¿Cómo tener unas plantas perfectas con guano de murciélago?

Guano de murciélago

Imagen – Notasdehumo.com

Desde mucho antes de que los abonos sintéticos comenzaran a venderse de manera masiva en los viveros y centros de jardinería, los agricultores y jardineros cuidaban sus plantas única y exclusivamente con productos naturales. Y no les debía de ir nada mal, sobretodo cuando usaban guano de murciélago.

Con él, todos los cultivos tenían todo lo que necesitaban, y claro, tenían un crecimiento y un desarrollo envidiables. Afortunadamente, parece que poco a poco vamos volviendo a utilizar cosas naturales, y este fertilizante vuelve a ocupar su espacio en la estantería. Pero, ¿qué es lo que hace que sea tan eficaz?

¿Qué es el guano?

Murciélago adulto

Los murciélagos son mamíferos que viven en cuevas, en tejados de casas antiguas y en aquellos lugares donde pueden refugiarse del sol y de las inclemencias del tiempo. Con el transcurso de los días, en la parte inferior de sus hogares se termina acumulando cantidades masivas de excrementos. A este compuesto de heces se le denomina guano, que es un potente fertilizante para las plantas.

Los nutrientes que contiene varían dependiendo de lo que haya ingerido el animal y de la antigüedad misma de los excrementos. Los desechos más antiguos procedentes de animales que han comido sobretodo insectos tienen un alto contenido en nitrógeno, mientras que los que proceden de aquellos que han ingerido sobretodo fruta contienen más cantidad de fósforo. Pero no sólo contienen estos dos nutrientes esenciales.

El guano de murciélago está compuesto además por potasio, aminoácidos, microelementos, y también hongos, bacterias y actinomicetos que tienen efectos muy beneficiosos sobre el suelo y sobre el sistema radicular de las plantas, manteniéndolos protegidos de aquellos microorganismos que causan enfermedades. Y por si esto te parece poco, debes saber que estabiliza el pH de la tierra y de los sustratos, y mejora la retención de agua.

¿Cómo se utiliza?

El abono guano en polvo

Hoy en día es fácil encontrarlo a la venta, ya sea en forma de polvo o líquido. El primero es ideal para aplicar directamente en la tierra, mientras que el segundo es idóneo para las macetas. Como es tan rico en nutrientes, basta echar una muy pequeña cantidad cada vez. Por lo general, son suficientes dos o tres cucharadas para un recipiente de siete litros, pero esta cantidad puede llegar a ser mayor si son plantas grandes que están en el jardín.

Siempre hay que leer la etiqueta del envase y seguir sus indicaciones pues, aunque sea un producto natural, si nos pasamos con la dosis podrían surgir problemas.

¿Habías oído hablar del guano de murciélago?

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Jardinería

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *