¿Por qué mi hortensia tiene las flores quemadas?

hortensias flores quemadas

Tener hortensias es algo habitual en muchas casas puesto que es una de las plantas más utilizadas en jardines e interiores y típica de España. Sin embargo, a menudo te puedes encontrar con hortensias con flores quemadas. Y eso no es bonito.

Pero, ¿sabes por qué ocurre? ¿Cuáles son los motivos por los que puedes encontrártelas así y cómo solucionarlo? A continuación te vamos a dar las claves para entender qué puede estar pasando y por qué tu hortensia acaba con las flores así. Y, ojo, porque también puede afectar a las hojas.

Motivos de las hortensias con flores quemadas

maceta de hortensias en el jardin

Como sabes, las hortensias en general no son plantas demasiado difíciles de cuidar. Pero sí tienen algunas peculiaridades a tener en cuenta que pueden hacer que tu planta esté mejor o peor. Y estas son las que pueden causar que tengas problemas con ellas, como el hecho de que aparezcan las flores quemadas.

¿Cuáles son los motivos? Te los contamos.

Iluminación excesiva

Por si no lo sabes, las hortensias son plantas a las que no les gusta el sol. Al menos no el sol directo. Ahora bien, eso no quiere decir que, si tienes una hortensia de muchos años, esta no la puedas tener en el jardín con horas de sol (todo depende de la adaptación de la planta).

En general, las hortensias son de sombra o de semisombra. Le encanta la luz, pero no soportan el sol directo, ni siquiera unos minutos u horas. Mucho menos si es en pleno verano y en las horas de más incidencia.

Cuando el sol les afecta, una de las consecuencias que tiene es el hecho de aparecer quemaduras. Estas se producen sobre todo en las hojas y en las flores y afean todo el aspecto de la planta.

La solución es sencilla, solo tendrías que cambiarla de sitio. De esta forma, no le daría el sol pero sí la luz necesaria para desarrollarse de manera adecuada.

Efecto espejo del agua

flores de hortensias

Otro motivo para tus hortensias con flores quemadas puede ser el agua. No, no nos referimos a que la riegues de más, que puede ser, sino que las gotas, bien del agua de riego, bien del rocío de la mañana, pueden crear un efecto lupa o espejo con el sol y provocar quemaduras en las flores y hojas.

Si eso pasa entonces tendrás que, primero, regar solo por la noche, en lugar de a primera hora de la mañana; y segundo, estar atento al rocío para agitarla un poco y que las gotas se caigan. Otra opción es pasarla a otro lugar donde tenga sombra completa, aunque dependiendo de la hortensia te demandará más luz o menos.

Cuidado con los hongos

A veces el quemado de flores y hojas en las hortensias puede venir como consecuencia de un hongo en la planta. Este se puede distinguir como pequeñas manchas blancas que se sitúan en las hojas (tanto en el haz como en el envés). Afecta sobre todo en primavera y verano, pero lo cierto es que depende del clima. Si es templado-cálido, podría afectarle durante todo el año.

En cuanto al tratamiento, lo mejor que se puede hacer es utilizar algún fungicida para tratar. Otra opción puede ser la de limpiar una a una con un paño húmedo con alcohol o similar, cada una de las hojas y flores. Es un gran trabajo, sobre todo si tu hortensia es grande, pero así puedes eliminar esos hongos.

Si ves que también están por la tierra, un cambio de sustrato puede ayudarla pero cuidado, porque si la hortensia está debilitada, el trasplante puede estresarla y, con ello, provocar que se enferme mucho más.

Exceso de nutrientes

Imagina que acabas de trasplantar a tu hortensia. Y además de haberle puesto sustrato nuevo decides abonarla. Eso supone una sobreexposición de nutrientes. Es decir, es como si la hubieras abonado de más y eso provoca un quemado de las hojas y las flores de las hortensias.

No solo puede ocurrir por ese motivo, sino que también se puede dar por pasarte con la dosis de fertilizante que uses, por abonar demasiado en el tiempo, o por hacerlo muy seguido.

La solución pasa por frenar el abonado. Sabemos que es necesario para que las plantas estén sanas. Pero todo en buena medida. No por abonar más vas a tener más flores y un mayor crecimiento de la hortensia.

Cuando esta es joven y acabas de comprarla, lo mejor es que abones poco, menos de la dosis del fabricante, hasta que se acostumbre a su nuevo hogar. Cuando veas que empieza a crecer por sí sola sabrás que ya está adaptada y ahí es cuando podrás iniciar el abonado siempre de menos.

Exceso de agua

hortensias azules

Por último, el exceso de agua también puede ser perjudicial para las hortensias, y uno de los motivos de las flores quemadas. Cuando se riega de más, la planta sufre. El problema es que muchos relacionan el que la planta se vea mustia a que necesita más agua, y acaban ahogándola cuando en realidad no necesitan eso.

En este caso, cuando te pasas con el agua puede provocar que haya una proliferación de hongos, y eso afecta negativamente tanto al cepellón como a la propia planta.

Si la coges a tiempo puedes salvarla haciendo un trasplante de urgencia (quitar toda la tierra empapada y ponerle sustrato seco para intentar frenar la humedad excesiva). Eso sí, puede sufrir bastante y que no lo logres, pero al menos lo habrás intentado.

Realmente, las hortensias no son difíciles de cuidar. Hay quien tiene mejor mano y a quien le cuesta. Pero son plantas que casi se cuidan solas siempre que le cumplas con sus necesidades, sobre todo a nivel de riego y de iluminación. Si esos dos factores los tienen bien hechos, la planta al final se desarrollará de manera adecuada. Pero cuando las hortensias tienen flores quemadas es un aviso de que algo no va bien. Y no basta con cortar esas flores y esperar que todo se solucione, puesto que has de saber el motivo. ¿Te ayudamos con tu caso particular?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.