Huerto orgánico

huerto organico

Cada vez son más las personas que tienen espacio en su hogar y deciden tener una vida algo más sostenible y ecológica. Para ello, uno de los procesos de autogestión y auto eficiencia se centra en la alimentación. Hoy vamos a hablar del huerto orgánico y como realizarlo en casa. Se trata de un huerto casero que busca el cultivo orgánico natural sin la necesidad de utilizar fertilizantes químicos para poder tener buenos recursos totalmente naturales.

En este artículo vamos a contarte todo lo que debes saber, características y cómo crear el huerto orgánico.

Características principales

huerto urbano

Para este tipo de muertos no hace falta demasiado espacio, por lo que puede ser de una terraza buen un pedazo pequeño de tierra. Para personas que sí disponen de más espacio pueden permitirse una mayor cantidad de cultivos. Sin embargo, no hace falta una gran inversión para poder armar una versión propia del huerto orgánico. Tan sólo hace falta algo de información inicial y dar los primeros pasos para realizar tareas de siembra y cosecha.

Lo primero de todo es contar con un terreno que no tiene que ser demasiado amplio. Tan sólo hace falta más o menos unos 4-5 metros cuadrados para poder albergar algunos cultivos. Vamos a ver algunos de los aspectos que necesitamos para poder construir el muerto orgánico.

Materiales para el huerto orgánico

huerto organico en casa

Bancales

Basta con contar con algunos bancales para poder lograr unos buenos resultados. El secreto en este tipo de muertos no estar en tamaño, sino también el cuidado y el sistema que se van a instalar. Existen algunos aspectos fundamentales a tener en cuenta si queremos tener un buen éxito en los cultivos. Estos aspectos son los siguientes: la rotación de cultivos, el uso de abonos orgánicos y la asociación de plantas.

La tierra

Hay que tener en cuenta la preparación del terreno para los cultivos que se va mantener. Basta con que se limpie terreno y se quitan las malezas, piedras y vidrios para establecer los bancales. Es recomendable que exista un margen de entre aproximadamente unos 30-40 centímetros entre ellos. De esta forma, a la hora de realizan tareas de mantenimiento de los cultivos podemos caminar entre ellos de forma estable.

Los expertos en el huerto orgánico aconsejan no mover mucho la tierra, sino simplemente integrar los terrones en el suelo natural y emparejar la zona con un rastrillo.

Abono

Una vez hemos arreglado los otros aspectos, ahora toca el abono. Ya podemos tener las condiciones necesarias para sembrar aunque debemos considerar algunos aspectos. Estos aspectos son los que marcan diferencias entre buenos resultados o no. Uno de ellos es el uso de abonos orgánicos para poder enriquecer la tierra. De aquí procede el nombre del huerto orgánico.

Un buen abono orgánico puede ser creado por ti mismo/o restos orgánicos como son las cáscaras de huevo, restos de patata, de estiércol, cenizas, restos de fruta, etc. Para ello, se necesita una zona donde crear el compost. Puede escoger los desperdicios, echarles agua y cubrió con un plástico para que fermente. Una vez hayas fermentado los podemos echar en la huerta. También se puede realizar compost natural con restos vegetales para poder abonar la tierra.

Siembra en el huerto orgánico

Una vez tenemos los requisitos básicos vamos a entrar de lleno en la etapa de la siembra de los cultivos. Es un proceso sencillo pero tiene algunos matices que marcan diferencias. Lo primero es pensar en que cultivos vamos a tener. Se pueden tener habas, coliflor, remolacha, cebolla o lechuga, entre otros. Existe gran variedad de cultivos que puede crecer el huerto orgánico. Hay que saber elegir el calendario de siembra local para saber cuándo sembrar en este momento y más adelante. A grandes rasgos debemos preparar el huerto orgánico según la estación del año y según la utilización de los invernaderos. Se sabemos mezclar bien las opciones son infinitas.

Al momento de sembrar hay algunas alternativas. Lo primero es por almácigos o en forma directa echando la semilla sobre la tierra. Si realizamos bien la siembra directa suelen crecer muchas plantas en el mismo sitio, por lo cual pueden llegar a competir entre ellas por el espacio y los nutrientes. Una forma de selección puede ser escoger aquellas plantas más vigorosas y arrancar las que han que han crecido menos.

Estas tareas de mantenimiento se deben realizar aproximadamente al mes y se conoce como aclareo. Si elegimos sembrar nuestros cultivos a través de la técnica de almácigos, es conveniente colocar la tierra en recipientes más pequeños y tan sólo introducir unas pocas semillas. Son muchas las personas que emplean cajas de huevos que son completamente biodegradables para realizar estas siembras. También se puede utilizar los cilindros de los rollos de papel higiénico o papel de cocina y colocarlos en la tierra. Una vez los colocamos mezclar hemos con humos o compost y un poco la arena o fibra de coco para que el suelo disponga de un buen drenaje.

Este es un aspecto a tener en cuenta. El drenaje del suelo es fundamental para evitar los encharcamientos. Tanto el agua de riego como de lluvia puede llegar a encharca del suelo si éste no tiene un buen drenaje que sea capaz de filtrar el agua en exceso.

Una vez tenemos todo preparado podemos probar a sembrar algunas semillas por recipiente y esperar a tener una planta pequeña pasados unos 30-45 días. En la fase de germinación y crecimiento la planta es más frágil, por lo que habrá que tener más controladas las cuestiones climáticas, de agua, la ubicación solar, etc.

Algunos consejos para el huerto orgánico

Algunos de los consejos que dan los expertos en este puerto orgánico es la asociación de los cultivos. Es decir, es ideal sembrar algunas plantas que de alguna manera se benefician entre ellas. Puede ser porque se complementan con los nutrientes que necesitan o porque algunas repelen los insectos que le molestan a otras. Algunos de los ejemplos es sembrar la remolacha y la zanahoria, la albahaca y el tomate, la lechuga, la espinaca y las charolas.

Otra idea que suelen dar es la de la rotación de los cultivos. Para que el suelo vaya descansando con el paso del tiempo, es mejor dejarlo descansar a cultivos que sea menos exigentes en cuestión de agua y nutrientes.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre huerto orgánico y como llevarlo a cabo.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.