de cabras u ovejas. En la jardinería moderna y el paisajismo se le ha otorgado una interesante función por suavizar los paisajes duros de piedras con la hermosa apariencia de sus espigas.

Esto la hace muy útil para recrear ambientes naturales en jardines particulares y hoteles turísticos. Actualmente también se encuentra muy difundida por Estados Unidos donde es relativamente fácil encontrarla desde Texas hasta California. Esta planta es muy popular en zonas con terrenos áridos, ofreciendo una apariencia del paisaje autóctona y armoniosa. Sin duda, embellece los paisajes en los que apenas crece vegetación, por lo que es muy apreciada.

espigas que se encuentran en caminos, pastizales y zonas de piedras

Características descriptivas de la Lamarckia aurea

Esta es una hierba anual de lígula membranosa y con hojas verdes y largas de dos a seis cm de largo. La hoja es suave al tacto y tiene un color verde pálido. Posee unas variadas vainas algo hinchadas de márgenes libres. Las flores o inflorescencias son muy llamativas, ya que se manifiestan como una panícula densa unilateral con pequeñas espigas largas en grupos de tres o cinco, comprimidas lateralmente y que llegan a su esplendor entre abril y mayo.

La planta tiene varias dísticas y obovadas con un superior fértil, una hermafrodita y una flor estéril. La fértil tiene un lema membranoso con nervios y aristado. Es de ovario glabro y el fruto es de característica oblonga y la altura de la hierba no es mayor a los 20 cm y las flores son de apariencia muy densa, naciendo incluso de rocas y suelos raquíticos y erosionados. El color de la flor pasa por el verde y dorado hasta alcanzar tonos violáceos.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.