Hortensia blanca: cuidados

hortensias blancas cuidados

Una de las plantas más bonitas que hay en el reino vegetal son las hortensias, pero, como sabrás, estas pueden ser de múltiples colores. La hortensia blanca es una de las más bonitas, que no se ve fácilmente, ya que habitualmente son las rosas las más conocidas. Pero, si quieres tener una hortensia blanca, los cuidados que debes proporcionarle son muy importantes.

A continuación te ayudamos a tener una hortensia blanca y a que conozcas cuáles son los cuidados que necesita para que te dure perfecta muchos años.

Hortensia blanca, ¿cuáles son las mejores?

Hortensia blanca, ¿cuáles son las mejores?

Dentro de las hortensias, hay muchas especies diferentes. Pero en el caso de las hortensias blancas, debemos destacar cuatro tipos:

  • La Hydrangea arborescens ‘Annabelle’. Es una de las más resistentes y puede alcanzar fácilmente los dos metros de altura.
  • Macrophylla. Esta es un poco más pequeña, en torno a metro y medio.
  • Hydrangea arborescens. Se caracteriza por tener unas flores grandes, de color blanco crema, pero, cuando el ejemplar es joven y es la primera vez que florece, sus flores son verde claro.
  • Oakleaf hydrangeas. Es aún más resistente que las anteriores, y tolera tanto el calor como el frío.

Todas estas hortensias son blancas, y algunas son más resistentes que otras según el clima y la ubicación en que uno se encuentre.

Cuidados de la hortensia blanca

Cuidados de la hortensia blanca

Si quieres tener en casa una hortensia blanca y que esta no acabe con las flores cambiadas de color o que se vean marchitas, los cuidados que debes proporcionarle son los siguientes:

Ubicación

La hortensia blanca, como cualquier otro tipo de hortensia, prefiere estar en semisombra. De hecho, con que le dé el sol de la mañana y el de la tarde (es decir, el amanecer y el atardecer) es más que suficiente.

El motivo por el que no es bueno que esté en pleno sol es porque es bastante delicada y sus flores podrían quemarse si tiene demasiada luz solar. Pero necesita del sol para estar bien. Eso sí, notarás que tiene demasiado sol si ves que las hojas y flores empiezan a ponerse amarillentas (y pierde el color blanco característico).

Temperatura

Dependiendo de la especie de hortensia blanca que tengas podrás tener una mayor o menor temperatura. Por ejemplo, la última de la que te hemos hablado, la Oakleaf hydrangeas es muy resistente a temperaturas altas y a las bajas, con lo que puede ser una opción para el clima mediterráneo.

Otras especies, cuando se superan los 20 grados pueden dejar de florecer.

Tierra

Para que tu hortensia sea blanca es necesario que le proporciones una tierra con un pH de 8.0. Si baja un poco de esa acidez, entonces irá cambiando el color de las flores, por eso hay que tenerlo muy en cuenta.

Puedes tenerla tanto en maceta como en el jardín, pero siempre con espacio suficiente para crecer. Ten en cuenta que hablamos de una planta de rápido crecimiento y además bastante grande, con lo que será habitual que debas cambiarla de maceta cada poco tiempo.

Riego

riego de la hortensia

Al contrario que otras hortensias, se dice que la de color blanco no necesita tanta agua como las demás.

En verano hay que ser generoso con el riego, para ayudar a que la planta tenga todos los nutrientes, pero en invierno se debe moderar mucho el riego y no hacerlo al menos hasta que se vea que tiene el suelo húmedo pero no encharcado (más bien que esté mojado levemente).

Para que te hagas una idea, si dicen que con el resto de hortensias hay que regar en verano a diario, en el caso de la hortensia blanca es mejor hacerlo día sí, día no, salvo que haya una temperatura muy elevada. Y en invierno es posible que con una vez cada dos semanas sea suficiente.

Ten en cuenta que, si riegas demasiado, las flores empezarán a amarillearse. En cuanto al agua de riego, que sea de lluvia o bien agua descalcificada (si le echas agua con cal puede volverse amarilla).

Abono

El abono debes usarlo siempre cuando la planta está en floración. El mejor es el líquido, ya que lo añades al agua y puedes darle nutrientes para que siga floreciendo y se vea bien. Pero cuidado con pasarse.

Poda

La poda de la hortensia ha de hacerse de forma mínima. Lo mejor es quitar solo las ramas y hojas que se vean deterioradas o enfermas, y dejar las demás tranquilas. Ahora bien, también es de las que crece muy rápido, por lo que a veces necesitarás de guías o cortar un poco para que los tallos se desarrollen más gruesos y soporten el peso de la planta.

Trasplante

En el caso de tener que trasplantarla, aprovecha los meses de primavera para hacerlo. Es una forma de evitar las heladas o el frío ya que esto puede hacer que se estropee bastante. Además, hay que revisar la acidez de la tierra para que esta tenga la necesaria para desarrollarse bien.

Plagas y enfermedades

Uno de los mayores problemas que tiene la hortensia blanca y de los cuidados a proporcionar, es mantenerla alejada de los pulgones. Estos son muy propensos a aparecer en la planta con lo que debes tener a mano un insecticida o un antipulgón para rociarla con él y evitar el problema.

Cuánto dura una hortensia

Finalmente, debes saber que estas plantas no duran para siempre. En una maceta, una hortensia llega a durar cuatro años si está bien cuidada y se le proporcionan todas sus necesidades.

En el caso de que esté plantada en el jardín, siempre que se le dé una tierra preparada y espacio de sobra para crecer, podría durarte muchos más años. Así que si te gustan las hortensias, y tienes jardín, podría ser aconsejable plantarla directamente allí.

Como ves, la hortensia blanca en cuidados no difiere mucho de otros tipos de colores, pero sí tiene algunas peculiaridades que, si las tienes en cuenta, puede hacer que mantenga ese blanco característico del ejemplar. ¿Has tenido o tienes algunas en casa? ¿Cómo se te da cuidarlas? ¿Hay algún truco que puedas proporcionarle a otros que quieren cuidar de estas plantas?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.